El Sol y la vitamina D: Descubre la importancia y la manera de recibirlas

Así como en la Astrología muchos seres humanos se rigen por el comportamiento de los astros y aparición de la luna llena y sus estaciones para tomar decisiones en su vida y con su salud, el astro rey nos aporta también beneficios que complementan inclusive la alimentación y nuestra sustentación, por ello estudiaremos El Sol y la vitamina D que nos brinda energía y vitalidad.

El Sol y la vitamina D

¿Qué es la vitamina D?

En primer lugar conozcamos un poco acerca de lo que significa la Vitamina D en nuestras vidas y ara nuestros cuerpos. Empecemos explicando que la vitamina D es un nutriente que aporta el calcio necesario para los huesos y promueve el acondicionamiento óptimo para que los huesos absorban la cantidad justa para fortalecerlos y prevenir debilitamientos o rupturas a futuro.

Te Recomiendo Tambien...

Vitamina D

Explican algunos expertos en la materia de salud y estas propiedades, que aquellas personas que no consumen la suficiente cantidad de este nutriente podrían padecer trastornos como raquitismo y en adultos mayores se presenta un trastorno conocido como osteomalacia.

Además de esto, la vitamina D es requerida para el movimiento seguro de los músculos de todo el cuerpo, por ejemplo, los nervios ameritan este aporte vitamínico para transmitir información desde el cerebro hacia cada parte del cuerpo humano y combate cualquier conato de virus que intente entrar al organismo, es decir, trabajando como un escudo protector.

Explican los expertos nutricionistas que son muy pocos lo alimentos que aportan la vitamina D de manera natural, sin embargo, los que lo contienen son el pescado; entre ellos el atún y el salmón, mientras que en los derivados de la proteína animal están el hígado vacuno, la yema del huevo. También se incluyen algunos cereales para el desayuno, jugos de naranja, yogures, margarina y algunas bebidas con base en soja.

alimentos con vitamina D

Te Recomiendo Tambien...

Importancia de la Vitamina D en nuestras vidas

Las vitaminas son propiedades son necesarias para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, y esta vitamina D entra en el rango de las más completas, sin embargo, nuestro cuerpo no sintetiza con facilidad dicho nutriente. En este contexto describiremos la importancia para una calidad de vida al consumir de forma adecuada y frecuente:

El sol y sus beneficios

  • Es fundamental para tener huesos sanos y fuertes
  • Fortalece el sistema inmunitario y nos protege contra las hemorragias porque influye en el proceso de coagulación de la sangre
  • Nos garantiza un sistema nervioso saludable, porque influye en el sistema nervioso y la conexión con el muscular
  • Previene enfermedades óseas como las osteoporosis
  • Cuida los músculos mejorando su elasticidad
  • Previene las hemorragias
  • Mejora la salud y el aspecto de nuestra piel
  • Posee propiedades anti inflamatorias

vitamina D

La vitamina D es considerada por muchos como una hormona que se obtiene de los alimentos y es muy beneficiosa para el organismo.

Sin esta combinación de calcio y vitamina D los huesos no podrían tener la resistencia que debería, y como consecuencia pueden volverse frágiles y quebradizos y pueden llegar a romperse fácilmente. Sin esta vitamina, el individuo pierde la capacidad de moverse normalmente y con libertad y los virus , bacterias y otras enfermedades entran con facilidad.

Las personas que no cuentan en su organismo suficiente nivel de esta vitamina es porque no consumen la cantidad suficiente mediante los alimentos que mencionamos anteriormente, o porque no se exponen al sol de forma frecuente. El examen para determinar si tenemos en el cuerpo el nivel adecuado se llama prueba 25 OH (D), muestra de sangre que puede ser obtenida con pinchar el dedo.

El Sol y la vitamina D

En casos contrarios, la hipervitaminosis D o también conocida como la toxicidad de vitamina D puede ser posible y considerada como grave. Esto ocurre cuando se toman grandes cantidades de suplementos que contienen  dicho nutriente. El individuo que presenta esta eventualidad tienden a terminar con grandes cantidades de calcio en la sangre, situación que hace aparecer la hipercalcemia, que incluyen nauseas, vómito, poco apetito, micción frecuente, problemas con riñones y debilidad.

