Radiación Solar: ¿Qué es?, caracteristicas, tipos, causas, efectos y más

La radiación solar es una temática actual que nos afecta a todos y de la cual la mayoría ni siquiera llega a saber, principalmente porque es una problemática de la cual nos hemos preocupado desde hace poco tiempo. (Ver Articulo Sobre: Los Cometas).

radiacion solar

¿Qué es la radiación solar?

La radiación sola es la disposición de la radiación electromagnética producida por el sol. El Sol es una estrella que está a una temperatura normal de 6000 K (5727 ° Celsius) dentro de la cual ocurre una progresión de respuestas atómicas combinadas que entregan masa perdida para transformarla en una gran cantidad de energía.

Te Recomiendo Tambien...

Esta gran cantidad de energía que produce el sol se transmite al exterior a través de la radiación solar. El Sol actúa a todos los efectos como un cuerpo oscuro, que irradia gran energía siguiendo la ley de Planck a la temperatura mencionada anteriormente.

La radiación solar se transmite desde el infrarrojo al ultravioleta. No toda la radiación alcanza la superficie de la Tierra, a la luz del hecho de que las ondas ultravioletas más cortas son consumidas por los gases de la capa atmosférica. El tamaño de estimación de la radiación solar que logra llegar a la tierra es medida por la irradiancia, que estima la potencia que por unidad de superficie alcanza la Tierra, esta expresada en unidades de W / m².

También se puede interpretar que la radiación solar es la brillante energía transmitida en el espacio interplanetario del Sol. Esta radiación se crea a partir de respuestas de combinación nuclear que ocurren en el núcleo del sol y emiten radiación electromagnética a diferentes frecuencias o longitudes de onda, que en ese punto se propaga en el espacio a las velocidades normales de estas ondas (esta propagación le permite llevar la energía solar).

La constante solar es la medida de energía obtenida como radiación solar por unidad de tiempo y unidad de superficie, estimada en la zona externa de la capa atmosférica en un plano opuesto a los rayos del sol. Los datos de su estimación por satélites demuestran un resultado normal de 1366 Wm-2.

La energía basada en el sol y, por lo tanto, la radiación solar es el resultado del proceso de una fisión nuclear que ocurre en el Sol. Esta energía es la principal fuente de potencia y, en consecuencia, el motor que mueve nuestro entorno vital.

Te Recomiendo Tambien...

La energía orientada al sol que obtenemos a través de la radiación solar esta directa o indirectamente a cargo de perspectivas tan esenciales para la vida como la fotosíntesis, manteniendo una temperatura en el planeta suficiente para el desarrollo de vida, el viento, entre otros. La energía del sol que logra llegar a la superficie de la Tierra es 10.000 veces más notable que la energía que ahora es devorada por toda la humanidad.

La radiación es el intercambio de energía a traces de ondas electromagnéticas. La radiación ocurre específicamente desde la fuente hacia afuera en todas direcciones. Estas ondas no necesitan de algo material para que se diseminen, pueden cruzar el espacio interplanetario y lograr llegar a la tierra desde el Sol por su propia cuenta.

La longitud de onda y la recurrencia de las ondas electromagnéticas son vitales para decidir su energía, perceptibilidad y control de infiltración. Cada onda electromagnética se mueve en el vacío a una velocidad de 299,792 km / s.

Características de la radiación solar

La radiación solar no se recolecta en solo una frecuencia, esta se dispersa en una amplia gama de adecuación no uniforme con la forma de una campana común, tal como se ejecuta en el espectro de un cuerpo negro con el que la luz del sol se puede modelar.

La radiación más extrema se concentra en la banda de radiación o luz visible, la cual posee una parte máxima de 500 nm fuera de la capa atmosférica de la tierra, tal como lo indica la ley de Wien, la cual se expresa en color verde. (Ver Articulo Sobre: El Viento Solar).

La banda de radiación fotosintéticamente activa (PAR) oscila entre los 400 nm y 700 nm, esta se relaciona con una radiación notable y es el 41% de la radiación total. Dentro del PAR hay subgrupos con radiación, los cuales son:

  • Azul – violeta (400 – 490 nm).
  • Verde (490 – 560 nm).
  • Amarillo (560 – 590 nm).
  • Naranja rojo (590 – 700 nm).

A parte de la radiación que se puede apreciar a simple vista, hay una parte de energía minoritaria, sin embargo, en cualquier caso, hay que especificarla por los efectos que tiene, este es el infrarrojo y, la parte más importante, los rayos ultravioletas.

Al cruzar la capa atmosférica de la tierra, la radiación solar se somete a anomalías de reflexión, refracción, retención y dispersión por los diferentes gases ambientales en un grado variable dependiendo de la recurrencia, por lo que la base del rango orientado al espectro solar es esporádica en correlación con la identificada en los límites de los umbrales externos de atmósfera (TOA) con la cercanía de bandas típicas de absorción o reflexión.

Mapa de radiación solar 

Los mapas de radiación solar se crean para apreciar como la radiación solar afecta las diversas regiones. Con estos se puede saber en qué lugar es mayor o menor la radiación producida por los rayos del Sol, entre los mapas solares se puede encontrar el “Global Solar Atlas”.

El Gobal Solar Atlas es otro fascinante libro de mapas de mapeo de radiación solar proporcionado por el Banco Mundial. Como observador cartográfico, este libro de mapas permite apreciar la información mundial de los niveles de radiación y descargar los datos en un arreglo cartográfico o mediante mapas organizados de manera efectiva para varias naciones.

Desde el área de descargas, podemos acceder a la descarga de datos bajo varios niveles de autorizaciones y bajo dos diseños de registros: mapas preparados por país o mapeo de radiación bruta orientada al sol para descargar y obtener los datos proporcionados. No todas las naciones presentan mapas pre-preparados, aunque en estos casos podemos depender de la descarga de cartografía bruta para expandirlas a un nivel específico.

Para las instancias de mapas ya realizados de manera efectiva, podemos realizar la descarga del territorio regional en TIF y bajo diferentes parámetros tópicos.Para la descarga directa de la cartografía, podemos acceder a la inclusión de los factores acompañantes y su descripción:

  • PVOUT: Potencial fotovoltaico [kWh / kWp].
  • GHI: Irradiación horizontal global [kWh / m2].
  • DIF: Irradiación horizontal difusa [kWh / m2].
  • GTI: Irradiacion global inclinada [kWh / m2].
  • OPTA: Angulo óptimo [°].
  • DNI: Irradiación directa [kWh / m2].

Junto a estos datos tenemos la descarga de un modelo de elevación digital [m.s.n.m.] y un factor adicional de temperatura del aire a 2 metros sobre el nivel del suelo [° C].Los datos accesibles se han supervisado desde información en el rango del año 1994 y 2015 para los activos de EUMETSAT, la Agencia Meteorológica Japonesa y NOAA.

La tarea del visor no está muy lejos de los observadores cartográficos convencionales. Puede realizar consultas de coordenadas en el mapa o utilizar el buscador de Internet en el menú del lado izquierdo.

Después de la persecución en el observador, o a través de un rastreador web, obtendremos la colección completa de parámetros de radiación basados ​​en el sol para ese punto, asociaremos sus direcciones de coordenada y topónimos.

Desde el menú lateral ubicado en la derecha, podemos elegir los diversos factores impulsados ​​por el sol para visualizarlos en la vista e intercambiar su simbología y elucidación de las cualidades. Tenga en cuenta para acceder, desde el menú que está ubicado en la parte superior, a la alternativa de descargas para tener la cartografía preparada en mapas o los factores de raster en bruto.

