Teoría geocéntrica: principales precursores y mucho más

A través de los tiempos, los seres humanos han intentado comprender el universo con diversas teorías, pero ¿sabías que una de ellas era la teoría geocéntrica y consistía en que la tierra era el centro del universo y todos los demás planetas giraban alrededor  de ella?

teoría geocéntrica

Teoría Geocéntrica de la Tierra

Durante los miles de años que los seres humanos han estado mirando las estrellas, nuestro concepto de cómo se ve el Universo ha cambiado drásticamente. Hubo una época en la que los sabios del mundo creían que el Universo consistía en una Tierra plana (o incluso cuadrada) rodeada por el Sol, la Luna y las estrellas.

Te Recomiendo Tambien...

Con el tiempo, los antiguos astrónomos se dieron cuenta de que algunas estrellas no se movían como el resto, y comenzaron a entender que también eran planetas. También empezamos a comprender que la Tierra era realmente redonda, y surgieron explicaciones racionalizadas para el comportamiento de los otros cuerpos celestes.

En la antigüedad clásica, los científicos habían formulado ideas sobre cómo se produjo el movimiento de los planetas y cómo encajan todos los orbes celestiales. Esto dio origen al modelo geocéntrico del universo, un modelo, descartado en la actualidad, que explicaba cómo el Sol, la Luna y el firmamento rodeaban nuestro planeta.

teoría-geocéntrica-1

La noción de que la Tierra era el centro del Universo es ciertamente comprensible. Para la gente antigua, mirando hacia los cielos, parecía evidente que el Sol, la Luna y las estrellas giraban alrededor de la Tierra una vez al día. Para el observador de aquel entonces, el suelo en el que se encontraban parecía un punto fijo de referencia, un suelo plano desde el cual observar el cosmos circundante.

Y con el tiempo, gracias a siglos de conocimientos y registros por parte de varias civilizaciones, desde antiguos astrónomos babilónicos y egipcios hasta mediterráneos contemporáneos, comenzó a emerger un sistema formal que puso a la Tierra en el centro de todas las cosas.

Esto continuaría perdurando hasta entrado el siglo XVII y el siglo XVIII, momento en el cual las inconsistencias inherentes al modelo llevarían a que se abandonara en favor del modelo heliocéntrico.

Te Recomiendo Tambien...

Características de la Teoría Geocéntrica

Esta teoría puede rastrearse al menos hasta Aristóteles (384-322 a.C.), el cual argumentó que la razón por la cual todos los cuerpos caen al suelo es porque buscan su lugar natural en el centro del universo que coincide con el centro de la tierra.

La teoría geocéntrica del universo parece haber sido formalizada por Ptolomeo, el famoso astrónomo griego que vivió en Alejandría alrededor del año 130 d.C. El modelo de Ptolomeo imagina a cada planeta moviéndose en un pequeño círculo, cuyo centro se movía a lo largo de una gran órbita circular alrededor de la tierra. Este modelo fue generalmente aceptado hasta que Copérnico publicó su modelo heliocéntrico en 1543.

Principios básicos

La teoría geocéntrica es un modelo conceptual de la forma del universo que hace tres afirmaciones básicas sobre la naturaleza de la Tierra y su relación con el resto del universo. Estas son:

  1. La tierra es el centro del universo.
  2. La tierra está fija (inmóvil) en el espacio.
  3. La tierra es única y especial en comparación con todos los demás cuerpos celestes.

teoría-geocéntrica-2

Teoría Geocéntrica y la Biblia

La afirmación de que la tierra es única y especial, se enseña clara e inequívocamente en el primer capítulo del Génesis. El sentido claro del relato de la creación es que todos los cuerpos celestes a excepción de la tierra, no se crearon sino hasta el cuarto día de la creación.

Por lo tanto, Dios ya había creado la tierra junto con sus continentes y océanos, y produjo vegetación sobre la superficie antes de detenerse para crear el sistema solar, la Vía Láctea y todos los demás cuerpos materiales en el universo. Está muy claro que la creación de la tierra fue distinta de la de cualquier otro cuerpo celeste.

teoría-geocéntrica-3

La doctrina bíblica de la singularidad de la tierra está fuertemente respaldada por la exploración espacial moderna. En particular, todos los esfuerzos de los científicos para demostrar que la vida existe o posiblemente podría existir en otros planetas de nuestro sistema solar han fracasado hasta ahora.