Para contrarrestar esta sobre dosis de vitamina D, lo primero es evaluar el tratamiento que la persona esté tomando al respecto de las cantidades de la vitamina y disminuirlo con la asesoría justa de un nutricionista o su médico particular. También indican los expertos en la materia que esto puede hacerse con fluidos intravenosos o medicamentos como los bisfosfonatos o corticosteroides.

La vitamina D requiere grasa para ser absorbida, lo que causa la mala absorción del nutriente, lo que en última instancia resulta en una deficiencia de la vitamina. Un caso curioso también se presenta en personas de piel oscura, que según los cálculos estadísticos han disminuido su capacidad de absorción a través de la exposición al sol al igual que las personas obesas por el exceso de grasa corporal que impide llegar al torrente sanguíneo.

El Sol y la vitamina D

Otros estudios revelan también que los bajos niveles de vitamina D incrementan el riesgo de que una persona sufra una muerte cardíaca súbita, accidente cardiovascular o insuficiencia cardíaca. La evidencia apunta a que esta vitamina juega un papel importante en la regulación de la presión arterial, así como en el daño en las arterias

El nivel normal debe estar alrededor de los 50ng/ml, por lo que los niveles que estén por debajo de los 30ng/mol(L) no son lo suficientemente altos para brindar una buena salud para los huesos. Muchas estadísticas muestran cifras alarmantes de inadecuados niveles de esta vitamina en el cuerpo, a pesar de alimentos fortificados y la cifra gira entorno al billón en el plano mundial.

El Sol y la vitamina D

Ahora bien, ya describimos lo que significa este nutriente en nuestro organismo y su vital importancia para un mejor funcionamiento, entonces entremos al tema central de este artículo desarrollando las características y beneficios del El Sol y la vitamina D, develando inclusive mitos o malas concepciones al respecto.

La vitamina D se produce cuando exponemos la piel directamente a los rayos del sol, por lo que la mayoría de las personas cumplen con este requerimiento del mencionado nutriente de esta forma natural, sin embargo es importante destacar que una persona no obtiene la vitamina si se encuentra en una habitación y recibe la luz del sol mediante alguna ventana, tampoco en días nublados.

Por otro lado, muchas personas cumplen también con las recomendaciones de usar protectores solares como cremas y aerosoles, en este caso el suplemento de la vitamina D está en los alimentos antes mencionados. Más adelante hablaremos de los perjuicios de una exposición exagerada al sol, que antes de obtener vitaminas ocasiona perjuicios.

Lo que normalmente no notamos por nuestras ocupaciones cotidianas, es que mientras nos encontramos fuera de casa, nadando, paseando o descansando en un jardín sentados en la grama ya estamos absorbiendo la vitamina D. Esto significa que pasar el tiempo bajo el sol, los rayos ultravioletas penetran en la piel causando que la síntesis de la vitamina ocurra.

La vitamina D extra permanece en el cuerpo y se almacena para ser utilizada luego. Se trata de una vitamina soluble en grasas que es capaz de ser almacenada en el tejido adiposo y en el hígado y entran en acción cuando considera que el organismo tiene los niveles bajos en este nutriente.

El Sol y la vitamina D

Al término de un día, cuánta Vitamina D produce la piel dependerá de muchos factores, entre los que mencionamos la época del año, la hora del día, la temporada,la pigmentación de la piel y la ubicación. En El Sol y la vitamina D explicamos que una de las razones más importantes por la que una persona debe consumir esta vitamina es por la salud del esqueleto y los dientes donde regula la cantidad de fosfato y calcio presente en el cuerpo que son necesarios para la reparación y desarrollo de los huesos.

Sin esta combinación de calcio y vitamina D los huesos no podrían tener la resistencia que debería, y como consecuencia pueden volverse frágiles y quebradizos y pueden llegar a romperse fácilmente. Sin esta vitamina, el individuo pierde la capacidad de moverse normalmente y con libertad y los virus , bacterias y otras enfermedades entran con facilidad.

Las personas que no cuentan en su organismo suficiente nivel de esta vitamina es porque no consumen la cantidad suficiente mediante los alimentos que mencionamos anteriormente, o porque no se exponen al sol de forma frecuente. El examen para determinar si tenemos en el cuerpo el nivel adecuado se llama prueba 25 OH (D), muestra de sangre que puede ser obtenida con pinchar el dedo.