Tipos de radiación solar

Dependiendo de cómo la radiación de la luz solar actúa sobre los elementos situados en la superficie del mundo, este tipo de radiación se puede diferenciar:

Radiación Directa

El tipo de radiación que llega específicamente del Sol sin haber experimentado ningún ajuste en su trayecto. Este tipo de radiación se conoce porque establece una sombra caracterizada de los elementos oscuros que la bloquean.

Radiación difusa

Una parte de la radiación que pasa por la capa atmosférica se refleja en las nubes o es consumida por ellas. Esta radiación, que se llama difusa, va en todas direcciones, como resultado de reflexiones y asimilaciones, de neblinas así como de partículas de residuos ambientales, montañas, árboles, estructuras, la propia suciedad, etc.

Este tipo de radiación se reconoce al no proporcionar ninguna sombra en cuanto a los artículos oscuros que se le atraviesan. Las superficies niveladas son las que reciben mayor radiación difusa, ya que ven todo el cielo, mientras que las verticales obtienen menos a la luz del hecho de que solo observan la mitad.

Radiación reflejada

La radiación reflejada es, como su nombre lo dice, la reflejada por la superficie del mundo. La medida de la radiación se basa en el coeficiente de reflexión de la superficie, también llamado albedo. Las superficies horizontales no reciben ningún tipo de radiación reflejada, ya que no perciben ninguna superficie terrestre y las superficies verticales son las que obtienen la mayor cantidad de radiación reflejada.

Radiación global

Es la radiación agregada, es decir el total de las tres radiaciones. En una mañana fresca, con cielo despejado, la radiación directa prevalece sobre la radiación difusa. A pesar de lo que podría esperarse, en un día a la sombra no hay radiación directa y la totalidad de la radiación que llega a incidir es difusa.

Los diversos tipos de recolectores basados ​​en la luz solar explotan la radiación solar de forma distinta. Los recolectores solares que tienen forma plana, por ejemplo, captan la radiación agregada (directa + difusa), aunque, los recolectores de concentración simplemente captan la radiación directa.

Por lo tanto, los recolectores de concentración normalmente se ubican en territorios de poca sombra y con pocas nieblas, en el interior, muy lejos de las costas. Los recolectores de Sol en forma plana se pueden colocar en cualquier lugar, dado que la Insolación sea la adecuada.

La tasa de irradiación depende en cada momento en el ángulo de la normal en relación con la superficie en algún punto considerado y la dirección de la incidencia basados en la luz solar. Obviamente, dada la lejanía del Sol de nuestro planeta, podemos aceptar, con gran estimación, que los rayos del Sol afectan básicamente al paralelo del planeta.

Sea como fuere, en cada uno de los puntos del mismo, considerados en la zona, la tendencia de la superficie en cuanto a dichos rayos se basa en la latitud y la estación del día para un área específica basada en la latitud. Esta inclinación se puede caracterizar a través del ángulo formado por el vector ordinario a la superficie en dicho punto y el vector paralelo a la dirección de la radiación solar.

Radiación solar extraterrestre

La radiación solar extraterrestre es la radiación solar diaria que se obtiene en una superficie de forma horizontal que está situada por encima de la capa atmosférica. El resultado se caracteriza por el estimado de la constante solar.

Hay que tener en cuenta que la constante solar se caracteriza como la medida de radiación que se mete en la zona superior de la atmósfera, en una superficie perpendicular a los rayos emitidos por el Sol y en una separación media al mismo. (Ver Articulo Sobre: Los Tipos de Eclipse Solar).

Por lo tanto, para calcular la radiación solar  extraterrestre, se utiliza la constante solar en relación a la distancia Sol-Tierra fluctúa, la cual varía en el transcurso del año, y además yendo desde una superficie perpendicular a una horizontal en relación a la tierra.

¿Cómo se mide la radiación solar?

Desde que se descubrió la radiación solar el ser humano buscó una forma de medir la misma y así lograr cuantificarla para obtener diversos datos que nos ayuden a su comprensión, desde entonces nació el piranómetro.

Un piranómetro (también llamado un solarímetro y un actinómetro) es un instrumento meteorológico utilizado para cuantificar inequívocamente la radiación solar orientada a la ocurrencia en la superficie de la Tierra. Es un sensor destinado a cuantificar el espesor de la corriente de radiación solar (kilovatios por metro cuadrado) en un campo de 180 grados.

En su mayor parte, se utilizan tres estimaciones de radiación: semiesférica total, difusa y directa. Para las estimaciones de radiación difusa y semiesférica, la radiación coordinada se sofoca utilizando un disco que para el sol. El principio físico normalmente utilizado en la estimación es un termopar en el que la radiación cae a través de dos bóvedas de vidrio hemisféricas. Las estimaciones se comunican en kW / m².

Medidor y sensor de radiación solar

Un piranómetro está compuesto por una batería termoeléctrica contenida en un albergue con dos hemiesferas de cristal. La batería termoeléctrico se establece mediante una progresión de termopares colocados en una forma horizontal, cuyos cierres están soldados con barras de cobre verticales fundamentales con una placa de metal fuerte.

El conjunto está pintado con un barniz oscuro, para asimilar la radiación. La transición de calor iniciada por la radiación se transmite a la termopila, creando un voltaje eléctrico correspondiente a la distinción de temperatura entre los metales de los termopares.

Para medir la radiación difusa, es importante cubrir el sensor de radiación directa mediante métodos como la pantalla parasol, estimando la irradiación difusa solar (piranómetro difuso).Una variación es el perheliograph, un pirheliómetro con un artilugio de crónica.

Detalles técnicos de Piranómetro

El espectro solar abarca en algún lugar en el rango de 300 y 2800 nm. Esto muestra que un piranómetro debe cubrir ese rango con una afectabilidad que sea lo más plana posible, como podría esperarse bajo las circunstancias.

Para cuantificar la radiación orientada al sol, es necesario que la reacción a la corriente de radiación difiera con el coseno del ángulo de incidencia. Por ejemplo, la mayor reacción cuando la corriente choca opuestamente en el sensor (0 grados), cero reacción cuando el Sol está en el horizonte (90 grados) o la reacción intermedia, cuando el límite de velocidad está entre los anteriores.

La termopila, conformada por divisiones de alto contraste (blanco y negro), está equipada para absorber la radiación solar en un rango en el rango de 300 nm y 50000 nm. Además, tiene una reacción relativamente culminante al coseno del ángulo de incidencia.

El arco de vidrio restringe la reacción al alcance de 300 nm a 2800 nm. Protegiendo un campo de visión de 180 grados. Otra capacidad del arco es proteger la termopila de la convección.

Los grupos oscuros del sensor (termopila) asimilan la radiación solar que se transforma en calor. Este calor se mueve a través de los sensores hacia el cuerpo del piranómetro, dando un impulso eléctrico relativo a la radiación del episodio experimentado.

Piranómetro fotovoltaico

Otro tipo de piranómetro es el fotovoltaico. En ellos, el nivel de actividad no es termico como en el caso pasado; ya que este depende del impacto fotoeléctrico. La radiación influye en un fotodiodo que puede separar el espectro solar por la recurrencia de la onda electromagnética, y posteriormente, al examinar el voltaje para conocer la información de la radiación.

Dada su inclinación, en este tipo de piranómetros es concebible agregar filtros de grupos específicos del espectro solar, a través alguna bóveda de vidrio empapada con el filtro requerido. Por otra parte, son más delicados para pequeñas inconsistencias y cambios, ya que no tienen la cálida térmica que tienen el otro tipo de piranómetros.

Estandarización de los piranómetros

Los piranómetros están normalizados por ISO 9060, que también recibe la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Este estándar segrega tres clases. El mejor es (confusamente) llamado “estándar opcional”, el segundo mejor es el “primera clase” y el más reciente “segunda clase”. La alineación es realizada por la referencia radiométrica mundial (WRR). Esta referencia ha sido adoptada y controlada por el Centro Radiometrico Mundial PMOD / WRC en Suiza.