Tales esfuerzos solo han servido para subrayar cuán diferente es la tierra en este aspecto de todos los otros cuerpos celestiales que hemos podido estudiar. Mientras la tierra rebosa de vida, en otras partes el espacio parece ser estéril e increíblemente hostil para la vida. La tierra da todas las indicaciones de que fue especialmente diseñada para la vida.

En contraste con la abundante evidencia en la Biblia que enseña que la tierra es especial, en ninguna parte se enseña que la tierra sea el centro del universo. De hecho, la Biblia no proporciona enseñanza explícita sobre ninguna cuestión relacionada con la forma del universo.

teoría-geocéntrica-4

No se indica, por ejemplo, si el universo es finito o infinito, y no se puede encontrar una declaración explícita que nos ayude a saber si el espacio es plano o curvo. Este es el tipo de información que necesitaríamos para deducir si la Tierra está en el centro del universo o si tiene sentido decir que el universo tiene un centro.

En asuntos relacionados con la forma física del universo, la Biblia es muda. De hecho, en ningún lado la Biblia se dispuso a tratar explícitamente el tema de si la Tierra se está moviendo a través del espacio o no.

Evidentemente, si bien la forma física del universo es un tema científico interesante, no es de gran importancia bíblicamente. La falta de palabras bíblicas explícitas sobre todo este asunto hace que sea imposible llamar a cualquier modelo conceptual de la forma del universo  como el “punto de vista bíblico”.

Geocentrismo y el Creacionismo

La posición bíblica de la doctrina de la creación contrasta radicalmente con el de la geocentricidad. La Biblia inicia con la declaración explícita “En el principio, Dios creó los cielos y la tierra”, y el Génesis continúa esbozando en detalle la doctrina de la creación.

Si bien es imposible encontrar alguna enseñanza definitiva en la Biblia sobre la forma física del universo, es imposible omitir la enseñanza explícita en la Biblia de que el mundo fue creado sobrenaturalmente por Dios.

teoría-geocéntrica-5

La teoría geocéntrica y el creacionismo con materias totalmente distintas. Debido al contraste en la forma en que la Biblia trata estos dos temas, creo que los intentos de vincular la geocentricidad y el creacionismo carecen de fundamento. Tal vez la lección más importante que debe aprenderse de la historia de la geocentricidad se relaciona con el papel que juega el descubrimiento científico en la interpretación de la Biblia.

Es ciertamente irónico ver el incidente del juicio de Galileo antes de que desfile la Inquisición como una ilustración supuestamente indiscutible del “error” que cometen los creacionistas recientes cuando insisten en una creación literal, sobrenatural de seis días y no ceden a los puntos de vista científicos modernos de cómo el universo llegó a ser.

Después de todo, los antiguos teólogos afirmaban que el punto de vista heliocéntrico de Galileo era una herejía, pero ahora todos saben que los teólogos estaban equivocados y que Galileo tenía razón. En realidad, como hemos visto anteriormente, el consenso científico actual es que hoy no podemos decir que la teoría copernicana (que Galileo sostenía) es correcta y la teoría ptolemaica (que los teólogos sostuvieron) es incorrecta en cualquier sentido físico.

teoría-geocéntrica-6

La lección generalmente pasada por alto aquí es que las teorías científicas no proporcionan una base muy segura para interpretar las antiguas escrituras bíblicas. Lo cierto es que en el curso de los últimos quinientos años, el peso de la comunidad científica ha pasado por cada una de las tres teorías diferentes sobre la forma del universo: primero la geocentricidad, luego el heliocentrismo y ahora la relatividad.