El Sol y la vitamina D

El nivel normal debe estar alrededor de los 50ng/ml, por lo que los niveles que estén por debajo de los 30ng/mol(L) no son lo suficientemente altos para brindar una buena salud para los huesos . Muchas estadísticas muestran cifras alarmantes.

Todos somos influenciados por la cantidad de luz solar que recibimos al día y nuestro estado de ánimo se ve afectado, fuera de las emociones por otros factores relacionados con nuestro entorno y relaciones personales. Se tata de un fenómeno totalmente químico y físico. Cuando nos exponemos al sol, este aporta una cantidad buena de dicha vitamina.

Tal nutriente influye en las hormonas, específicamente en la producción de serotonina, pues esta en parte está condicionada por la luz solar. En los países de cuatro estaciones la llegada del otoño y el inverno significan menos horas de luz, los días son mas cortos y son mayormente grises y lluviosos y es aquí cuando entra en acción el Trastorno Afectivo Estacional, conocido también como depresión invernal causado por la insuficiencia de luz solar.

El Sol y la vitamina D

En esta parte del articulo que habla de El Sol y la vitamina D habla que el principal síntoma de la insuficiencia solar es una gran depresión y son muchos los científicos que aseguran que aumenta el riesgo de suicidios. Esto suma la aparición de tristeza, pérdida de energía y trastornos del sueño que mejoran cuando se acerca la primavera.

Esto quiere decir que la regulación corporal y el cambio hormonal está definitivamente marcada por la cantidad de luz solar que haya en el ambiente, pues, estimula la glándula pineal y la consecuente variación de la melatonina.

Suelen recomendar la fototerapia para tratar estos trastornos invernales y consiste en la exposición de la luz intensa en situaciones controladas. Cuando la luz entra en los ojos se estimula el área cerebral encargada de regular el reloj biológico, pero también regula la producción de melatonina que es vital para mantener nuestro buen humor y juventud.

Te Recomiendo Tambien...

El Sol y la vitamina D

Perjuicios de El Sol y la vitamina D

Como la primavera trae consigo los días de sol y buen tiempo, esto significa que comenzaremos a realizar actividades al aire libre, como paseos, idas a la playa, encuentros con amigos y juegos a la exposición del sol, etc, disponiendo nuestra piel a altas posibilidades de quemaduras. La radiación solar en primavera de por sí ya es lo suficientemente alta y eso significa que llegó el momento de comenzar a utilizar ciertos protectores con factor superior a 15 para evitar lesiones en la piel.

La piel se encuentra desprotegida liego de la temporada de invierno porque la concentración de melanina es muy baja, y esta es otra causa importante a tomar en cuenta para hacer  uso de protectores solares en zonas como la frente, los pómulos, los brazos o piernas.

El Sol y la vitamina D

Aunque objetenemos múltiples beneficios de El Sol y la vitamina D porque inclusive ayuda a mejorar el estado de ánimo, también debemos considerar neutralizar los daños que causan los rayos solares en la piel, como manchas, enrojecimientos, envejecimiento prematuro y melanomas .

Esto quiere decir que aunque el bloqueador solar ayuda a reducir el riesgo que una persona sufra de cáncer de piel, también se verá perjudicada la opción de obtener la vitamina en cuestión.

En El Sol y la vitamina D te contamos que en los últimos años, la teoría sobre si el sol es una fuente benéfica de vitamina D ha causado controversia entre médicos y científicos. Algunos afirman que la vitamina D producida por el cuerpo por la exposición a los rayos ultravioleta del sol pueden ayudar a prevenir cáncer de próstata, colon, mama y otros.

El Sol y la vitamina D

Se ha especulado que las personas están presentando un riesgo más grande de contraer las enfermedades anteriormente mencionadas debido a que los dermatólogos han inculcado el miedo en las personas a asolearse. Dado que la piel produce la vitamina D en respuesta a la luz ultravioleta, concluyen que la solución más sencilla a esta deficiencia es de 5 a diez minutos de exposición al sol sin protección.

En El Sol y la vitamina D se encuentra que la mayoría de los dermatólogos y médicos en esta especialidad han entrado en discusiones enérgicamente en contra de esta solución, ya que toda exposición a los rayos ultravioleta sin protección contribuye a la acumulación del daño en la piel, acelerando el envejecimiento y aumentando el riesgo de padecer cáncer.