La radiación solar según la NASA

La gran mayoría de nosotros sintonizamos el indicador de clima para elegir lo que usamos y cómo diseñar nuestro día. Tenga en cuenta que utilice protector solar. Una cantidad excesiva de exposición a los rayos brillantes del sol puede provocar quemaduras. Somos afortunados de que aquí en la Tierra la capa atmosférica contiene una capa de ozono que nos impide obtener la mayoría de los rayos ultravioletas proporcionados por el sol.

La vida en el espacio es más arriesgada, ya que sin la garantía del ozono, debemos buscar mejores enfoques para protegernos de los rayos ultravioletas. Lo que es más, los rayos ultravioleta no son nuestra mayor preocupación. Los exploradores espaciales que viven y trabajan en el espacio se someten no solo a los rayos ultravioleta, sino también a la radiación espacial.

¿Qué piensan los investigadores de la NASA sobre la radiación espacial?

Está hecha fundamentalmente de partículas de energía que entran en el cuerpo de un hombre. Estas partículas pueden ingresar en diferentes elementos, incluso aquellos que tienen una garantía única, y pueden llegar a causar cáncer, problemas cardíacos y cataratas. La radiación espacial puede romper el tejido del sistema sensorial humano e incluso dañar el ADN de las células.

Las tempestades accionadas por el sol son una fuente de radiación en el espacio. Su impacto más importante en la Tierra es la expansión de la aurora (tanto en el norte como en el sur). Aunque la aurora produce lindos destellos de luz y sombras, las tempestades orientadas al sol pueden dañar satélites, las rejillas de potencia y las comunicaciones que estos proporcionan.

Los impactos de las tempestades solares pueden dañar las cosas en la Tierra: el 6 de marzo de 1989, una tormenta solar golpeó un marco de poder en Quebec, Canadá, haciendo que 6 millones de personas permanezcan sin energía durante nueve horas. En mayo de 1998, una tempestad orientada al sol paralizó un satélite, causando que los cajeros automáticos, las máquinas de Visa y el 80% de los buscapersonas de los Estados Unidos dejaran de funcionar.

Dentro de la magnetosfera de la Tierra, el atractivo campo de la Tierra es pionero y lo protege de la radiación espacial. Marte no tiene un tipo de campo magnético similar al de la Tierra. En Marte y en el viaje hacia o desde Marte, los exploradores espaciales serán expuestos a la radiación espacial constantemente.

Obtener más datos de los efectos fuera de la atmósfera (en el espacio) es vital para la NASA. En 2001, la NASA llevó a un explorador excepcionalmente raro al espacio a bordo de la Estación Espacial Internacional. El viajero, llamado “Fred”, era un modelo de la parte superior del cuerpo humano. Asegurado con piel falsa, este modelo de 43 kilos (95 libras) y 0.9 metros (3 pies) de estatura contenía huesos genuinos y órganos de plástico que coordinaban el grosor del tejido humano.

Fred se mantuvo cuatro meses en la estación espacial para cuantificar cuánta radiación asimila el cuerpo humano. Los resultados demostraron una expansión de la radiación que ingresa al cuerpo, sin embargo, los investigadores no descubrieron todo lo que esperaban: los niveles fueron un 20% más bajo de lo esperado.

Mientras iba en la estación espacial, Fred estaba asegurado por la magnetosfera de la Tierra. En la remota posibilidad de que viajen al espacio y fuera de los atractivos campos de defensa de la Tierra, es más riesgoso.

Los indicadores climáticos de Marte deberían darnos más datos sobre qué usar o informarnos en caso de que tengamos que transportarnos con paraguas. Prepararse para el clima del espacio será más confuso que la planificación para el clima de la Tierra.

Índice de radiación solar

El índice ultravioleta (índice UV o UV index) es una medida que demuestra la fuerza de la radiación solar registrada o anticipada en un lugar particular a las 12 de la tarde.

El objetivo del Índice UV es completarlo como un manual para saber cuáles deben ser las medidas de precaución y las estimaciones preventivas que se deben tomar antes de la exposición al Sol, o en el caso de que sea más inteligente permanecer en casa. El tipo de color o piel de cada individuo es inequívoco para establecer las medidas de seguridad satisfactorias exclusivamente.

El índice UV se establece en una escala numérica directa abierta cuya estimación más reducida es 0, lo que demuestra (hasta el nivel 2) que la radiación solar no representa ningún riesgo para un hombre con un bienestar típico y con un color normal de la piel.

No existe una gran estima establecida, a pesar de que un valor mayor a 11 es una situación de peligro escandaloso en la que se desalienta el someterse al sol sin el uso de extrema seguridad, especialmente entre las 10 a. M. Y las 4 p.m.

A pesar de la escala numérica, el índice UV podría estar acompañado por un código de color, el cual se establece como:

  • Verde (Niveles 0, 1 y 2).
  • Amarillo (Niveles 3, 4, 5).
  • Naranja (6 y 7).
  • Rojo (8, 9 y 10).
  • Violeta (al menos 11 o más que eso).

En Internet, hay páginas que proporcionan detalles sobre el índice UV del día (e incluso estimaciones) en un área terrestre particular. Una de ellas es la página TEMIS de la Agencia Espacial Europea, que demuestra las estimaciones y conjeturas de UV en una guía o le permite saber con mayor precisión el nivel en su población o área geográfica o particular, por ejemplo, en Madrid. (Ver Articulo Sobre: El Asteroide Cheliábinks).

Los niveles de fijación de ozono son la medida de la radiación UV que logra llegar a la superficie de la Tierra, se basa en la convergencia del ozono en el clima. El “espesor” de la capa de ozono se establece en unidades Dobson (UD), que comunica la medida de las partículas de gas ozono por centímetro cuadrado de la estratosfera.

El poder de la radiación UV se identifica directamente con la agrupación de ozono en la estratosfera, ya que este gas actúa como protector solar y evita que las criaturas vivas sean expuestas a la radiación frecuente. Una parte de los daños y peligros relacionados con exponerse a niveles de radiación irrazonables son:

  • Enfermedad de la piel y maduración intempestiva de la piel.
  • Cataratas y otros daños a los ojos.
  • Daño e incluso ocultamiento del sistema inmunitario.
  • Sensibilidades, respuestas y efectos de extrema susceptibilidad.

La radiación UV también influye en la fuerza de las criaturas y las plantas. Para mantener una distancia estratégica o disminuir el efecto, puede tomar precauciones, por ejemplo, permanecer en la sombra, cubrirse con gorras o vendajes anchos, lentes con protección UV, cubrirse con protector solar de al menos 15, limitarse a la exposición solar, particularmente en los largos períodos cuando el sol tiene fuerza más prominente (de 10 a 16 horas), particularmente a los jóvenes.

En caso de que nos atengamos a las proporciones de seguridad demostradas para un índice UV de 7, que se considera muy fuerte y es el que existe hoy en día en Madrid (para continuar con la ilustración anterior), nadie debería salir sin usar un gorro, lentes de sol y factor de seguridad solar 40. Del mismo modo, con un registro de nivel 7, no se prescribe que permanezca más de 20 minutos al sol, los niños pequeños y las personas con una piel sensible deben estar seguros.

El índice UV es de esta manera una estima que debería ser conocida por todos. Misteriosamente, incluso en los días en que los registros UV son sólidos (y peligrosos, como ha ocurrido últimamente en numerosos territorios de España) no hay realmente ninguna alerta de los expertos o en los avisos climáticos.

Conocer el índice UV, especialmente en verano, debería comunicarse en conjunto con las temperaturas, ya que no se puede ver (como regla, en cualquier caso hasta que haya enrojecimiento de la piel o se consuma) y alude a una condición que puede ser extremadamente destructivo para el bienestar.