Así es exactamente lo que sucede con las teorías científicas: van y vienen, debido a que tiene una explicación lógica. Pero cuando se trata de la Biblia o de creencias religiosas, es prácticamente imposible demostrar científicamente sus hechos debido a que muchos de ellos son sobrenaturales, carecen de toda lógica o no existen registros contundentes, y es por este motivo que se han mantenido a lo largo del tiempo.

teoría-geocéntrica-7

Teoría Geocéntrica y Heliocéntrica

La teoría geocéntrica y heliocéntrica del universo son modelos que, aunque son completamente diferentes desde el punto de vista astronómico, forman parte de la historia del hombre en su intento por conocer el orden y movimiento de todos los cuerpos celestes.

El geocentrismo significa que la Tierra está en el centro. El prefijo “geo” hace referencia a la  Tierra. Así como la geometría es la medida de la tierra, la geología es el estudio de la tierra.

El Heliocentrismo significa que el sol está en el centro. El prefijo “helio” hace referencia al sol. Se puede hablar de la heliosfera, la región del espacio dominada por el campo gravitacional del Sol, o la heliopausa, que es el borde teórico donde el viento estelar es detenido por el medio interestelar.

El modelo geocéntrico postulaba que todo el universo giraba alrededor de la Tierra. Después de Aristóteles, esta teoría está más relacionada con Ptolomeo que escribió el “Almagesto”. En el Almagesto, Ptolomeo recopiló y refinó las teorías de los movimientos planetarios, incluido el uso de epiciclos para describir las órbitas. Este sistema se mantuvo ampliamente en Occidente hasta el siglo XVI cuando se propuso un modelo geocéntrico predictivo.

teoría-geocéntrica-8

El modelo heliocéntrico coloca al sol en el centro del sistema solar. Esta teoría fue presentada en el tiempo presocrático, pero no fue ampliamente creída y desapareció posiblemente debido a la pérdida de obras griegas antiguas. Copérnico publicó una de las primeras descripciones de la teoría con el trabajo de Kepler, Galileo y Newton que proporcionaron soporte matemático más adelante.

¿Quién la propuso la Teoría Geocéntrica?

La teoría geocéntrica del universo fue elaborada a través del tiempo por varios filósofos y genios que tomaron ideas de sus antecesores y las refinaron mediante muchos estudios. A continuación, se detallan los autores principales y que tuvieron un mayor impacto desde el inicio de éste modelo hasta su declive.

Aristóteles de Estagira

En el siglo IV (a.C.), dos influyentes filósofos griegos, Aristóteles y su maestro Platón, escribieron obras basadas en el modelo geocéntrico. En este modelo, la Tierra era una esfera estacionaria en el centro del universo. Las estrellas y los planetas fueron transportados alrededor de la Tierra en esferas o círculos.

Más adelante, Aristóteles elaboró su propio sistema sobre la base de Eudoxo de Cnido, un pupilo de Platon quien desarrolló una explicación más matemática del movimiento de los planetas, basada en el dicho de Platón que establece que todos los fenómenos en los cielos se pueden explicar con un movimiento circular uniforme.

teoría-geocéntrica-9

En el sistema aristotélico completamente desarrollado, la Tierra esférica está en el centro del universo, y todos los demás cuerpos celestes están unidos a 47-55 esferas transparentes y giratorias que rodean la Tierra, todas concéntricas con ella (el número es tan alto porque se necesitan varias esferas para cada planeta).

Estas esferas, conocidas como esferas cristalinas, se movieron a diferentes velocidades para crear la revolución de los cuerpos alrededor de la Tierra. Estaban compuestos de una sustancia incorruptible llamada “aether”. Aristóteles creía que la Luna estaba en la esfera más interna y por lo tanto tocaba el reino de la Tierra, causando las manchas oscuras  y la capacidad de atravesar fases lunares.

Luego describió su sistema al explicar las tendencias naturales de los elementos terrestres: la tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter celestial. Su sistema sostenía que la tierra era el elemento más pesado, con el movimiento más fuerte hacia el centro, por lo que el agua formaba una capa que rodeaba la esfera de la Tierra.

La tendencia del aire y el fuego, por otro lado, era moverse hacia arriba, alejándose del centro, con el fuego siendo más ligero que el aire. Más allá de la capa de fuego, estaban las sólidas esferas de éter en las que estaban incrustados los cuerpos celestes.

