Franklin Chang Díaz: Biografía, aportes, premios y mucho más

El mundo de Astronomía desde tiempos remotos ha escrito la historia de manera brillante, tanto con los infinitos descubrimientos, como con los viajes espaciales de astronautas de todas la nacionalidades. En esta oportunidad Franklin Chang Díaz nos narra su historia.

Franklin Chang Díaz

Franklin Chang Díaz y su historia en la Astronomía

En 1950, el 5 de abril en San José de Costa Rica nace Franklin Ramón Chang Díaz. Desde pequeño tuvo la visión de ser alguien con posibilidades de ir al espacio. Entre sis juegos estuvo hacer trajes con artículos de su ropero y de sus padres para armar un escenario espacial y con cajas y antenas colocadas en la cabeza hacía de astronauta con una misión.

Te Recomiendo Tambien...

Franklin de niño

Ya en la adolescencia, con dificultades académica, pocas buenas calificaciones, pudo destacarse por su habilidad en las matemáticas. Este fue un impulso, y recibe respaldo de profesores. En tercer año, debido a su mal rendimiento, el padre lo retiró del colegio y se puso a trabajar sin descanso, sin paseo.

En algunas de sus declaraciones, Franklin ha manifestado cierto repudio que pudio llegar a sentir por su padre, por haberlo puesto a trabajar desde tan pequeño en su taller mecánico. Inclusive en muchas oportunidades le hizo pasar vergüenzas al obligarlo a entregar motores y pasearse por las calles lleno de grasa y sucio por el trabajo.

Su padre fue el pilar fundamental en su formación como persona, como profesional. Se encargó de darle los conocimientos en cuestiones de trabajo, la disciplina le permitía concentrarse y fijarse sus metas propias fuera del cuidado de su madre para evitar consentimiento que lo limitaran.

Franklin de niño

Creció haciendo labores fuertes físicamente, como por ejemplo, construir carreteras, cargar concreto, bloques, usar carretillas, mezclar, y todo lo relacionado con las funciones de un obrero.

Te Recomiendo Tambien...

La enseñanza de su padre la calificó en un principio como grotesca y hasta incongruente, pero actualmente nada tiene que refutarle porque entendió lo que quería hacer su padre con su hijo, hacerlo un hombre de bien.

En muchas oportunidades, él mismo se preguntaba cómo quería ser astronauta si su rendimiento no era el más idóneo para el cumplimiento de sus aspiraciones, aún cuando su inteligencia con las matemáticas era insuperable. Ya cuanto llegó al 4to año tomó en serio todo aspecto en su vida, logrando sacar un bachillerato sin problemas y a los 18 cuando salió sabía que estaba alineado y sabía lo que quería.

Franklin Chang Díaz

En esa época inició labores en un banco en el que trabajaba un tío, y su función era cambiar dólares, encargado de la sección extranjera y manejar transacciones capitalistas.  En esos momentos tuvo sus primeros contactos con las computadoras. Fue uno de los primeros que aprendió a manejar rápidamente esos ordenadores, haciendo aún más eficiente su trabajo.

Ya finalizado su desempeño en ese banco, se propuso irse del país a los Estados Unidos pero no tenía el dinero completo para los pasajes. Su padre, una vez más salió en su ayuda y le dio el dinero, a pesar que su padre sabía que podía pasar días duros lejos de su hogar.

Era su primera vez de montarse en un avión, solo con su cabeza una meta trazada. No tenía dinero para regresar, sólo lo que iba a necesitar para su estadía los primeros días en ese país nuevo. Comenzó a sentir cierto miedo y hasta llegó a dudar de lo que había emprendido. Pero no tenía oportunidad de regresar, y asumía que la vergüenza iba a ser más grande al llegar a su casa de nuevo con la sensación de fracaso.

Comienzos

Sin hablar inglés, con ascendencia China, con incertidumbre y miedos, así fue Franklin Chang Díaz a iniciar una nueva etapa de su vida en Estados Unidos. Al llegar a Miami sintió confusión porque todos con quien se topaba hablaban español. La familia que lo recibió lo hizo con el mejor cariño y la más anhelada atención que requería Franklin en esos momentos difíciles.

