Corriente Oceanica, lo que aún no sabes de este fenómeno de los oceanos.

Corriente oceánica, corriente formada por componentes horizontales y verticales del sistema de circulación de las aguas oceánicas, producida por la gravedad, la fricción del viento y la variación de la densidad del agua en diferentes partes del océano. Las corrientes oceánicas son similares a los vientos en la atmósfera, ya que transfieren cantidades significativas de calor de las áreas ecuatoriales de la Tierra a los polos y, por lo tanto, desempeñan un papel importante en la determinación de los climas de las regiones costeras. Además, las corrientes oceánicas y la circulación atmosférica se influencian mutuamente.

corriente oceánica y mas

¿Qué es la corriente Oceánica?

Las corrientes marinas o como también son conocidas, como corrientes oceánica, se les denomina así al movimiento masivos de agua de mar en una dirección específica, que se reproducen por diversos factores, incluidos el viento, las mareas y las diferencias de densidad (temperatura, salinidad, etc) de ambos cuerpos de agua. Estas tienen una gran influencia en la temperatura de la Tierra, como el cálido Golfo de México, el calentamiento en la costa del Mar del Norte o el frío en Labrador, desde Terranova hasta la costa oeste de los Estados Unidos.

Te Recomiendo Tambien...

La circulación general de los océanos define el movimiento medio del agua del mar, que como la atmósfera, esta también sigue un patrón específico. Los superpuestos a este patrón son las oscilaciones de mareas y olas, que no se consideran parte de la circulación general del agua de los océanos.

En los cuales podemos observar otros factores como la existencia también de meandros y remolinos que representan variaciones temporales de la circulación general. El patrón de circulación oceánica intercambia agua de varias características, como la temperatura y la salinidad, dentro de la red interconectada de los océanos y es una parte importante de los flujos de calor y agua dulce del clima global.

Por lo general, se entiende que el término “corrientes oceánicas” se refiere a los flujos de agua en la superficie del océano y del mar en todo su esplendor (como se muestra en el mapa de la corriente), mientras que las corrientes submarinas no son sino movimientos de compensación de las corrientes superficiales. Esto significa que si en la superficie del agua, corre de este a oeste en la zona intertropical (por la inercia hacia fuera debido al movimiento de la rotación de la tierra, que es de oeste a este) hacia el océano, el agua se moverá después de este movimiento de rotación de oeste a este.

Sin embargo, se debe tener en consideración que el agua en el lecho marino se mueve a la misma velocidad y dirección que el fondo, es decir, a la misma velocidad y dirección en que la superficie de la tierra está debajo del agua de mar. En el lecho marino, hay una gran presión en el agua que hace que una temperatura uniforme de estas aguas alcance los 4ºC, que es cuando el agua alcanza su máxima densidad.

Como es evidente, no habrá un desplazamiento mayor relativo entre el lecho marino y el agua que lo cubre, esto es debido a que en el fondo del mar en el océano, tanto las partes terrestres como las oceánicas se mueven a la misma velocidad. La excepción se presenta en las corrientes frías de la zona intertropical debido a la aparición de agua fría desde el fondo submarino.

Te Recomiendo Tambien...

El movimiento de compensación de las corrientes oceánicas se producen no sólo entre la superficie y el fondo del mar, sino también en la superficie a diferencia de lo que ocurre en las corrientes que se originan en las costas occidentales de los continentes en la zona inter-tropical, después de un viaje de miles de kilómetros sobre alta mar no se vuelven cálidos sino hasta llegar a las costas orientales de los continentes (Asia, África, América).

corriente oceánica y mas

Origen

Desde algunas décadas se tiene conocimiento de que la estructura de las corrientes oceánicas a nivel mundial es bidimensional, con un movimiento horizontal en la superficie, donde el viento y, sobre todo, la inercia que es producida por la rotación de la Tierra, desempeñan un rol importante y con movimientos verticales, en los que la configuración del relieve del océano profundo y de las costas modifica los efectos de la rotación de la Tierra ene general, lo que crea una fuerza centrífuga que tiende a “elevar” el nivel del océano a lo largo de la circunferencia ecuatorial.

La corriente ecuatorial controlada por la inercia en la dirección opuesta a la rotación de la Tierra. El fondo del mar en el Atlántico y el Pacífico, el agua acompaña la litosfera en el movimiento de rotación terrestre y esto es posible, debido a la cantidad de presión que han de soportar las aguas de esta área geográfica.

Entre tanto al llegar a las costas occidentales de los continentes, el talud continental, que es un plano inclinado, funciona como una especie de “ascensor” para las aguas profundas, haciéndolas y creando lo que se llama la resurrección de aguas frías, que viene a causar una corriente, esta superficie una vez, caminando hacia Ecuador a lo largo de estas costas occidentales y alcanzar la zona ecuatorial son desviados por la fuerza centrífuga de la rotación de la Tierra para tomar la dirección opuesta a ella, tenían aguas profundas, es decir, del este al oeste.

corriente oceánica y mas

Así, originados en las costas occidentales, los continentes actuales tienen agua extremadamente fría y profunda: recuerde que las profundidades marinas están a una temperatura de 4 ° C, ya que esta temperatura es cuando alcanzan una mayor densidad.

