Forma de la Luna: Todo lo que debes saber sobre ella

Cada noche, todas las personas del mundo vemos a la Luna en lo más alto del cielo, a veces la vemos como un completo círculo, otras como un extraño arco y algunas veces ni la logramos observar, sin embargo, ¿cuál es la verdadera forma de la Luna y porqué cambia cada noche?

Forma de la Luna

¿Qué es la Luna?

La Luna es el único satélite natural que posee el Planeta Tierra, además es el 5to en tamaño de todo el Sistema Solar. Posee un diámetro en su ecuador de 3474 kilómetros. Es el único astro en que el ser humano ha logrado realizar un descenso tripulado, es decir, que es el único cuerpo que el hombre ha podido poner pie.

Te Recomiendo Tambien...

La luna tiene un ciclo de 28 días, y todas las noches aparece en lo más alto del firmamento, brillando por la luz que recibe del Sol y que esta refleja, sin embargo, muchas veces podemos observarla como una simple “C” o un arco, como un óvalo o a veces, como una esfera perfecta.

La teoría que parece estar más acertada sobre su origen sugiere que la Luna se produjo debido a una colisión de un objeto supermasivo con el planeta Tierra, lo que causó que una gran parte de su cuerpo saliera disparado a la atmósfera y al ser tan grande fue atraído por el campo gravitatorio de la Tierra, manteniendo lo dentro de su órbita y dándole una forma a la Luna casi circular.

forma-de-la-luna6

¿Cuál es la forma de la Luna?

La Luna siempre se ha observado desde la Tierra y por fotos con una forma de esfera completamente exacta, y esto no está muy alejado de la realidad. Sin embargo su forma no es completamente esférica, si no más parecida a un óvalo, pues es achatada en los polos, al igual que la Tierra, solo que un poco más pronunciada.

Siendo el satélite más grande del Sistema Solar en relación con su planeta y tener una rotación síncrona con la Tierra, La Luna posee un tamaño aproximado de tan solo un cuarto del tamaño de nuestro planeta hogar.

Sombras de la Luna 

Debido al movimiento rotatorio de nuestro satélite y de la Tierra, la forma de la Luna  puede verse afectada, pues según tanto abarque esta sombra, la luna puede ser de forma circular, de D o C, o incluso de forma de cuerno o cachos, lo que causa muchas veces intriga de cuál será la verdadera forma de la Luna y porqué cambia tan seguido. 

Te Recomiendo Tambien...

Además de la forma de la Luna, esta no es la única en ser afectada por esas sombras, pues gracias a ellas, el color de la Luna también puede verse modificado. 

formas de la luna

Desde el planeta Tierra, la Luna puede observarse de un color plateado intenso cuando se encuentra en Luna Llena, y algunas veces, en otras fases, es capaz notar un pequeño color amarillento. Sin embargo estos colores son causados tan solo por la reflexión del Sol con la superficie Lunar. En verdad, el color de la Luna es un color marrón grisáceo y no blanco ni plateado. 

La Luna en su mayoría de planicie tiene un color oscuro, acercándose al beige o al marrón, sin embargo estos tonos varían en la noche gracias a estas sombras, que no solo obstruyen la completa vista de la forma de la Luna si no que hacen parecer a nuestro satélite de un color blanco y pálido. 

Forma de Limón

Durante años ha existido un incansable debate sobre la forma exacta de la Luna, y debido a diferentes perspectivas, algunos han sido capaces de diferenciarla de una esfera perfecta a algo más diferente, pues sugieren que existe una pequeña deformación en sus extremos. 

Últimamente, un equipo de investigación astronómica de la Universidad de California en Santa Cruz, han estudiado a la Luna y su peculiar forma, y llegaron a la conclusión de que esta no era 100% esférica y que en realidad, la Luna podría tener una forma bastante similar a la de un Limón o una Lima.

forma-de-la-luna.4jpg

Origen de su forma

Hace millones y millones de años, se cree que el Planeta Tierra sufrió una gran y explosiva colisión con un cuerpo celeste del tamaño del planeta Marte. Esto causó que una gran parte de su superficie y corteza salieran disparadas fuera de su manto, sin embargo, este gran pedazo de Tierra, no fue capaz de abandonar la órbita o el campo gravitatorio de nuestro planeta.