Comienzo duro como todo latinoamericano en otro país

Este astronauta costarricense se considera a él mismo como un producto de la época de los años cincuenta, que califica como el momento más motivador y encantador para todos los niños debido a un importante acontecimiento que también marcó un hito en la historia de la Astronomía. Este fue el lanzamiento del primer satélite artificial impulsado por la Unión Soviética en el año 1957 de nombre Sputnik.

como estudiante

Para Franklin Chang Díaz, este acontecimiento encendió la llama de muchos inocentes de la época incluyéndolo a él, quien fue incorporando en su desarrollo estudios y lecturas relacionadas con el tema, hasta que logró concretar sus ideas y deseos profesionales en una carrera científica técnica que siguió en Costa Rica.

Terminó sus estudios secundarios y luego fue a los Estados Unidos a continuar la preparación y buscar la forma de convertirse en un Astronauta.

Cuando llegó a EEUU no hablaba el inglés, tuvo que aprender hablarlo de forma rápida. Se incorporó a una escuela pública durante un año para lograr aprender el idioma. Pero fuera de eso, todos los conocimientos de ciencia, matemática y física o química ya los tenía. Le permitieron entrar a la universidad.

Franklin Chang Díaz en sus comienzos

La universidad la cursó en el estado Conetticut en la estatal y ahí terminó los estudios de Ingeniería, nuclear, mecánica y trabajó mucho en laboratorio de física. Se fue formando en el ámbito de la física aplicada y todo lo relacionado. Franklin Chang Díaz ya tenía en mente de alguna manera que algún día podía ser importante en la carrera espacial.

Pensaba que la química del espacio es diferente de lo que era en las épocas de 60, 70 o los 80. Para él, hoy el espacio está siendo abierto por muchos países que ya se están involucrado en las actividades espaciales. Este infinito lugar se está convirtiendo en una plaza de trabajo, un negocio inclusive. Esa nueva química le ha dado apertura a muchos países y a muchas personas de otras nacionalidades.

Ha puesto como ejemplo a la China, La India, los países como Corea del Sur y varios otros que incursionan rápidamente con muy buena tecnología en esta materia.

Espacio exterior

Entrenamiento solo para los más aptos

Para Franklin Chang Díaz el entrenamiento de un astronauta es intenso, duro, no es extraordinariamente difícil, no es algo que no sea posible hacer, sólo se necesita dedicación y esfuerzo, según su apreciación. Para él como astronauta el aspecto que más le ha afectado en su vida profesional es la familia. Es parta de un individuo que se ve impactada considerando los prolongados períodos fuera del hogar.

El momento difícil inicia cuando la Nave Espacial despega. Para todo cosmonauta son los momentos más difíciles, considerando la cantidad de acontecimiento sen los que fallecen por causas externas y fallas que se presentan en los cohetes o en los mismos sistemas.

Son muchos los accidentes que han ocurrido tanto en naves espaciales en el despegue, como ya en órbita. De igual forma se presentan inconvenientes tanto en aparatos tripulados como las sondas que son enviadas por alguna misión específica. Esta situación, en los que se incluyen vidas, representa el momento más tenso y difícil para familiares.

En su primer viaje Franklin Chang Díaz en muchas declaraciones ha admitido que ha sentido nervio, angustia, desesperación inclusive que se ven reflejados en los registros médicos por las pulsaciones generadas y llevadas por el equipo correspondiente en Tierra. Ha sido la mezcla de lo que significa la esencia del ser humano que en momento como ese debe saber manejar la situación y ser frío, seguro de cada movimiento.

Todo ello se relaciona con el peligro al que se expone un cosmonauta en todo momento.

Astronauta

Sin embargo, Franklin Chang Díaz como astronauta ha sentido miedo pero calificado como controlado, por saber lo que está haciendo, conocer los balances de probabilidades de lo que puede ocurrir y es un riesgo que decide tomar. Una vez que la nave parte, todas esas cosas se olvidan porque no se tiene tiempo de pensar en el miedo. Debe existir concentración en el trabajo que se tiene en frente en ese mismo instante.

Franklin Chang Díaz ha vivido inconvenientes en cada misión

En todas las misiones, Franklin CHang Díaz ha presentado problemas. Por ejemplo en su primera misión tuvo muchos  desperfectos en la partida. Hubo seis intentos fallidos diferentes y no pudieron partir. En el séptimo intento se logro el despegue. Todo esto fue por fallas técnicas, tiempo atmosférico, lluvia, relámpagos. En el espacio hubo falla en los sistemas, en el cohete inclusive.