El Sol y la vitamina D: ¿Cuales horas son ideales?

Cuando llega la hora de tomar el sol muchos son los que se preocupan por las recomendaciones y pautas básicas que deberían seguir para que su piel no se vea perjudicada por una mala exposición.

No es lo mismo tomar el sol con crema protectora que sin ella, como tampoco es lo mismo tomar el sol por la mañana que por la tarde. Tal y como opinan muchos dermatólogos y médicos especialistas en la materia lo mejor (aparte de evitar la exposición directa cuando caiga el sol de forma perpendicular a la persona) es tomar el sol por la mañana antes de las diez o después de las cuatro de la tarde.

Es importante tomar el sol con la piel libre de protección solar, como bien explicamos en anteriores párrafos, y ésto debe hacerse en horas de la mañana que representan las horas de mayor radiación solar. El tiempo estimado asciende a una media hora o cuarenta minutos.

El Sol y la vitamina D

Esto podría hacerse camino al trabajo, que en lugar de tomar el vehículo si tu lugar de trabajo no está lejos tomate tu tiempo para caminar tranquilamente, o si bien pudieras dedicarte a hacer un poco de ejercicio, entonces escoge cualquier parque o jardín cercano y reposa este tiempo recomendado exponiéndote al sol para que tu piel produzca la vitamina D necesaria.

El Sol y la vitamina D: Otros datos

No sólo para los huesos resulta beneficioso esta vitamina D, ya que si la persona posee alguna enfermedad autoinmune, cáncer, desequilibrio hormonal o problemas neurológicos, es importante mantener los niveles de este nutriente de forma óptima en el organismo y los estudios han demostrado que al tener el nivel recomendado reduce a la mitad el riesgo de padecer cáncer de mama.

En los últimos 20 años el sol ha pasado a ser nuestro enemigo, por lo que para protegernos de él nos han recomendado infinitos productos y cremas tanto en tiempos de sol como de lluvia, obsesión que no ayuda al individuo, pues además de colocar en la piel químicos en exceso como por ejemplo la oxybenzona, los casos de cáncer de piel no se han reducido sino todo lo contrario.

El sol y la vitamina D

Recomendaciones para El Sol y la vitamina D

Algunas de las recomendaciones para tomar el sol y no perjudicarse en el intento te las describiremos a continuación:

  • Después de un día de playa, normalmente nos duchamos con gel o jabón, pero resulta que la vitamina D se sintetiza en la superficie de la piel y tarda hasta 48 horas en ser absorbida. Si utilizamos estos productos, entonces tanto el químico como la vitamina D se desvanecen
  • Consume los alimentos recomendados con vitamina D. La exposición a la radiación solar incrementa los niveles de radicales libres en el cuerpo y para contrarrestarlos el cuerpo necesita más antioxidantes. Se debe entonces aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes como verduras y frutas típicas de la época de mayor sol, como las cerezas, frutos rojos, pimentones y zanahorias.

Vitamina D

  • Selecciona protectores solares de origen mineral y que no lleven componentes tóxicos. En El Sol y la vitamina D te explicamos que los especialista detallan dos tipo de filtros solares; unos son de síntesis química y aparecen en las etiquetas del producto, que actúan absorbiendo la radiación solar interfiriendo en el correcto funcionamiento del sistema hormonal. Mientras que los otros filtros son físicos o de pantalla, cuya sustancia mineral forma una película sobre la piel que actúa reflejando la luz solar.
  • Protégete con la ropa. Siempre creemos que sólo con el protector solar estamos protegidos durante todo el día. Lo más recomendable es utilizar la ropa como un escudo, es decir, podemos llevar ropa ligera y un sombrero, y de esta manera contrarrestamos los efectos maliciosos del sol.

En conclusión, la vitamina D siempre se ha considerado esencial para la mineralización de los huesos, pero en los últimos años se ha puesto especial atención a la vitamina D y el riesgo de padecimientos metabólicos, neoplásicos (cáncer) e inmunológicos como diábetes o esclerosis múltiples. Solo el 10% de este nutriente lo absorbemos en los alimentos mientras que el 90% proviene del sol.