La adherencia al modelo geocéntrico surgió en gran parte de varias observaciones importantes. En primer lugar, si la Tierra se moviera, entonces uno debería ser capaz de observar el desplazamiento de las estrellas fijas debido al paralaje estelar. En resumen, si la Tierra se moviera, las formas de las constelaciones deberían cambiar considerablemente en el transcurso de un año.

Te Recomiendo Tambien...

teoría-geocéntrica-10

Si no parecen moverse, las estrellas están mucho más lejos que el Sol y los planetas de lo que se concibió anteriormente, lo que hace que su movimiento sea indetectable o, en realidad, no se mueven del todo. Debido a que las estrellas estaban en realidad mucho más lejos de lo que postulaban los astrónomos griegos, el paralaje estelar no se detectó hasta el siglo XIX. Por lo tanto, los griegos eligieron la más simple de las dos explicaciones.

La falta de un paralaje observable se consideró un defecto fatal en cualquier teoría no geocéntrica. Otra observación utilizada a favor de la teoría geocéntrica en ese momento fue la aparente consistencia de la luminosidad de Venus, lo que implica que usualmente se encuentra a la misma distancia de la Tierra, lo que a su vez es más consistente con el geocentrismo que con el heliocentrismo.

En realidad, eso se debe a que la pérdida de luz causada por las fases de Venus compensa el aumento en el tamaño aparente causado por su distancia variable de la Tierra.

Los objetores al heliocentrismo observaron que los cuerpos terrestres, por naturaleza, tienden a descansar lo más cerca posible del centro de la Tierra. Los cuerpos terrestres tienden a no moverse a menos que sean forzados por un objeto externo, o transformados a un elemento diferente por calor o humedad.

Nicolás Copérnico

Nicolás Copérnico fue un matemático y astrónomo que propuso que el Sol estaba estacionario en el centro del universo y la tierra giraba en torno a él. Los descubrimientos astronómicos del Renacimiento fueron trascendentales en el sentido de que la Tierra ya no era más centro del universo a principios del siglo XVII.

Preocupado por el fracaso del modelo geocéntrico del universo de Ptolomeo, Copérnico decidió que podía lograr su objetivo solo a través de un modelo heliocéntrico. De este modo, creó un concepto de universo en el que las distancias de los planetas desde el sol tenían una relación directa con el tamaño de sus órbitas.

Este reposicionamiento del mundo sacudió los fundamentos de todo pensamiento científico. Nicolas Copernicus desmintió la teoría geocentrica ptolemaica del universo y no permitió que su libro “Revolutions of the Heavenly Orbs” se publicará hasta poco antes de su muerte, porque tal opinión era potencialmente herética; de hecho, la iglesia católica desaconseja fuertemente cualquier enseñanza de la sistema copernicano.

teoría-geocéntrica-11

En ese momento, la idea heliocéntrica de Copérnico era muy controvertida; sin embargo, fue el comienzo de un cambio en la forma en que se veía el mundo, y Copérnico llegó a ser visto como el iniciador de la Revolución Científica. La cosmología medieval, el estudio del mundo en relación con los cielos, tuvo que ser reescrito a finales del siglo XVI y el genio que lo hizo fue Galileo Galilei.

Claudio Ptolomeo

El geocentrismo ptolemaica, fue un modelo matemático del universo formulado por el astrónomo y matemático alejandrino Claudio Ptolomeo alrededor del año 150 y registrado por él en sus tratado “Almagesto”. El sistema ptolemaico es una cosmología geocéntrica, es decir, comienza asumiendo que la Tierra está estacionaria e en el centro del universo.

teoría-geocéntrica-12

La expectativa natural para las sociedades antiguas era que los cuerpos celestes deben viajar en un movimiento uniforme a lo largo de la ruta más perfecta posible, un círculo. Sin embargo, las rutas del Sol, la Luna y los planetas observados desde la Tierra no son circulares.

teoría-geocéntrica-13

El modelo de Ptolomeo explicó esta imperfección al postular que los movimientos aparentemente irregulares eran una combinación de varios movimientos circulares regulares vistos en perspectiva desde una Tierra estacionaria. Los principios de este modelo fueron conocidos por los primeros científicos griegos, incluido el matemático Hiparco de Nicea en el 150 a.C., pero culminaron en un modelo predictivo preciso con Ptolomeo.