En su segundo vuelo presentó ciertos inconvenientes en el sistema de enfriamiento, que por poco les hace abortar el lanzamiento y la entrada en órbita y estuvieron a punto de aterrizar en África.

Franklin Chang Díaz

El espacio es para este astrónomo un ambiente extraordinariamente con belleza infinita y cautivador. El Planeta Tierra visto desde la cabina es es lo más sagrado que en su vida alguien puede apreciar. Hasta ahora, estos panoramas no han cansado a este astronauta, que califica de pacífico y quieto al planeta, resultando ser contradictorio el conocimiento que se tiene de éste, cuando se habla de guerras, pleitos, catástrofes, etc.

En una de sus declaraciones cuando asiste a conferencias en universidades y planteles educativos para llevar su mensaje como héroe de la patria, Franklin Chang Díaz manifiesta su gratitud por la vida e invita a la población joven a no incentivar las guerras ni peleas y fomentar la paz desde el núcleo de la familia.

Su mensaje viene relacionado con esa misma armonía que le proporciona la imagen de la Tierra desde la ventanilla de su cabina, donde el silencio y la tranquilidad que se escucha y que se observa no corresponde a lo que se ha convertido la humanidad, pero que con un granito que aporte cada individuo bastará.

Franklin Chang Díaz en conferencias

Estas experiencias son para Franklin Chang Díaz momento que le otorgan a su persona poder, grandeza, pero de igual modo le hacen sentir diminuto, como una partícula al observar la inmensidad del universo que continua expandiéndose años luz. El universo para él lo es todo, un vacío sin fin y en numerosas oportunidades en sus misiones se ha visto en medio de la nada pero en medio de todo también, haciendo teorías inexplicables.

Franklin Chang Díaz como astronauta en ninguna de sus misiones se ha topado con algo extraterrestre como para tener una historia que relatar o certificar la posible existencia de vida más allá de la Tierra. En una oportunidad solamente observó por unos veinte o treinta segundos un acontecimiento majestuoso que fue confirmado por científicos en la base.

Se trató en esa oportunidad de un eclipse solar, donde pudo ver la sombra de la luna cuando tapaba el sol en el océano.

Te Recomiendo Tambien...

Eclipse

En sus visitas al espacio exterior no se ha topado con algo extraterrestre pero si acontecimientos y eventos majestuoso. Pudo observar un eclipse donde se pudo ver la sombra de la Luna cuando tapaba el sol en el océano. Fue un efecto interesante por que se movían a velocidad alrededor de la Tierra y esto ocurrió en cuestión segundos.

Lo reportaron a Tierra y en efecto era un eclipse que estaba ocurriendo en ese preciso momento.

Cuenta la historia de este astronauta latinoamericano con raíces chinas que en una ocasión tuvo la oportunidad de compartir un viaje con el astronauta ruso de nombre Serguei Krikaliov, con quien tuvo ciertas diferencias, pero califica la experiencia bastante interesante por su nacionalidad y verse compartir actividades con un cosmonauta ruso.

Serguei astronomo ruso

Franklin Chang Díaz tuvo una infancia lleva de ilusión relacionada con el espacio exterior, y sus protagonistas fueron astronautas rusos, mencionando por ejemplo a Yuri Gagarin, entre otros no menos importantes. Esta razón lo llevó a ver en Serguei a un ser humano extraordinario, capacitado para tales actividades.

Serguei era un cosmonauta como muy pocos cuando entraba en órbita. Su actitud y comportamiento eran los propios de una perdona en la comodidad de su casa. Dentro de la nave  se desplazaba con propiedad y dominaba todos sus movimientos y cada acción que ejercía durante el cumplimiento de su misión.

En cuanto a la eterna competencia de Estados Unidos y la Unión Soviética por calificarse como los primeros en cualquier acontecimiento o programa relacionado con el campo de la Astronomía, Franklin Chang Díaz asegura que dichas escuela no poseen diferencias marcadas, pero en una época en uno de los tantos entrenamientos a los que ha sido sometido en Rusia, vivió una experiencia gratificante.

experiencia en rusia

Chang, en el proceso de entrenamiento en supervivencia fue preparado para construir una cabaña para mantenerse con vida el mayor tiempo posible.