La gravedad de la Luna y de la Tierra la mantuvieron rotando alrededor de su planeta a una velocidad increíblemente rápida y gracias a esto la corteza lunar se encontraba en temperaturas extremadamente altas.

Poco a poco, debido a su gran masa planetaria la gravedad se encargó de moldear a nuestro satélite con una forma muy parecida a una esfera, sin embargo, debido al poder de las mareas gravitacionales causadas por la fuerza que era ejercida sobre la Luna, esta no se calentaba de manera uniforme, lo que causó que algunas partes estuvieran presentaran sus mejores irregularidades, teniendo en cuenta que la Luna para ese momento era en  su gran parte líquida, pues sus compuestos estaban derretidos. 

forma-de-la-luna11

Se cree que estos hechos ocurrieron hace ya más de 4.400 millones de años, cuando nuestro Sistema Solar aún era primitivo, y la Luna se encontraba a muy poca distancia de nosotros, lo que la hacía girar extremadamente más rápido que ahora que se encuentra a 386.000 kilómetros, y por lo tanto, tenía una temperatura sumamente elevada.

Por supuesto, esta teoría es imposible de comprobar, sin embargo, se ha hecho el intento, comparando la composición de la superficie y el subsuelo terrestre con el Lunar y el del planeta Marte y los resultados favorecen a esta teoría, pues entre la Luna y la Tierra la composición es bastante similar, con mismos elementos  y a veces en la misma proporción, cosa que no sucedió con las muestras tomadas de Marte.

El extraño origen de la Luna: 

¿Por qué varía la forma de la Luna?

La forma de la Luna nunca varía, pues siempre es la misma. Para que sea capaz de volver a moldear su forma a otra debería estar más cerca de la Tierra, cosa que no sucederá ya que se aleja 3,8 cm de la órbita terrestre cada año, además, si esto sucediera, tardaría años en volver a tomar forma, la cual no sería muy diferente a la que tiene actualmente.

Lo que en realidad sucede es que la Luna es iluminada por luz solar, la cual, gracias a su albedo, su superficie es capaz de reflejar y no absorber en su mayoría, lo que la hace visible para nosotros en la Tierra.

forma-de-la-luna.2jpg

La Luna y el planeta Tierra están en constante movimiento, y a veces, la luz del Sol no llega a cubrir el 100% de la superficie lunar, lo que provoca que tan solo sea iluminada una pequeña parte dependiendo de su posición en relación con el Sol y la Tierra.

Este fenómeno es conocido como las fases lunares, o fases de la Luna, y consta de un ciclo de un poco menos de 28 días, lo que significa que la Luna vuelve a la misma posición en alrededor 27 días y 7 horas.

Fases de la Luna

Existen 6 posiciones o fases lunares, que van desde la Luna nueva, cuando no se observa ni un pequeño fragmento de la Luna, hasta la Luna Llena, donde se puede observar por completo la forma de limón de nuestro satélite.

Este fenómeno tiene su origen en la posición del Sol, la Luna y la Tierra y en el ángulo que la Luna recibe su la luz del Sol, de forma que su albedo de 0.12 sea capaz de reflejarla e iluminar las penumbras de cada noche en el planeta Tierra.

forma-de-la-luna7

Luna nueva

La Luna Nueva es la primera del Ciclo Lunar, también es conocida como novilunio o interlunio y se origina cuando la Luna está entre la Tierra y el Sol, por lo que tan sólo la parte no visible de la Luna es iluminada y la otra, la que sí es visible desde el plano terrestre, es puesta a contra luz y se oscurece, lo que hace parecer que simplemente ha desaparecido.

Es lo mismo que la llamada Luna Negra, pues simplemente esta sucede un poco antes, al momento de finalizar la lunación y normalmente tan solo muestra un  1% o 2% de la totalidad de la cara de nuestro satélite.