El sistema ptolemaico resultante persistió, con pequeños ajustes, hasta que la Tierra fue desplazada del centro del universo en los siglos XVI y XVII por el sistema copernicano y por las leyes del movimiento planetario de Kepler.

Galileo Galilei

Galileo Galilei, considerado como el padre de la astronomía moderna, vio un día un espejo de aumento y tuvo la idea de hacer un telescopio. Aprendió a manipular el cristal e hizo el primer telescopio con el objetivo de mirar hacia el cielo.

Usó el telescopio recién inventado para hacer sus propias observaciones, estudió montañas y cráteres en la luna de la Tierra, las fases de Venus y las lunas de Júpiter. Particularmente notó que Venus a veces parece ser una media luna, al igual que la luna de la Tierra. Todos estos hallazgos apoyan la teoría heliocéntrica de Copérnico.

En 1610, Galileo observó que Venus tiene un conjunto completo de fases, como las fases de la Luna, lo cual era contradictorio con el modelo geocéntrico donde Venus no debería tener una iluminación completa desde la perspectiva de la Tierra.

teoría-geocéntrica-14

En realidad, las fases de Venus son el resultado de la órbita de Venus alrededor del Sol dentro de la órbita de la Tierra, lo que demuestra que estaba equivocado en su teoría. (De esta forma, cuando Venus se encuentra entre el Sol y la Tierra, está completamente en sombras.

Luego, Venus se ilumina parcialmente cuando se mueve en su órbita hasta que se ilumina completamente cuando está en el lado opuesto de la órbita de la Tierra. En consecuencia, Venus es cubierto por las sombras cuando se mueve desde el lado opuesto de la órbita de la Tierra a la posición entre el Sol y la Tierra. Por lo tanto, Venus tiene un conjunto completo de fases cuando completa su órbita alrededor del Sol.

En el mismo año, Galileo observó con su telescopio cuatro objetos que se movían cerca del planeta Júpiter. Después de analizar los datos de su período completo de movimiento, concluyó que en realidad estos cuatro objetos están orbitando alrededor de Júpiter como lunas. Esto era inaceptable por el modelo geocéntrico donde todo cuerpo celeste debería simplemente orbitar alrededor de una tierra estacionaria.

Galileo escribió sobre sus observaciones y desato la ira de la Iglesia Católica Romana y finalmente lo colocó bajo arresto domiciliario. La Inquisición era el tribunal de la Iglesia Católica Romana en este momento, la cual hizo que Galileo se arrodillara ante ellos y confesara que la teoría heliocéntrica era falsa.

teoría-geocéntrica-15

La Teoría Geocéntrica y sus principales precursores

La teoría geocéntrica fijaba a la Tierra en el centro del universo con los demás planetas y estrella orbitando alrededor de ella, sin embargo, a medida que pasaba el tiempo se encontraron una gran cantidad de incoherencias que pusieron en duda esta teoría, y fue en esos tiempos donde surgieron personajes históricos que decidieron dar un paso adelante con nuevas teorías.

El heliocentrimo muestra al sol inmóvil en el centro del sistema solar con todos los planetas, incluida la Tierra, en movimiento a su alrededor. El modelo de Nicolás Copérnico, que usaba círculos para describir las órbitas de los planetas alrededor del sol en lugar de elipses, era tan torpe e inexacto como la teoría geocéntrica de Ptolomeo. Sin embargo, fue conceptualmente más simple y rápidamente ganó aceptación, aunque no sin una considerable controversia. El conflicto entre estos dos puntos de vista llegó a un punto crítico en el conocido Juicio de Galileo por parte de la Inquisición en 1632.

teoría-geocéntrica-16

Comenzando desde un punto de vista heliocéntrico, Johannes Kepler fue capaz de formular leyes de movimiento planetario que describen con precisión las órbitas de los planetas por primera vez. Isaac Newton fue capaz de explicar por qué las leyes de Kepler funcionaban en base a su famosa ley de la gravedad. Este tremendo progreso dio como resultado la aceptación casi universal de la heliocentricidad y el rechazo de la geocentricidad.