En resumen, el patrón de circulación del agua de mar causado por una síntesis compleja de fuerzas que actúan de diferentes maneras y variables en el tiempo y el espacio, la más importante de estas fuerzas: el movimiento de la rotación de la tierra y el poder centrífugo, está determinado por dicho movimiento, movimiento de la tierra, traslación y variaciones estacionales en la dirección de latitud y o causadas por dicho movimiento.

Es por eso que la configuración del fondo marino, en términos de costos e impacto en la dirección de las corrientes, la absorción desigual y el transporte de calor a través de la radiación solar es absorbida por el agua de mar, la influencia mutua entre las corrientes y los vientos, el cambio en el nivel de agua de la superficie caliente debido a la marea, la desviación de corrientes debido al efecto de Coriolis (que, a su vez, también debido a los efectos de la rotación de la tierra), etc. (Ver Articulo Sobre: Las ondas gravitacionales).

Los vientos 

La creencia de que las corrientes oceánicas son causadas por los vientos es muy antigua, aunque incorrecta, esto debido a que los patrones de dirección del viento generalmente coinciden con las direcciones y trayectorias de las corrientes oceánicas, pero esa coincidencia es aparente. Lo que se define naturalmente, debido al hecho de que tanto los vientos como las corrientes marinas responden a las mismas razones causadas por las respuestas de dos fluidos (aguas marinas y aire atmosférico) a los movimientos de traslación y también de rotación de nuestro planeta.

corriente oceánica y mas

El ejemplo más claro de esta idea se puede ver en los vientos del monzón entre Asia y Océano Índico: estos poseen vientos estacionales que se extienden desde la India a Asia (es decir, de sur a norte) en la temporada de calor y de norte a sur en la estación fría, mientras que las corrientes de la La zona intertropical del Océano Índico se extiende de este a oeste durante todo el año.

Sin embargo, debe notarse un evento muy común que ocurre en las bandas donde los vientos occidentales (que son constantes o vientos planos) se mueven. Estos vientos pueden acelerar las olas a medida que se acercan a las costas orientales de países y continentes en latitudes medias.

Esta aceleración es producida por la rotación de la tierra en lugar de que las oscilaciones del viento generadas por las olas del mar se convierten en traslación cuando llegan a una playa, en donde la profundidad se reduce considerablemente. Es entonces cuando sucede lo que conocemos comúnmente como la cresta de la ola de mar avanza hacia la playa y cae sobre el agua que se mueve en la arena hacia el océano (llamada resaca).

Te Recomiendo Tambien...

La rotación terrestre y las corrientes oceánicas

En este sentido, los efectos de la rotación y traslación de la Tierra, son visibles en la dirección de las corrientes oceánicas, patrones observados en la dinámica atmosférica, el efecto Coriolis en los patrones de viento, especialmente, planetaria y dinámica fluvial, del agua fría del fondo del mar en las costas occidentales de los continentes, especialmente de los trópicos.

corriente oceánica y mas

También es responsable de la protuberancia que se puede observar en la linea ecuatorial en nuestro planeta y, es por este motivo hay una mayor área en el estrecho polar, pero probablemente ocurrió en los periodos de la historia geológica de nuestro planeta donde la temperatura era más alta, por lo que tenía una textura mucho más plástica y fácil de deformar.

El abultamiento ecuatorial de la litosfera o parte sólida de la tierra es significativo (el diámetro ecuatorial es aproximadamente 21 km más grande que el diámetro polar), pero la parte flotante (hidrosfera) es aún mayor, lo que significa que el diámetro polar de la superficie del mar sería significativamente menor que el ecuatorial y esto se debe al hecho de que la hidrosfera es una capa fluida y de menor densidad, de modo que la rotación de la fuerza centrífuga parece elevar el nivel del mar en los trópicos por encima del nivel que sería la ausencia de tal rotación.

Y en el caso de la atmósfera, la deformación es aún mayor, ya que en los trópicos, el límite superior de la troposfera es casi tres veces mayor que en las regiones polares que pueden ser detectadas por la nube de gran altitud de desarrollo vertical en esta área. Una consecuencia natural de estas ideas significa que la montaña más alta de nuestro planeta sería la cima de Huascarán, Perú o Chimborazo en Ecuador, si tomamos en cuenta la altura absoluta de esta montaña desde el centro de la tierra.

corriente oceánica y mas

La configuración de las costas 

Este factor de modificación de corrientes marítimas es extremadamente importante y determina diferencias considerables en la dirección y el camino de las corrientes (recordar que las corrientes se definen como las corrientes de la superficie del agua de los océanos, mares, de modo que cualquier trazado de camino puede influir estas corrientes).