Sin embargo, para que se pueda producir este fenómeno es necesario que el Sol y la Tierra estén alineados en un ángulo aproximado a los 180° o 0°, formando prácticamente una línea casi perfecta, para así tapar el Sol con la Luna.

Esta fase puede durar desde 18 a 30 horas, dependiendo del mes del año, y luego de pasado este tiempo la Luna empezará a cambiar de fase a su próxima estación dentro del ciclo lunar.

forma-de-la-luna14

Antiguamente la Luna nueva no era tomada en cuenta dentro del mes lunar, ya que muchas culturas no sabían que ocurría con la Luna, sin embargo, usaban la siguiente estación para marcar el inicio de este mes hecho en base de la rotación lunar.

También, algo curioso de destacar es que durante las Lunas Nuevas es que se originan los famosos eclipses solares, aunque esto no sucede cada luna nueva debido a que la Luna y el Sol no están perfectamente alineados en un ángulo de 180°, lo cual es estrictamente necesario para que suceda. Simplemente están algo alineados lo que producirá que esté completamente oscura.

Luna Creciente o Luna nueva Visible.

Aquí, la forma de la Luna es dada la siguiente fase a la luna Nueva, y algo particular de la misma es que anteriormente era llamada Luna Nueva, debido a que marcaba el inicio del mes sinódico, es decir, del ciclo lunar.

Aparece después de 18 a 30 horas de la Luna nueva, en forma de un pequeño arco o una pequeña guadaña y su brillo es extrañamente singular gracias a que se encuentra de 0° a 45° delante del astro rey y muestra tan solo del 3% al 34% de su superficie. 

Hoy en día, en algunas religiones y sobre todo en el esoterismo de hechicería, encantos e incluso la astrología, la Luna nueva visible, aún marca el inicio de un ciclo simbolizando tiempos de incertidumbre, e inestabilidad que se deben superar con calma.

forma-de-la-luna9

Este hecho ocurre alrededor de un día después de haberse dado la primera fase lunar, y cambia debido a que la Luna con respecto al Sol, 13° diarios, en cambio, el Sol tan solo se desplaza 1° lo que hace que sus ciclos sean diferentes y que pocos días después, casi 2 o 3 días, el angulo de 180° que anteriormente se formaba, ya no sea de esta apertura.

A veces, debido al reflejo de la luz del Sol, es posible observar en esta fase, la luz cinérea, tipo de luz que hace que la parte oscura de la Luna sea visible de una manera sumamente tenue.

Se le reconoce con diferentes nombres, tales como, Luna nueva tradicional, Luna creciente o luna nueva visible.

Más sobre el cambio de la forma lunar:

Luna cuarto creciente

Esta es la tercera fase del ciclo de lunación, y es cuando la forma de la Luna viene a ser de una extraña D (Hemisferio Sur) o C (Hemisferio Norte).

Te Recomiendo Tambien...

Esta fase es denominada cuarto creciente, pues tan sólo es iluminada de un 35% un 65% de toda la superficie lunar que la Luna muestra a la Tierra. Se empieza a observar en su mayoría a finales de la tarde y a comienzos de la noche cuando la Luna, la Tierra y el Sol se encuentran a poco más de 45° a 90°.

Este fenómeno que otorga esta particular forma de la Luna comienza unos 3 días y medio luego de ponerse la Luna nueva y nace a media mañana siempre por el este y justo al atardecer esta se acuesta por el oeste.

forma-de-la-luna15

Esta fase puede observarse del lado derecho de la Luna, lo que la diferenciará de las otras fases que corresponden a la parte final del ciclo.

También es llamada la media luna o semi luna, ya que su forma parece estar picada a la mitad, pues la sombra cubre con una línea recta por el medio de la luna el restante.

En algunos mitos sobre la Luna, esta fase tiene una fuerte simbología sobre el cabello, pues la superstición dice que las personas no deben realizarse ningún tipo de corte o depilación cuando la forma de la luna sea esta, ya que crecerá más rápido pero será más débil. 