Esta etapa del entrenamiento con técnicas de supervivencia, consiste en que sepa el individuo aplicar herramientas y poner en practica conocimientos para mantenerse con vida mientras los rescatan al término de su misión y que su caída haya coincidido con un invierno extremo como el de Rusia.

Franklin Chang Díaz previamente a esto tuvo la oportunidad también de compartir con indígenas estadounidenses quienes le enseñaron a construir estos titi, lo que le hizo mucho más llevadera la experiencia con los rusos.

En tiempo récord logró construir uno y ahora para las nuevas generaciones, los entrenamientos incluyen esta técnica que resulta bastante productiva para la conservación de la vida de los astronautas al caer a tierra al concluir alguna misión.

en la nieve

Las naves espaciales Soyuz de origen ruso no poseen muchos equipos de emergencia y supervivencia que ofrecerle al cosmonauta, y es por eso que resulta indispensable que el astronauta reciba este tipo de entrenamiento para aprender a ingeniárselas y resolver para sobrevivir mientras las fuerzas de rescate lo encuentran. El frío llega a ser uno de los problemas más serios para cualquiera.

Hace algún tiempo, la Nasa  hizo el anuncio de que frena toda colaboración con Rusia excepto con las operaciones de la Estación Espacial Internacional, debido a la crisis en Ucrania y las diferencias de Rusia. Tal decisión repercute en las exploraciones en el espacio, pero Franklin Chang Díaz ante esta posición fija su criterio asegurando que la Nasa ya no es un único jugador esencial.

Estación Espacial Internacional amplia sus horizontes

La Nasa sigue siendo uno importante pero no el único, la Estación Espacial Internacional tiene Rusia, Canada, países europeos, Japón y a Estados unidos, pero existen muchos jugadores, ya no es una situación tan binaria como antes. La ausencia o presencia de uno es relevante  pero no esencial . Por  lo que no existirá un impacto y debe existir alguna forma de resolver conflictos de este tipo operacionales.

Nasa

Existen otros países como China y la India que están convirtiéndose en potencias espaciales, que no están participando en el programa dela Estación Espacial Internacional. Eventualmente debe haber una colaboración más abierta y más brillante de los países.

Potencial latinoamericano según Franklin Chang Díaz

Extraordinario. La curva de aprendizaje es inclinada, elevada. Van aprendiendo bastante rápido y se convierten en generadores de conocimiento, teniendo capacidades como nación para entablar relaciones, presentar acuerdos, firmar pactos,por lo que se estima que el juego se hará mucho más interesante.

Se tiene como un componente importante es la presencia del sector privado que está entrando a este partido con sus propios dineros, no como contratista del gobierno sino que participa con su propia liquidez por ser el espacio exterior un negocio.

latinoamericanos en la Nasa

Proyecto de transporte con tecnología de punta

Franklin Chang Díaz se ha mantenido en contacto directo con la Nasa y demás instituciones donde laboran importantes expertos y científicos con la intención de perfeccionar una tecnología mediante su propia empresa que se fijó una misión ambiciosa como la de ir a Marte, pero no como primer objetivo.

Este proyecto podría llamarse revolucionario, que posiblemente podría cambiar todo el esquema. La tecnología que desarrolla actualmente su empresa es para su uso más cerca de la tierra. Existen muchos países y empresas que lanzan cargas al espacio, pero estas cargas llegan a la órbita baja, y se forma un tapón o bloqueo que luego llegan a lugares más lejanos.

Su empresa desarrolla una tecnología que permite el transporte en el espacio más eficientemente, más económico y ciertas operaciones que no son posibles con los cohetes químicos los podemos hacer con motores de plasma. La idea es tener un motor que pueda transportar cargas más eficientemente, es el modelo de negocio.

Franklin actualmente también trabaja para una empresa de motores diesel, localizada en todo el mundo. El transporte de carga en las carreteras es hecha por camiones, operados con motores diesel. La velocidad tienen mucho que ver con la distancia que se tiene para acelerar. Estos motores aceleran lentamente pero aceleran todo el tiempo. es leve pero continua, el motor químico es una aceleración fuerte pero corta.

Empresa cohete plasma de Franklin Chang Díaz

Cuando vuelan en un motor de plasma se está acelerando continuamente y si se tiene suficiente distancia la velocidades es más alta y el tiempo de vuelo es menor. Por esta razón tiene como proyecto a futuro ir a Marte en 39 días aproximadamente.