Espectro de radiación solar

El rango de radiación es una representación gráfica de la variedad de la energía de la radiación como un elemento de la longitud de onda en una escala logarítmica. El rango hipotético de radiación terrestre y solar logra cualidades más altas que las evaluadas al considerar la atmósfera.

El ozono ingiere radiación brillante en longitudes de onda menores a 0.3μ.El vapor de agua ingiere, en menor cantidad, la radiación en el rango de 0.9 μ y 2.1μ. La energía de la radiación descargada por la superficie del mundo generalmente se consume a través del dióxido de carbono y el vapor de agua.

El impacto de los diversos grupos de este espectro en los marcos ecológicos y los seres vivos es excepcionalmente fluctuante:

La radiación ultravioleta (λ <400 nm) es consumida por los electrones de las atomos y las partículas, que pueden cambiar su estructura y crear cambios compuestos significativos, por ejemplo, la ionización del N en el ambiente, la separación del ozono o la eliminación de partículas específicas en la piel humana. También mantiene impedido el desarrollo de algunas sustancias específicas, por ejemplo, melanina.

La luz visible (400 <λ <700 nm) es la parte del rango donde la radiación solar alcanza su máxima intensidad y ha tenido una parte inequívoca en el ajuste de las criaturas vivas a su entorno. Numerosas sustancias de importancia natural se describen mediante una reacción compuesta particular en la parte obvia del rango basado en la luz solar que causa cambios de la estructura subatómica con diversas capacidades orgánicas, por ejemplo, la fotosíntesis, relacionada con la clorofila, y la sensación de la vista, relacionado con células fotorreceptoras.

El infrarrojo (700 <λ <1000 nm) no llega a tener suficiente energía para causar algún cambio químico, aunque aún tienen energía para activar desarrollos de vibración en las partículas. Esto es lo que llamamos, desde una perspectiva naturalmente microscópica, la asimilación de la energía térmica, que a menudo se muestra como una expansión de la temperatura.

Las microondas (1000 nm <λ <0.3 m) impulsan desarrollos atómicos de rotación, ofreciendo ascender a un incremento de temperatura. El agua los ingiere firmemente, con el consiguiente calentamiento. Esta realidad es crítica en los cambios de temperatura de los océanos y mares.

Balance de radiación solar

La medida de radiación solar que cae sobre la superficie de la Tierra es equivalente a la totalidad de la radiación solar que se refleja (albedo) y la radiación de onda larga producida por la Tierra al espacio.

La temperatura del medio ambiente se basa en la radiación solar y su colaboración con los gases climáticos, la superficie terrestre y marítima. Diferentes factores, por ejemplo, contrastes en la radiación alcanzados en diferentes lugares y estaciones, desarrollos aéreos, continentalidad o cercanía a las costas, elevación, corrientes marinas o vegetación, controlan la circulación terrestre de las temperaturas.

La radiación solar que recibe la Tierra es abrumadoramente de longitud de onda corta (ultravioleta, visible e infrarrojo cercano). En general, solo el 70% de la radiación solar que logra llegar a Tierra se infiltra en el medio ambiente. Una gran parte de la radiación ultravioleta se queda en la capa de ozono.

El 30% de la radiación producida por el sol se devuelve al espacio luego de reflejarse en la tierra, el mar, las nubes o las partículas esparcidas por el aire.

La Tierra, en el máximo alcance de la atmósfera, obtiene una medida constante de radiación, alrededor de 2 cal / cm2 / min o 1.367 vatios / m2, suma que se conoce como “constante solar”. En cualquier caso, dependiendo de la tendencia de los rayos de luz solar en la superficie del mundo, hay muchos cambios en la energía conseguida.

Causas y efectos de la radiación solar

La introducción prolongada a los rayos del sol, a pesar de causar insolación, también pone en peligro nuestra epidermis, causando manchas, flacidez, maduración prematura y lo más peligroso es que también nos hace vulnerables al cáncer de piel y de ojos.

Considerada una cuestión médica general en todo el mundo, el cáncer de la piel ha tenido un incremento notable en contraste con otras patologías neoplásicas. Durante los últimos 50 años, los glaucomas de la piel se han expandido en México en un 300 % y en algún punto entre los años de 2008 y 2012, el Instituto de Cancerología lo posicionó como la tercera razón para la aparición, de la nada.

El Dr. Rodrigo Roldán Marín, líder de la Clínica de Oncodermatología de la UNAM, señala que el color de la piel denominado “fototipos” crea una afectabilidad específica al sol, siendo los individuos blancos los más indefensos, aunque los datos hereditarios intervienen para desarrollar este trastorno. Otro factor que lo favorece es el área de individuos con respecto al nivel del océano.

Además, es fundamental comprender dónde se encuentra México, el sol puede ser bastante destructivo, este país se encuentra a una altura de alrededor de 6.500 pies sobre el nivel medio del océano, es decir, en la Ciudad de México se obtiene un 35% más de radiación ultravioleta de lo que se obtiene en Acapulco o en Cancún, donde están al mismo nivel que el mar, esto es vital, es decir, cuanto más prominente es el daño, más prominente es la altura o más prominente es la cercanía.

Sobre el daño que los ojos soportan antes de la radiación solar, el Dr. Félix Gil Carrasco, individuo del Subcomité Académico de Oftalmología de la División de Estudios de Posgrado de la UNAM, dijo que en la Ciudad de México existen condiciones específicas para la mejora de este tipo de afección,  con el argumento de que sus ocupantes se exponen un 35% más a la radiación solar que otras personas localizadas en otras regiones del mundo.

“Esto implica que la capa barométrica tiene menos agua, por lo que la acumulación de la circunstancia del filtro que funcionaría para esa radiación brillante es menor. Si consideramos el estado actual de la capital de este país, veremos como está afectada.

La capital de México tiene aberturas de ozono, que infiere teniendo modificaciones simplemente en esa cantidad de agua, y están las partículas de ozono, que son átomos de oxígeno más grandes y diversos, y que funcionan como una especie de espejo, se debe tomar en cuenta que esa es la razón por la cual ciertas patologías en La Ciudad de México tiene una inclinación, por la altura, así como por las imperfecciones que tiene en la atmósfera.

Los especialistas sugieren ir a un chequeo médico normal después de los 40 años, usar un vendaje defensivo, protector solar con un factor de seguridad solar que sea notable y garantice buena protección. (Ver Articulo Sobre: El Asteroide Didymos).

La radiación puede causar todo, desde algunas quemaduras y arrugas hasta el cáncer en la piel. Por ello debes tener en cuenta cómo lidiar con todas las consecuencias que traiga.

El cálido y brillante destello del sol es extremadamente encantador y numerosas personas no pueden evitar invertir horas bajo su brillo. Sin embargo, no todo lo relacionado con los rayos del sol es encantador. La luz brillante (UV), los rayos imperceptibles pero extremos del sol, dañan la piel y pueden causar cáncer, especialmente en tiempos de radiación extraordinaria, similares a los de hoy en día.

Una parte de estos impactos inseguros, por ejemplo, quemaduras de sol y bronceados, se notan instantáneamente. Sea como sea, diferentes cambios en la piel, incluyendo manchas de la edad o arrugas profundas, aparecen y se intensifican después de un tiempo. Con la exposición continua a los rayos, el daño a la piel puede provocar incluso tumores cancerígenos.

Te Recomiendo Tambien...

Desde el primer momento en la que su piel ha experimentado un cambio hasta el desarrollo de un cáncer, estos son los daños que la radiación solar puede causar y lo que se puede hacer al respecto:

Las principales indicaciones de daño solar

Probablemente se sienta cómodo con dos de los cambios más populares que se le ocurren por el sol: el bronceado y el consumo. Sin embargo, tal vez no tenga la menor idea de que el oscurecimiento y el sonrojo de su piel son las principales indicaciones de daño a la piel.