Vitamina D y el Sol

El Sol y la vitamina D: Astro rey

Ahora entremos en el mundo de la Astronomía conociendo un poco qué es el Sol, ya que conocimos sus beneficios y el aporte de vitaminas que nos proporciona para un mejor funcionamiento en nuestras actividades cotidianas.

El Sol  se trata de una estrella tipo G o llamada comunalmente enana amarilla o estrella enana G que se encuentra en el centro del sistema solar y contribuye a la mayor fuente radiación electromagnética del sistema planetario. Es una bola esférica casi perfecta de plasma que sus tres cuartas partes de masa están compuestas por hidrógeno, otra parte de helio y el resto de oxígeno, carbono, neón y hierro.

El sol

Se formó hace aproximadamente 4600 años luego del colapso gravitacional de la materia dentro de la región de una gran nube molecular. La Tierra, y otros cuerpos como por ejemplo planetas, asteroides, meteoros, cometas entre otros, orbitan alrededor del sol. La energía del sol, en forma de luz solar sustenta a casi todas las formas de vida en la Tierra a través de la fotosíntesis y determina el clima de la Tierra y la metereología.

Aquí en El Sol y la vitamina D incluimos que es el astro con mayor brillo aparente y su vasto efecto sobre la Tierra  ha sido reconocido desde tiempos prehistóricos e inclusive calificado como una deidad. El movimiento de este astro alrededor de la tierra es la base del calendario solar que predomina actualmente.

No posee un límite definido y en sus partes externas su densidad disminuye exponencialmente al aumentar la distancia desde su centro.

Entre tanto, es un importante saber que  la luz solar es la cantidad de energía que el sol deposita por unidad de superficie y que es directamente expuesta. La luz solar en la superficie de la tierra es atenuada por la atmósfera, que filtra aproximadamente un 70% de radiación ultravioleta solar. Entre otras características de esta estrella es que es de color del sol es blanco, pero cuando se ubica en una zona baja del cielo, la dispersión atmosférica del sol tiene un color amarillento.

Heredó su composición química del medio estelar a través del cual se formó. El hidrógeno y el helio que lo componen fueron producidos por la nucleosíntesís del Big Bang mientras que los elementos más pesados se formaron por la nucleosíntesis estelar.

Aunque el borde o limbo del sol aparece bastante nítido en una fotografía o en la imagen solar proyectada  con un telescopio, se aprecia fácilmente que el brillo del disco solar disminuye hacia el borde. Este fenómeno de oscurecimiento del centro al limbo es consecuencia de que el sol es un cuerpo gaseoso con una temperatura que disminuye con la distancia al centro.

El Sol

La luz que se ve en el centro procede en la mayor parte de las capas inferiores de la fotosfera, mas caliente y por tanto mas luminosa. Al mirar hacia el limbo, la dirección visual del observador es casi tangente al borde del disco solar por lo que llega radiación procedente sobre todo de las capas superiores de la fotosfera, menos calientes, y emitiendo con menor intensidad que las capas profundas en la base de la fotosfera.

El Sol y la vitamina D te explica ahora en cuanto a la rotación del astro rey, y es que esta estrella está dividida en diferentes zonas y estratos teniendo cada una de ellas un movimiento y velocidad variable según la región específica. No obstante, haciendo una media, nuestra estrella rota sobre su eje cada 27 días.

En 1612, el astrónomo Galileo Galilei postuló la teoría sobre la rotación del sol observando las manchas en el disco solar, que se movían según pasaba el tiempo confirmando el movimiento sobre su eje el astro rey. Todavía hoy se estudia este hecho gracias a la observación y la actividad de dichas manchas.

El Sol y la vitamina D

La mayor parte de la energía utilizada por los seres vivos procede de El Sol, las plantas la absorben directamente y realizan la fotosíntesis, los herbívoros absorben indirectamente una pequeña cantidad de esta energía comiendo las plantas y los carnívoros la absorben indirectamente comiendo a los herbívoros.

La mayoría de las fuentes usadas por el hombre derivan indirectamente del Sol. Así pues, ya conociendo a través de El Sol y la vitamina D las propiedades y características de esta estrella color blanco y que aparenta ser amarillo y sus aportes a nuestra vida, comencemos de manera responsable a hacer uso de sus beneficios, con los 30 o 40 minutos expuestos al astro Rey que nos lleva de vida.

Dejame Tu Comentario