teoría-geocéntrica-17

La Teoría geocéntrica en la actualidad

Se hicieron muchos intentos para probar que la teoría heliocéntrica era verdadera y que la teoría geocéntrica era falsa, hasta principios de 1900. Todos esos intentos no tuvieron éxito. El más conocido de estos es el experimento de Michelson-Morley, que fue diseñado para medir el cambio en la velocidad de la luz, debido al movimiento supuesto de la tierra a través del espacio, cuando se mide en diferentes direcciones en la superficie de la tierra.

teoría-geocéntrica-18

El fracaso de este experimento para detectar cualquier cambio significativo jugó un papel importante en la aceptación de la teoría de la relatividad especial de Einstein. La teoría de la relatividad especial se basa en la suposición básica de que la velocidad de la luz siempre será la misma en todas partes del universo, independientemente del movimiento relativo de la fuente de la luz y del observador.

La capacidad de la relatividad especial para explicar con éxito muchos fenómenos físicos que se manifiestan por partículas atómicas cuando se mueven a velocidades superiores a aproximadamente un décimo de la velocidad de la luz, parece corroborar esta suposición.

Por lo tanto, el fracaso del experimento de Michelson-Morley (y todos los demás experimentos de intención similar) para detectar cualquier movimiento de la tierra a través del espacio es entendido por la ciencia moderna en términos de relatividad en lugar de geocentricidad.

La teoría de la relatividad general de Einstein se suma al debate. Afirma que es imposible para un observador humano determinar si un cuerpo material se encuentra en un estado de reposo absoluto (es decir, inmóvil en el espacio) y que solo se puede detectar físicamente el movimiento de dos cuerpos materiales entre sí.

teoría-geocéntrica-19

De acuerdo con esta teoría, los puntos de vista geocéntricos y heliocéntricos son representaciones igualmente válidas de la realidad, y no tiene ningún sentido científico hablar de uno como verdadero y otro como falso. Este cambio de énfasis lo resume el famoso astrónomo Fred Hoyle de la siguiente manera:

“La relación de las dos teorías (geocentricidad y heliocentricidad) se reduce a una mera transformación de coordenadas y es el principio fundamental de la teoría de Einstein en la que dos maneras de mirar el mundo que están relacionadas entre sí por una transformación de coordenadas son totalmente equivalentes desde un punto de vista físico. Hoy, no podemos decir que la teoría copernicana es correcta y que la teoría ptolemaica es “errónea” en ningún sentido físico significativo”.

La relatividad es la teoría que es aceptada como la correcta por la gran mayoría de los científicos en la actualidad. Sin embargo, muchos profesores de ciencias y libros de texto no son conscientes de esto, y no es raro encontrar el heliocentrismo enseñado como la teoría progresiva y “obviamente verdadera”, incluso hoy en día.

La Teoría Geocéntrica y la Astrología

La astrología estuvo influyo ligeramente en la teoría geocéntrica debido a que algunos de sus autores la tomaron en cuenta a la hora de realizar sus estudios y observaciones. El zodíaco original, inventado por los antiguos babilonios, es sideral, es decir, se basa en la posición del sol con las estrellas.

Por lo tanto, si naciste bajo el signo de Leo, quiere decir que el sol realmente estaba en la constelación de Leo. Pero con el pasar de los años, la Tierra se tambaleó lentamente bajo la atracción de la luna y el calendario sideral cambió un mes.

teoría-geocéntrica-20

Sin embargo, las tablas de Astrología utilizadas por las culturas occidentales de hoy fueron creadas en el siglo II d.C. por el astrónomo Claudio Ptolomeo, al cual se le atribuye la teoría geocéntrica.

En este sistema de zodiaco, el inicio de Aries se fija en un equinoccio solar (21 de marzo) y Libra en el otro equinoccio, en septiembre. Él sabía acerca de la cambio sideral y optó por ignorarlo basando el calendario en el equinoccio en lugar de basarlo en la posición del sol en el cielo.

Dejame Tu Comentario