Bronceado

Un bronceado es el efecto posterior del daño de la epidermis, la primera capa de nuestra piel. Un bronceado se crea cuando los rayos UV aceleran la generación de melanina. La melanina es la sombra oscura en la epidermis que le da a su piel su color ordinario.

La melanina adicional, que se aplica para asegurar las capas más profundas de la piel, adquiere el tono apagado de un bronceado, ya que de esa manera su cuerpo logra que los rayos ultravioleta se mantengan alejados de su piel y así se evitan daños adicionales.

Quemaduras por rayos solares

Los rayos ultravioleta hacen que la piel se consuma y se queme, causando agonía, enrojecimiento e hinchazón. Dependiendo de la gravedad de la exposición, la piel dañada y muerta puede pelarse para prepararse para las nuevas células de la piel.

A pesar del hecho de que los efectos secundarios de las quemaduras solares pueden desaparecer después de unos días, el daño a su piel permanece. La exposición frecuente al sol es tan grave como para causar quemaduras que pueden dañar incluso el ADN de las células de la piel y causar un tumor.

Las personas con un tono de piel más oscuro son más reacias a sufrir quemaduras solares. Sea como sea, incluso los tipos más oscuros de la piel se pueden llegar a quemarse con exposiciones repetidas a los rayos UV. Esta introducción extrema puede causar impactos negativos en la piel, por ejemplo, sequedad, asperezas, arrugas y otros tantos problemas de la piel.

Radiación solar en la piel

A lo largo de los años, su piel normalmente comienza a insinuar la madurez. Por ejemplo, es posible que vea más arrugas y una piel más delgada y frágil. La exposición prolongada a la luz ultravioleta puede acelerar estas progresiones y hacer que te veas más viejo de lo que eres. Los cambios en la piel debido a la edad se llaman fotoenvejecimiento.

Las secuelas del fotoenvejecimiento incluyen:

  • Deficiencia de los tejidos conectivos, que disminuye la calidad y la versatilidad de la piel.
  • Piel más esbelta con apariencia translúcida.
  • Arrugas profundas.
  • Piel seca y dura.
  • Delgadas venas rojas en sus mejillas, nariz y orejas.
  • Puntos o pecas, en su mayor parte en la cara y hombros.
  • Úlceras más oscuras (máculas) en la cara, dorso de las manos, brazos, pecho y parte superior de la espalda (manchas de la edad).
  • Manchas blancas en las pantorrillas y los brazos.

Daño genuino en la piel: tumores no cancerosos y cancerosos

La introducción prolongada y repetida a los rayos UV puede causar tumores no destructivos (generoso) y tumores dañinos:

Queratosis seborreica: La razón exacta no se conoce, sin embargo, estas lesiones ocurren en la piel madura. Estos desarrollos curtidos, de color oscuro o café tienen una apariencia verrugosa y un cambio en el tamaño de poco a más de 2,5 centímetros de largo. Por lo general, la queratosis seborreica no termina maligna, pero puede llegar a parecer un tumor de piel. (Ver Articulo Sobre: ¿El Sol es un Recurso Renovable?).

Queratosis actínica: Esta también es llamada queratosis solar, se muestra como zonas de la piel que son ásperas y escamosas. Las manchas difieren en matices desde el blanquecino, el rosa o el café hasta un color café más oscuro y opaco. Generalmente se encuentran en las orejas, la parte inferior de los brazos y las manos de personas con una piel de color claro que ha sido dañada por el sol. Numerosos especialistas lo consideran precanceroso a la luz del hecho de que puede desarrollarse como un cáncer de la piel.

Cáncer de la piel: Este se crea en zonas expuestas a una gran cantidad de sol, incluido el cuero cabelludo, la frente, los labios, las orejas, el cuello, el pecho, los brazos y las manos, y en las piernas de las mujeres. Algunas clases de tumores de piel aparecen como un pequeño desarrollo o una llaga que drena, exterioriza, repara y luego revive. A causa del melanoma, un lunar que sea viejo puede llegar a cambiar u otro lunar de aspecto sospechoso se puede desarrollar de esta forma.

Diferentes tipos de melanoma crean en zonas con exposición prolongada al sol y comienzan como manchas opacas y niveladas que gradualmente oscurecen y se expanden, conocidas como lentigo maligno. Vaya a su especialista en caso de que perciba un nuevo desarrollo en su piel, un ajuste en la apariencia o superficie de un lunar, o una llaga que no se cure en unos catorce días.

¿Cómo mantener su piel sana?

Todas las personas, sin importar la edad que tengan, deben encontrar la forma de proteger su piel. Para lograr la mayor seguridad contra los rayos solares, utilice estas tres estrategias, ordenadas por significancia:

  • Manténgase alejado del sol en medio de los largos períodos de mayor riesgo. Los rayos del sol son más destructivos desde las 10 de la mañana hasta las 16 horas. Disminuya el tiempo que pasa afuera en estas horas.
  • Use vestimenta defensiva, cúbrase la piel con vestimenta, por ejemplo, utilice frecuentemente camisas con mangas, jeans largos y gorras desbordadas.
  • Utiliza protector solar: Aplique protector solar generosamente en un periodo de 30 minutos antes de salir al exterior para que su piel tenga espacio en el horario para ingerirlo. En otoño e invierno, un factor de seguridad solar de 20 es adecuado; sin embargo, en la primavera y el verano se sugiere el factor 30. En ese punto, vuelva a aplicarlo según las instrucciones en la marca; generalmente es consistentemente.

No es necesario que se cubra dentro de una construcción para asegurar su piel; simplemente debe ser astuto sobre la exposición al sol e ir a lo seguro.

Radiación solar en la agricultura y en las plantas

En su mayor parte, la ejecución y actividad de los productos está controlada por componentes externos que influyen en el avance de las plantas. En esta línea, una de las más importantes es la radiación solar. Por lo cual, es un activo clave en el sustento y la generación vegetal. A pesar de eso, es un tema esencial para la horticultura.

La importancia de la radiación solar en medio del procedimiento de plantación se pasa por alto regularmente. El sol es un manantial esencial de energía, que se describe al esparcir sus ondas o ráfagas a través del espacio. Por otra parte, las plantas que tienen la capacidad de incorporar todas y cada una de las sustancias fundamentales para su digestión a partir de sustancias inorgánicas, actúan como grandes recolectores de la radiación solar.

De esta manera, a través de la fotosíntesis pueden cambiar la energía de los rayos solares en la energía química. Es decir, están relacionados con las mezclas naturales de la biomasa.

¿Qué impactos tiene la radiación solar en los cultivos?

Las plantas utilizan la luz del día para crear carbohidratos a partir de dióxido de carbono y agua. De esta manera, pueden cambiar las mezclas inorgánicas en mezclas naturales más impredecibles. No obstante, existen variables externas que regularmente condicionan este procedimiento, disminuyendo los rendimientos de cosecha.

La cantidad de sombra que reciben los cultivos es la primera de ellas. Considerando todo, la necesidad o el bajo acceso a la luz del día tiene una tendencia a ser un factor estresante para las plantas. Esto, por lo tanto, frustra el desarrollo y la mejora de los rendimientos. De la misma manera, si las plantaciones se encuentran en sistemas biológicos con atmósferas resecas, el sobrecalentamiento puede perjudicar su avance. Para esto, se prescribe que se encuentren en territorios con una sombra adecuada.

Al disminuir el sobrecalentamiento, el sudor desmedido y la fotoinhibición que ocurre en las plantas al encontrarse en regiones cálidas, sin una protección satisfactoria, se evita que tenga una disminución de la fotosíntesis por la abundancia de calor.