Los casos más evidentes son en el sentido de la corriente ecuatorial del Océano Atlántico cuando alcanza la costa de Brasil y en la dirección de la corriente de Humboldt cuando es desviado hacia el Ecuador de la Tierra por la configuración de las costas occidentales de América del Sur. En el primer caso, el Norte La ecuatorial actual se divide en dos: una parte considerable se vuelve norte (digamos el 75%) porque el responsable de esa desviación (extremo este de Brasil) es cerca de 5 ° sur del ecuador terrestre.

La gran cantidad de agua caliente que se desvía en el noroeste es responsable de la gran cantidad de precipitación en Guayanas (cerca de 4,000 milímetros en promedio), en comparación con los actuales que son desviados en dirección al suroeste, transportando una precipitación media muy inferior (Digamos alrededor de 1500 mm) . Además, esa diferencia en el viraje de los alcances actuales ecuatoriales ocurrir durante las sequías extremadamente graves en el nordeste de Brasil, explicado por Josué de Castro en su libro Geopolítica del hambre como la razón para el desplazamiento de poblaciones enteras hacia el sur, huyendo de la sequía y del hambre.

corriente oceánica y mas

Y en el segundo caso, las aguas frías de la corriente de Humboldt que ocurren en las costas de Chile y Perú para subir allí por el movimiento de rotación de la Tierra son desviadas para aterrizar Ecuador por la curvatura de la costa de América del Sur.

Y esta aparición de aguas profundas a lo largo de la costa oeste de América del Sur da lugar a su clima desértico (el desierto de Atacama en Perú y Sechura, así como otras áreas costeras de Perú), por un lado, la presencia de un área rica en recursos pesqueros, no tanto debido a el frío del agua, pero debido a su apariencia, una gran cantidad de sustancias orgánicas en descomposición que de otro modo se hundirían en el fondo del océano, y forma un tipo de alimento para el fitoplancton (vegetación oceánica) directa e indirectamente para la fauna marina.

Vientos planetarios y corrientes oceánicas.

El efecto del viento sobre la intensidad, la duración y la dirección de las corrientes oceánicas es prácticamente inexistente. La dirección a menudo dirigida de las corrientes oceánicas y los vientos planetarios coinciden entre sí, debido a que ambos viajan por las mismas razones relacionadas con los movimientos de la tierra como planeta, especialmente el movimiento libre de la rotación de la Tierra.

corriente oceánica y mas

Mares Cerrados

En los grandes mares cerrados (o semicerrados), como el Mediterráneo, el Báltico, las Antillas, el Golfo de México y otros, las corrientes marinas reflejan claramente el efecto del movimiento de rotación de la Tierra y no la dirección de los vientos y que constituye una magnífica prueba de lo que fue señalado al principio sobre el origen de las corrientes oceánicas.

La diferencia más notable entre mares y océanos abiertos se observa que en el primero, es posible ver una corriente desplazando en una adaptación circular, como es lógico, la configuración de las costas, sin hacerle parecer casi ninguna superposición entre la dirección los vientos y dirección de las corrientes, mientras que en los océanos abiertos es posible comprobar algunas de las grandes coincidencias entre corrientes marinas y vientos constantes o planetarios. (Ver Articulo Sobre: La estructura del universo).

Pero en este último caso, la aparente superposición entre algunas corrientes y vientos planetarios no porque esos vientos mueven las corrientes oceánicas, sino que, por el contrario, los vientos planetarios (vientos alisios, vientos del oeste, etc.) son causados ​​por diferencias de presión atmosférica creada por dichas corrientes. Algunos ejemplos para demostrar claramente la idea de que son las corrientes oceánicas que determinan la dirección, las características y la trayectoria de los vientos planetarios y no al revés.

Corrientes marinas en el mar mediterráneo

El Mediterráneo y todas las aguas interiores de su cuenca (Adriático, Tirreno, Jónico, etc.) y el Mar Negro tienen una corriente de mar paralela a la costa sur hacia el oeste, y una corriente paralela hacia la costa norte hacia atrás, es decir, de este a oeste. Este flujo circular se indica en el mapa de corrientes oceánicas de 1943 mediante una extensión para ver la dirección indicada por algunas flechas negras.

corriente oceánica y mas

La razón de la dirección de la ronda actual depende del movimiento de la rotación de la Tierra y no de la dirección de los vientos que generalmente vienen del sudoeste (vientos del oeste) durante la mayor parte del año, pero también pueden soplar desde todas las direcciones, teniendo en cuenta la posición actual del centro de acción (ciclones y anticiclones).

Las corrientes marinas en el mar Báltico

Las corrientes oceánicas del mar Báltico, se distinguen por seguir exactamente el mismo patrón como en el Mar Mediterrá