Un Sueño, una visión de Franklin Chang Díaz

El ser humano está destinado a emigrar  y toda la humanidad va a tener la expansión y la capacidad de expansión así como ocurrió en Europa hacia las Américas, y América hacia el oeste. Para franklin Chang Díaz el ser humano está destinado a vivir fuera de su planeta, tener otros planetas, otros lugares para asegurar la supervivencia.

Este astronauta está seguro de que si algo le ocurre al planeta en este momento todos desapareceremos y pasaremos a una historia que nadie escribirá. No es tan importante en el contexto del universo, porque seguirá igual y esté o no esté la humanidad, pero es un problema que podría estar latente.

franklin

El deseo de muchos es que se pueda disponer de planetas donde el ser humano pueda vivir y para eso se necesita un sistemas de transporte muy avanzado. Algún día el Planeta Tierra será un parque nacional de la humanidad, será un lugar maravillosos donde los seres humanos se regresarán a ver las raíces pero no vivirán ahí.

30 años y un encuentro

En agosto del 1968 se asomó un inmigrante de 18 años de edad en busca de las estrellas. 18 años más tarde e en enero de 1986 Costa Rica se detuvo y mira al cielo para observar a su hijo. Franklin Chang Díaz se convirtió en el primer latinoamericano en ir al espacio.

Viendo la cuenta regresiva a la salida de su misión que duró 6 días compartió su primera experiencia espacial abordo del Columbia, con el comandante Robert Gibson y el piloto Chars Golden, los especialistas de Misión Steve Haulin, Robert Senquer Bily Nelsen. Su amistad sobrevive y los compañeros sostuvieron reuniones inclusive 30 años después de aquella misión que los unió como personas y profesionales.

Compañeros de viaje y Franklin Chang Díaz

El Columbia aterrizó diez día después de que Chang y el mundo entero se estremecieran ante la catástrofe del transbordador Challenger que explotó 70 segundos después de su lanzamiento. Ellos viajarían en ese vuelo, inclusive el viaje a Costa Rica fue suspendido ante ese incidente.

Franklin Chang Díaz destaca entre su personalidad la humildad como recurso más valioso para su superación personal y la interrelación con su mundo. Su deseo fue siempre tomarle una fotografía a Costa Rica en cada viaje, pero siempre este país estaba cubierto de nubes y nunca se le presentó la oportunidad.

Se siente realizado en el sentido de lo que ha logrado, lo que ha fijado en su mundo interior y en su cabeza aun cuando tiene muchos planes por lo que no espera despedirse ni cesar ninguno de los proyectos. Entre sus deseos están que en Costa Rica existan muchas personas que puedan o tengan la oportunidad ir al espacio.

Aptitudes

Este astronauta reconocido, describe su humanidad como una persona testaruda. Esta aptitud le ha hecho persistir y lograr sus metas propuestas. Asume que en su vida tuvo la suerte de tener y contar con personas que le impulsaron a conseguir lo que hoy tiene, éxito, Entre esas personas que jugaron un papel importante en su vida fue sus padres, que califica como las piezas idóneas en su formación.

Chang y su éxito

Vivir en Costa Rica para él ha sido siempre ha sido una experiencia que le hace sentir a gusto, como en un hogar, tanto en su infancia que necesitó trabajar para complementar su formación, como estos días actualmente en donde recibe el reconocimiento de toda una comunidad que lo vio surgir y lo siguió en su carrera como espacial.

Los Primeros Años y Viaje de Ensueño fue el título de un libro que comenzó a escribir Franklin Chang Díaz con la intención de dejarle un legado tanto a sus hijos y nietos, como a una población ávida de nuevas emociones y de un propósito en su vida. Este astronauta en esas páginas desarrolladas en dos tomos, quiso desplegar lo que significó su vida con un duro comienzo en otro país.

El libro lo empezó a crear en su mente en primer lugar, y entre cada viaje le iba agregando más episodios de su vida aleccionadoras para asegurar la huella de su paso por este planeta y más allá. Su edición no tuvo muchos ejemplares, a lo que Franklin no le ha dado mucha importancia porque sabe que hoy día la población tiene otros intereses, pero necesitaba colocar su grano de arena.

Libro de Franklin Chang Díaz

Dejame Tu Comentario