Debería notarse que los dos puntos de vista son igualmente imperativos para los agronegocios; y en perspectiva de la forma en que la preocupación en los ranchos debilita sus capacidades, cada ranchero debe estar informado sobre las necesidades y los requisitos previos específicos de cada especie a plantar según los estados naturales de cada distrito.

¿Cómo influye la calidad de la luz para la producción agraria?

La naturaleza de la luz o la energía brillante que llega a las cosecha es otro factor que influye en el procedimiento de cultivo. Estas cualidades cambiarán de manera confiable según lo indicado por la tierra y según lo indique el tipo de generación a producir (en caso de que sea un campo o vivero).

Pensando en eso, mientras mayores elevaciones se tengan, las plantas se expondrán a longitudes más notables del rango de luz azul y ultravioleta, si estas se encuentran en áreas que están situadas al nivel del más, habrá una disminución en la recepción de energía solar, lo que daña el desarrollo de la planta.

Una planta en estas condiciones puede tener un desarrollo significativamente más amplio, pero con tallos delgados y baja tasa de fotosíntesis. En el caso de que, una vez más, la fuerza de la luz estuviera por encima, el desarrollo vertical se reduciría.

¿Qué cantidades de radiación solar permiten el desarrollo ideal?

Cada planta tiene necesidades particulares con respecto a la intensidad de la fuerza de la luz solar. Una planta con poca luz puede florecer con un rango entre 10 y 15 vatios. En consecuencia, la planta con mucha luz requiere no menos de 20 vatios por cada pie cuadrado, dependiendo del espacio de desarrollo.

De manera similar, el desarrollo avanza a medida que se encuentre a los niveles de radiación solar un poco más de lo normal. Sin embargo, continuamente se debe considerar que no sea extremo, ya que ocurre una desintegración que seca la planta. La fuerza, y además la naturaleza de la energía solar, dependerán del día, la estación y el distrito.

En medio de la mitad del año es el momento en que la fuerza más notable sucede en cuanto a la radiación solar. En esta línea, es aprovechada la luz solar por las cosechas para establecer el buen desarrollo. Por otra parte, en los períodos de mucha sombra, las plantas pueden estar situadas en niveles por debajo del nivel de remuneración.

Como esto disminuye el movimiento fotosintético, la planta perderá su tono, se desarrollará con tallos delgados y prolongados, hojas que no lograrán su compensación más extrema y un marco reticulado atrofiado. (Ver Articulo Sobre: ¿El Sol Aclara el Pelo?).

Efecto de las altas temperaturas en productos orgánicos

La radiación basada en la luz solar influye en la mejora de la planta, y también influye en el desarrollo y la naturaleza de los productos orgánicos como las frutas.

Además, es que las altas temperaturas que emiten la radiación solar en el campo en la fase de producción, pueden alcanzar hasta 15 ° C sobre la temperatura del aire (especialmente en zonas suaves con atmósferas secas).

Estas temperaturas tan altas causan estrés en la planta, así como también descomponen la naturaleza de los productos orgánicos, causando escaldaduras o quemaduras solares. La presencia de quemaduras por radiación solar dependerá de la capacidad de evaporación y enfriamiento del tejido.

Hasta ahora se ha demostrado que los productos orgánicos verdes tienden a dirigir menos calor que los productos maduros. Esto implica que, por ejemplo, el tomate, el pimiento, el melocotón y las manzanas, están más inclinados a consumir mayor radiación solar.

No obstante, los productos orgánicos que se desarrollan desde el primer momento expuestos a altas temperaturas, pueden mostrar una mayor cantidad de oposición.

Consejos para proteger los cultivos de la radiación solar

Se debe procurar, establecer los ranchos de plantaciones en las zonas donde reciben suficiente sombra, pero además suficiente luz normal. El desarrollo en viveros permite al ranchero tener un control superior de los elementos ecológicos que influyen en la creación. Por ejemplo, lluvia, sol, sombra, insectos, etc.

Si elige establecerse en la creación en viveros, es importante tener en cuenta las necesidades particulares del tipo de planta y explotar los mejores tramos de actividad solar durante el día. Si se favorece un sombreado característico, la introducción de las líneas debe estar en el rumbo norte a sur.

En esta línea, se utiliza el rango de sol más influyente y están protegidos del calor después de la tarde. Las redes de sombreado son otra opción útil. Están tejidos en polietileno y son menos difíciles de manejar. Se pueden obtener en una variedad de clases y tonalidades según lo indicado por la utilidad.

Radiación solar y los fenómenos biológicos

La exposición al sol respalda la generación de vitamina D, expande la ingesta de calcio y anticipa el raquitismo, pero las duchas solares sin control y la sobreabundancia son muy perjudiciales. Los tipos distintivos de radiación que obtiene la piel tienen impactos completamente diferentes que pueden ocurrir instantáneamente después de la introducción del sol o incluso años después del hecho. Los desajustes de la epidermis van desde pequeños cambios en la pigmentación hasta tumores graves que se pueden diseminar a cualquier resto del cuerpo.

Impactos rápidos de la radiación solar en los organismos biológicos

Actividad calórica: La radiación IR (infrarroja) ingresa a la hipodermis, cambiando su energía en calor. Crea una vasodilatación dérmica que muestra enrojecimiento y una temperatura más alta de la piel con una impresión de calor que puede alcanzar 41 o 42 grados a pleno sol. La piel, a través de un instrumento termorregulador reflejo, causa la transpiración como una estrategia de barrera. En el momento en que estos instrumentos termorreguladores terminan empapados, suceden los problemas de la insolación y, más tarde, del golpe de calor.

Pronta pigmentación: El bronceado inmediato comienza con la energía impotente de la radiación UVA y la luz notable, que oxida la incolora melanina dentro de los melanosomas, que contienen el tono de melanina.

Impactos retardados de la radiación solar en los organismos biológicos

Eritema solar: Estos forman parte de las quemaduras o enrojecimiento de la piel, a la que se unen hinchazones o dolores si la quemadura llega a ser fuerte. Es entregado esencialmente por radiación UVB, en el rango de dos y seis horas después de la exposición a la radiación, e incluso puede aparecer hasta 24 horas después del hecho.

Engrosamiento del estrato córneo: Este es un procedimiento llamado hiperqueratosis, que se crea por un movimiento mitótico más notable de las células epidérmicas que anteriormente fueron expuestas a una constante radiación.

Pigmentación diferida: Este es el bronceado duradero, a cargo de la radiación UVB. Comienza alrededor de dos días después de la exposición, el tiempo vital para la unión de la melanina.

Impactos a largo plazo de la radiación solar en los organismos biológicos

Hay dos tipos de envejecimiento de la piel, congénitos y extraños, de los cuales podemos presentar el cáncer actínico o fotoenvejecimiento. (Ver Articulo Sobre: La Importancia del sol).

Fotoenvejecimiento: Mientras que la maduración normal del cuerpo se describe por una piel suave y lisa con arrugas finas, con el fotoenvejecimiento llegan a aparecer arrugas gruesas, piel áspera, seca y sin flexibilidad, con ajustes de pigmentación (manchas), pequeños vasos rotos, en la mayoría de los casos extremos suelen aparecer tumores de piel precancerosos.

El sol crea pequeñas cicatrices en la dermis que separan el colágeno y otros filamentos versátiles que forman extensas arrugas en la piel. Es la temida elastosis solar, especialmente notable en la cara y el cuello de las personas que pasan muchas horas afuera.

Más del 75 % de las arrugas y la falta de flexibilidad de la piel se deben al sol, y solo un 20 por ciento a la maduración ordenada (a la edad). Hoy nos damos cuenta de que sucede debido a los largos períodos de exposiciones al sol. El daño entregado queda expuesto con una considerable medida de aplazamiento: las sobreabundancias que se han recibido a los 15 años se muestran a los 40 años de una persona.