Luna gibosa creciente

Esta fase es la n° 4 de todo el ciclo sinódico o lunación, y se trata de justo antes de que el brillo de la Luna abarque toda su superficie y comúnmente nace a la mitad de la tarde y se oculta dos horas antes de que salga el Sol.  Su altura máxima es alcanzada ya cuando anochece y dura aproximadamente 9 horas con una iluminación del 66% al 96%. 

forma-de-la-luna

En el hemisferio norte se observa su curva por el lado izquierdo del satélite, y en el hemisferio Sur la curva se observa por el lado derecho y es cuando la Luna se encuentra desde los 90° a casi 135° con respecto al Sol. 

Gibosa proviene de la palabra Giba, que encuentra un sinónimo con Joroba, lo que se entiende que la forme de la Luna es como una especie de joroba durante esta fase. Nuestro satélite, al salir de la Luna cuarto creciente, en su sombra, pierde ese lado recto que tenía para hacerse más pequeña y que la parte iluminada forme una especie de curva o joroba dejando solo un pequeño arco o cuerno del satélite sin iluminar por el Sol. 

Luna Llena

La Luna llena es la fase lunar donde la forma de la Luna es iluminada en su totalidad, y se puede observar en lo más alto del firmamento su forma esferoidal con sus irregularidades en los polos que la hace parecer un limón. 

Este fenómeno ocurre cuando la Luna se encuentra a 0° en relación con el Sol y cuando el planeta Tierra toma la posición de la Luna en la primera fase del ciclo lunar, es decir, entre el Sol y nuestro satélite. 

La iluminación del Plenilunio, otro nombre por el cual es conocida,  es del 97% al 100% y es donde se hace posible la observación de algunos cráteres que tengan radiación dentro de los mares de la Luna. 

La forma de la luna llena se da luego de 14 días del novilunio, es decir, justo a la mitad del ciclo y dependiendo de la estación del año su aparición en el cielo puede variar entre las 5 y 8 de la noche, dependiendo también de la posición de la persona. 

forma-de-la-luna12

Esta fase es en donde suelen suceder los eclipses lunares, justo 14 días después de los eclipses del Sol, cuando los astros están perfectamente alineados en un angulo de 180° o 0° dependiendo de la fase hasta los 225°. 

Los fenómenos más conocidos que ocurren durante esta fase son el de la Luna Azul y el de la Luna de Sangre, donde en la última, la Luna se ve eclipsada por el Sol. 

Además, dentro de las creencias relacionadas con la Luna llena, se cree que desata la locura, la demencia y los malos hábitos, por lo que siempre se sugiere permanecer en casa durante una luna llena. 

La forma de la luna llena suele permanecer durante toda la noche, e incluso es posible verla en la mañana cuando el Sol ya se ha salido, sin embargo, como es obvio, no dura mucho si no solo las primeras horas de la mañana. 

Luna llena desde un telescopio:

Luna gibosa menguante

La luna gibosa menguante, precisamente, es la misma gibosa creciente, sin embargo, la diferencia de esta fase lunar es que aparece luego de la Luna llena, y no antes como la creciente.

Esto significa que es cuando la Luna procede a terminar su ciclo. Se encuentra dos fases antes de terminarlo e ir a la Luna oscura, aunque es el primer paso para lograrlo y comenzar el ciclo sinódico de nuevo. Deja observarse en un 96% a 66%.

La luna gibosa menguante se caracteriza por poseer esa forma cóncava o de joroba que tiene la gibosa creciente solo que en su fase decreciente o menguante, es decir, por el lado izquierdo en el hemisferio Norte y el derecho por el Sur .

Con relación al Sol, se la Luna se debe encontrar a unos 225° a 270° durante esta fase, disminuyendo cada vez más la iluminación total de la Luna.

forma-de-la-luna13

Luna cuarto menguante

Durante esta fase, la forma de la Luna tan solo se puede observar por la mitad, al igual que el cuarto creciente, solo que dependiendo del hemisferio en que se encuentre el observador se verá de un lado o de otro.

En este caso, si la persona se encuentra en el hemisferio Norte, verá la forma de la Luna como una D, y si el individuo observa a la Luna desde el hemisferio Sur, nuestro satélite tendrá forma de C. 

forma-de-la-luna16

Aquí, la Luna ha perdido la sombra cóncava que anteriormente poseía debido a la gibosa, y toma una forma de media luna menguante, es decir, que su iluminación se reduce cada vez más dejando visible tan solo de 65 a 35%. 