Durante el tiempo del fotoenvejecimiento, surge una progresión de trastornos:

  • Hiperqueratosis impredecible del estrato córneo.
  • Recolectando grupos de melanina en la epidermis.
  • Poca vascularización dérmica.
  • Desventuras de hebras de colágeno.
  • Cambios acneiformes.
  • Queratosis actínica (úlceras precancerosas) y malignidad de la piel, si se obtiene la introducción del sol.
  • Tumor actínico: La frecuencia de la malignidad actínica se está expandiendo de forma preocupante en todo el mundo. No se sabe con precisión qué instrumento desencadena el movimiento tumorigénico, sin embargo, se confía en que además del hecho de que se trata de una colección de mediciones de radiación, existen además componentes diferentes, por ejemplo, la maduración fisiológica, que disminuye el límite de ADN, espesor de los melanocitos y la reacción invulnerable.

Hay dos tipos de tumores cancerígenos:

Epiteliomas: Tumores malignos formados por células epiteliales, con tumores de mayor o menor valor y capacidad para atacar los tejidos vecinos y ocasionar metástasis lejanas tarde o temprano en su desarrollo. Se identifican específicamente con la agregación de radiación solar obtenida desde el nacimiento.

Melanomas peligrosos: Este es un tipo de enfermedad inexorablemente básica que es causada por ajustes de unas pocas células de la epidermis, los melanocitos. El principal factor de riesgo que existe para crear melanomas es la presentación a radiación solar corta pero extrema, y ​​puede influir en cualquier edad, en ambos sexos y en cualquier lugar de la piel. Se inician por introducción de radiación solar en un periodo breve pero excepcionalmente extraordinario.

Modificaciones de la pigmentación de la piel

Las discromias son afecciones de la piel que se describen por un ajuste en el tono ordinario de la piel debido a un problema de pigmentación. El bronceado es un componente de salvaguarda de la piel. En el momento en que se activa este marco de seguridad por un tiempo prolongado y bajo una tonelada de energía solar deja de funcionar de forma rutinaria, el bronceado no es uniforme y hay zonas con pigmentación perpetua que no desaparecen cuando dejas de tomar el Sol.

Entre las modificaciones más ampliamente reconocidas están: hipercromas (hiperpigmentación) e hipocromías (pérdida de color). (Ver Articulo Sobre: Las Funciones del Sol).

Entre las hipercromias es vital contar con manchas o pecas, máculas inherentes de color oscuro. Son extremadamente regulares en personas pelirrojas y aparecen o se desarrollan con la introducción del sol.

  • Nevo o lunares: Son más oscuros que las manchas, aparecen en cualquier región de la piel y pueden ser amenazantes.
  • Melasma: Presenta manchas opacas con bordes caracterizados inadecuadamente y situadas en zonas expuestas al sol.
  • Lentigo: Son manchas opacas uniformes con todos los bordes caracterizados y menos de 1 cm. Su número se expande lógicamente y oscurecen con el sol.

Fotosensibilización: Es la respuesta antagónica que ocurre en la piel a la luz de la comunicación de la radiación solar (UVA) con sustancias fotosensibles. Hay compuestos sintéticos, por ejemplo, medicamentos o agentes embellecedores, que pueden causar respuestas hipersensibles. Por lo tanto, aparecen erupciones, enrojecimiento o incluso ampollas en la piel. Esta condición puede tratarse yendo al especialista y eliminando el elemento que la causa.

Dependiendo del instrumento de afección, las respuestas de fotosensibilización se clasifican como:

Fototoxicidad o fototoxia: Esta ocurre cuando una sustancia compuesta retiene una longitud de onda específica de la radiación incidente e intercambia la energía atrapada en las células de la piel. La fuerza de la fototoxicidad se corresponde específicamente con la dosificación de la sustancia fotosensibilizante y la medida de la radiación a la cual se expuso. Las consecuencias generalmente aparece después de la exposición y solo las regiones que recibieron rayos solares son influenciadas.

Fotoallergia: Cuando la sustancia fotosensibilizadora asimila la radiación UVA, crea un elemento antigénico que desencadena la respuesta desfavorable en el cuerpo. A diferencia de la fototoxicidad, el poder de la respuesta es autónomo de la cantidad de material fotosensibilizador y la medida de radiación a la que se expuso. El cuadro clínico se muestra con la presencia de erupciones, enrojecimiento, vasodilatación y edema. De vez en cuando, las heridas se pueden propagar a zonas que no han sido expuestas a la radiación.

Usos y aplicaciones de la radiación solar

Entre los numerosos usos de la energía solar se encuentran su utilización como luz directa, como manantial de calor y en la generación de poder eléctrico principalmente. Teniendo en cuenta el límite de energía del sol, es básico recibir arreglos abiertos que promuevan la utilización práctica de la energía orientada al sol en nuestra nación.

Radiacion solar directa: Uno de los usos de la energía solar es específicamente como la luz del día, por ejemplo, para la iluminación. Otra aplicación inmediata, excepcionalmente normal, es el secado de prendas y unos pocos artículos en proceso de procedimientos con innovación básica.

Energía térmica: La energía solar puede ser utilizada para el calentamiento de algún procedimiento que luego permitirá el enfriamiento de las casas, el calentamiento, secado, entre otras aplicaciones del tipo térmicas. En este momento hay algunas plantas de energía solar térmica que crean energía en el planeta, cuya base de actividad es la utilización indirecta de la energía solar.

La radiación solar como fuente de energía

Fotovoltaica: Esta es la energía solar que se aprovecha mediante métodos para células fotoeléctricas (celdas basadas en el sol, auto solar), equipadas para cambiar la luz en un potencial eléctrico, sin experimentar esencialmente un proceso térmico. Para lograr esto, la energía solar se recolecta de manera adecuada. La calidez se logra a través de los colectores térmicos y la potencia a través de los módulos fotovoltaicos. Los sistemas de uso cálido permiten que el calor acumulado en los colectores se pueda utilizar y satisfaga algunas necesidades.

Refrigeración con energía solar: El frío se puede crear con la utilización de la energía basada en la luz solar como fuente de calor en un ciclo de enfriamiento por asimilación. Una de las partes de los sistemas de enfriamiento de ingestión estándar, llamada generador, necesita una fuente de calor. Cuando todo está dicho, se requieren temperaturas superiores a 150 ° C para que los dispositivos de ingestión funcionen de manera viable, los colectores de concentración son más adecuados que las recolectoras de sección plana.

Importancia de la radiación solar

Los rayos del sol impactan la tierra durante todo el día. Son fundamentales para la creación de energía eléctrica actualmente, como un componente importante para el desarrollo de las cosechas, y así sucesivamente.

Sea como fuere, la superabundancia de estos también puede ser extremadamente destructiva. Recuerde que, debido a los canales reguladores que existen en la atmosfera, la calidad de los rayos del sol es sustancialmente menor.

En la actualidad existe un problema que comienza con el procedimiento de industrialización del siglo anterior, particularmente en la mitad norte del planeta. Esto ha hecho que la salida de gases eliminados por organizaciones de diversos géneros, desde organizaciones petroleras, líneas de producción de automóviles, materiales, etc; hayan logrado que estos canales normales del clima estén completamente debilitados, influyendo en la radiación y así esta logra ingresar con más poder.

Por lo tanto, estos factores logran influir en la superficie del planeta. Es por esto que se han visto más territorios deshidratados normalmente, las especies de animales se han reducido modificando su comunidad biológica, agrediendo a las personas, especialmente en la medida de las quemaduras piel.

La parte más influenciada del planeta es la capa de ozono, debido a la cantidad considerable de gases que se han acumulado y que la han debilitado, esta está mostrando grandes aberturas a través de las cuales la radiación solar entra casi sin control. Independientemente de si es por estos o diferentes problemas, el individuo está empezando a ser consciente, ya que este es un problema que no puede dejarse para otro momento, que debe ser comprendido en la actualidad.

Desde hace dos o tres décadas atras, somos sustancialmente más conscientes de este problema mundial. Numerosos movimientos naturalistas, organizaciones abiertas y gobiernos nacionales, europeos y universales han entendido que apostar por respuestas para la superabundancia de radiación solar en nuestro planeta. (Ver Articulo Sobre: ¿El Sol se Apaga?).

De esta forma se ayuda a la atmósfera del planeta, se evita el desvanecimiento de la amplia variedad de vegetación de numerosos puntos que son fundamentales, incluso como depósitos de la biosfera, y, algo vital, proteger a las personas de una expansión en problemas identificados con dolencias de la piel, melanomas, etc.

Debemos saber que lo que es fundamental para la vida en un planeta, en abundancia, puede ser totalmente contraproducente. En consecuencia, la clave es descubrir la armonía entre lo que el individuo necesita y lo que es útil para él y, una vez más, poner cada uno de los activos dentro de nuestros logros, conocimientos y arreglos, para hacer de nuestro planeta un espacio más verde, más natural, más ecológico y estar en armonía con la tierra, más protegidos de la radiación solar.

Radiación solar en México

México está situado en el cinturón solar del mundo. La nación tiene una alta frecuencia de energía basada en el sol en la mayor parte de su dominio; el territorio del norte es uno de los más soleados del planeta. Con una luz anual normal de alrededor de 5 kWh / m² por día, México es uno de los países del mundo que presenta las condiciones perfectas para la utilización gigantesca de este tipo de energía. Sea como fuere, este potencial no ha sido mal utilizado en general (hasta la actualidad).

En México, más de 40 millones de personas viven en niveles altos los cuales tienen un flujo de entrada de luz solar más notable que los que se encuentran al nivel del mar, a la luz del hecho de que por cada 300 metros, la radiación ultravioleta B aumenta en un 6%. Debido a su área topográfica, el invierno en esta nación tiene un breve término y el 70% de la radiación solar se obtiene entre los largos tramos de marzo y septiembre.

Este territorio es distinto a otras zonas del mundo, los largos períodos normales de luz en México son 11 horas en invierno y casi 13 horas en verano. Esto implica una gran cantidad de radiación solar en casi todo el año.

Radiación solar en Colombia

Colombia es una nación especial por su posición geológica. No solo tiene una increíble variedad de climas, sino que también tiene una de las mayores cantidades de radiación solar en el planeta, lo que le otorga un extraordinario punto para la utilización de la energía orientada al sol.

La UPME (Unidad de Planificación Minera Energética) que tiene un lugar con el Ministerio de Minas y Energía de Colombia y el IDEAM (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales) realizó en 2005 un Atlas de radiación en Colombia que reúne los datos fundamentales de referencia para la utilización de la energía solar como una posibilidad para la utilización sostenible de los activos de energía de Colombia, estableciendo la estimación normal de la radiación día a día por diferentes distritos.

En resumen, según el Atlas de radiación solar, las divisiones en Colombia que tienen la mejor accesibilidad de la energía solar, los cuales son:

Radiación solar en Chile

Por así decirlo, Chile es la nación con el límite más elevado para la utilización de la energía solar. Investigadores de la Universidad de Chile elaboraron una guía que permite conocer los niveles de energía y sus variaciones en toda la región.

Durante un período considerable de tiempo se ha intentado decidir con convicción cuál es el lugar del planeta con la radiación solar más notable. Además, a pesar de que hacia el comienzo se imaginó que debería ser Ecuador, donde el sol alcanza la superficie verticalmente, una investigación reciente recomienda que sea la nación de Chile y, específicamente, el desierto de Atacama es la zona que concentra mayor radiación.

Por este motivo se ve que muchos proyectos se están introduciendo en el desierto, con amplias plantas fotovoltaicas para abastecer el negocio de la minería y, desde octubre, el Sistema Interconectado del Norte Grande (Sing).

En el presente y el siguiente año y medio de investigación se examina la radiación a nivel mundial que golpea la superficie de toda la nación, los investigadores de la Universidad de Chile afirmaron las dudas: con una radiación solar esperada en el rango de 7 y 7.5 kWh / m2 , el Gran Norte de Chile es la zona del mundo que obtiene la mayor medida de radiación solar.

A tal punto que se evalúa que con un territorio de 20 x 20 kilómetros de placas fotovoltaicas introducidas allí, con esto, se podría atender la demanda de energía en todo el país.

La información adquirida a partir de este examen permitió delinear una guía de metas altas impulsada por el sol que se puede obtener sin ningún costo de bolsillo.

El trabajo, completado por investigadores de la Universidad de Chile, enviados por el Ministerio de Energía, hará concebible explotar el potencial solar de Chile para una amplia gama de empresas, con aplicaciones que van desde la meteorología hasta la contaminación o el cambio ambiental. La exploración afirma que el futuro vital de Chile radica en la utilización de este tipo de energía.

Según los profesionales que construyeron este trabajo, una de las claves para decidir el potencial de radiación es el transporte de agua en el medio ambiente. Por ejemplo, en la región de Ecuador, donde la radiación solar cae de manera aún más vertical en la superficie del mundo, el acceso se reduce debido a que la humedad dispersa la radiación.

Roberto Rondinelli, escolástico del Departamento de Geofísica, aclara que tanto el alcance como la altura sobre el nivel del océano impactan la medida más extrema de radiación solar: cuanto mayor es la altura, menor es la dispersión que encuentra la radiación en su camino hacia la superficie.

Esto nos permite comprender por qué el desierto exhibe el potencial reconocido. “Las alturas más elevadas se encuentran en la Cordillera de la II Región, cerca de la periferia con Bolivia, por lo que es el lugar donde esperarías descubrir las zonas con la radiación solar más sorprendente en ese ámbito”, aclara Rondinelli.

En cualquier caso, incluye, las nubes, específicamente la que se identifica con el invierno altiplánico, confirma que los niveles más extremos de radiación se mueven a regiones más bajas y lejos del propio fenómeno, similar a la instancia del desierto. Circunstancia que se genera a una gran parte del Norte Grande debido al bajo nivel de precipitación que se registra en la zona.

Se consideró que cada uno de estos factores para planificar la guía de la vitalidad solar en Chile, los datos consolidados se utilizaron de diferentes fuentes, incluida la información satelital para reconocer la inclusión y el esplendor de las nubes, y adicionalmente la circulación de agua y el temperatura en el aire.

Radiación solar en Perú

Según estudios establecidos a inicios de este año, los niveles de radiación solar en Lima Perú serán algo a fines de la primavera y serán niveles riesgosos para la salud, ya que oscilarán entre 9 y 14 grados, considerados de riesgo “alto” y “en gran medida alto”, advirtió el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi).

El especialista José Silva Cotrina, delegado ejecutivo de Evaluación Atmosférica de Senamhi, advirtió que el nivel más extraordinario de radiación solar se registrará a finales de la primavera en las distintas costas de la capital.

En las costas del océano alcanzarás el nivel 14, que es la estima más extrema que alcanzarán los rayos UV a lo largo de la costa de Lima. Esto será más constante a lo largo tramo de febrero cuando el sol está más cerca del lado sur del ecuador.

De esa manera, sugirió a los bañistas (especialmente a los niños) mantenerse alejados a la sobreexposición a la luz del día. “Manténgase a una distancia estratégica de ellos entre las 10:00 a.m y las 4:00 p.m, a pesar de que haya sombra. Las nubes solo debilitan los rayos UV en un 15%”, dijo. (Ver Articulo Sobre: El Eclipse Solar y Como Verlo).

Dejame Tu Comentario