Esta Luna está posicionada a un ángulo aproximado entre los 270° y los 315°.

Luna menguante

La iluminación del Sol le da a la forma de la Luna una apariencia exactamente igual a la de una luna nueva visible o creciente. También es llamada luna creciente menguante o como Luna vieja. 

Es cuando está posicionada en puntos aproximados a los ángulos de 315° a 360° delante del Sol, y es precisamente, cuando la luz del Sol tan sólo llega a una pequeña zona dándole una forma de cuerno, arco o guadaña. 

Tan solo es posible observarla en las madrugadas, antes de que salga el Sol, y su punto más alto siempre es cuando está por aparecer el alba de la mañana. Su visibilidad varía entre el 34% y el 3%.

Ocupa el puesto #8 de todo el ciclo de lunación, y ocurre horas antes de que desaparezca la luna de nuevo para comenzar un nuevo ciclo, pues marca el final del mes lunar. 

forma-de-la-luna10

Luna Oscura

La Luna Oscura o Luna Negra se sitúa justo en el grado 0°, y es el final y a la vez el inicio de un nuevo mes lunar. Ocurre momentos antes de que surja la Luna nueva en el grado 1° y al igual que esta, como su nombre lo indica, el nivel de iluminación es de 0%. 

La Luna en esta fase de encuentra totalmente ausente, debido a estar justo al frente del Sol entre la Tierra y él.

Puede durar aproximadamente de un día a 3 días y medio, sin aparecer la Luna, sin embargo la Luna oscura tan solo abarca la mitad del tiempo anteriormente mencionado, ya que luego de él se tratará de la Luna Nueva verdadera que iniciará el nuevo ciclo lunar.

¿Cómo tiene el mismo tamaño que el Sol?

Curiosamente, desde el plano terrestre, al ver al cielo, es claro observar que la Luna y el Sol parecen tener un tamaño prácticamente exacto, y de hecho, durante los eclipses solares, muchas veces la Luna y el Sol encajan perfectamente. Sin embargo, todo el mundo sabe que el Sol es cientos de veces mucho más grande que la Tierra y que la Luna. 

Descubre más sobre las fases lunares: 

Esto sucede debido a una coincidencia de cálculos, pues el Sol tiene una proporción 400 veces más grande que la Luna y esta se separa de la Tierra a 386.000 kilómetros, el Sol se encuentra mucho más lejos, a unos 150 millones de kilómetros. 

Lo sorprendente es que estos 150 millones de km, se convierten en unos 389 veces la distancia de la Luna de la Tierra, lo que significa que las proporciones de distancia y tamaño se mantienen de manera espectacular, cosa que no sucede con los demás planetas y sus satélites y que hace que la Luna tenga un arco de visión de unos 30 min.

¿Por qué la forma de la Luna a veces es más grande?

La forma de la Luna no solo parece cambiar cuando surge una nueva fase, más bien, parece incluso parecer más grande que lo que realmente es o como se ve comúnmente en el cielo, y no solo sucede con la Luna, si no también con el astro rey, el Sol. 

Al mirar la Luna en diferentes horas, una justo cuando está saliendo y otra a la mitad de la noche se puede observar una clara diferencia de tamaño, sin embargo esto no es real, es una ilusión óptica llamada Ilusión Lunar. 

forma-de-la-luna5

Este fenómeno sucede cada vez que observamos cualquiera de los dos astros en el horizonte o cerca de él. Esto es debido a que al estar al nivel de los demás objetos de la civilización, y tener un campo de comparación entre ellos, la Luna o el Sol se ven miles de veces más grande, por que lo son. 

Existen varias explicaciones científicas para esto, sin embargo, ninguna es aceptada con total certeza, y aún hoy en día las mentes más brillantes de las agencias de exploración espacial se encuentran discutiendo sobre este tema, por lo que queda tan solo observar y disfrutar este hermoso espectáculo. 

Dejame Tu Comentario