Apolo 13, conoce lo que aún no sabes de esta misión espacial

Apolo 13, es la denominación asignada a una misión espacial, la cual tenía como objetivo principal llevar a la superficie lunar a un grupo de astronautas, con el propósito de llegar a un destino determinado y cumplir así una misión específica, en el siguiente artículo conoceremos más detalles de esta interesante misión, perteneciente al Programa Apolo de los Estados Unidos de América, la cual se caracterizó por presentar una serie de incidentes que nunca antes, habrían sucedido, y que al final resultaron como una serie de momentos históricos.

Apolo 13, conoce lo que aún no sabes de esta misión espacial

Apolo 13

El Apolo 13, fue considerado como la quinta misión tripulada por parte del Programa Apolo de los Estados Unidos de América y es clasificada como la tercera con el objetivo de alunizar.

En general la nave fue lanzada el 11 de abril del año 1970, específicamente a las 19:13 horas, donde el alunizaje fue abortado como consecuencia de una explosión localizada en el tanque de oxígeno, este hecho sucedió justo dos días después del despegue, de esta forma se inhabilitó el módulo de servicio catalogado como (SM), del cual dependía el módulo de mando clasificado como (CM), en este caso se recurrió al módulo lunar (LM) como especie de bote salvavidas.

Aunque este suceso generó una serie de contratiempos y dificultades debido a la energía limitada, factores como la pérdida de calor en la cabina, y la falta de agua potable (como consecuencia de la congelación), y otros aspectos como la crítica necesidad de reparar el sistema de depuración de dióxido de carbono, la tripulación logró pasar cada uno de los obstáculos y pudo regresar con éxito a la Tierra, justo el 17 de abril. (ver artículo: Astronauta).

Esta misión espacial estuvo organizada de la siguiente manera:

  • El que estuvo a cargo como comandante de la misión fue James Lovell y John L. También se contó con “Jack” Swigert, ambos como piloto del CM y Fred W. Haise como piloto del LM
  • Swigert, el cual tuvo la responsabilidad de suplir al piloto original del módulo de mando, clasificado como Ken Mattingly, a quien el médico de la misión mantuvo en tierra por presentar algunas incidencias de salud

Historia

Los antecedentes históricos muestran que existieron dos exitosas misiones, que precedían la misión del Apolo 13, estas eran establecidas como el famoso Apolo 11, el cual transcurrió con éxito en la fecha correspondiente de julio del año 1969, también había ocurrido con normalidad la misión Apolo 12, sin ninguna complicación. Las muestras de roca lunar traídas en cada expedición eran examinadas por los expertos de manera profunda.

Imagen relacionada

Aunque cada uno de los astronautas habían sido bien entrenados en todo lo relacionado con la geología,la mayoría de los científicos, presentaban una serie de quejas en cuanto a las muestras lunares traídas hasta la fecha, ya que consideraban que  podían ser viejos meteoritos caídos en la Luna, y de esta forma no eran el material original de nuestro satélite.

Por tal motivo las misiones, catalogadas como Apolo, presentaban una variante: ya que en lugar de descender en los mares lunares como sucedió en las dos misiones anteriores,  el Apolo 13, tendría la responsabilidad de descender en un terreno que fuese elevado, este abarcaba la región del cráter Fra Mauro, donde según opiniones posiblemente lograrían obtener auténtico material lunar.

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

Hubo un tiempo donde las misiones realizadas por los astronautas resultaban frecuentes, y poco interesantes debido a la cotidianidad con la cual ocurrían, tanto que la mayoría de los aficionados no mostraban mucho interés, en tal caso durante los procesos previos a la misión apolo 13, existieron algunos a acontecimientos que captaron la atención de muchos, como lo fue los síntomas de una posible infección de sarampión por parte de algunos miembros de la tripulación.

Esta afección había sido presentada por Charles Duke Jr., quien fue el encargado de establecer el enlace (CAPCOM), con todo lo referente a la histórica misión del Apolo 11, este  contrajo sarampión justo cinco días antes del lanzamiento del Apolo 13, en este proceso los seis astronautas habían entrenado juntos durante un lapso de tres meses, por este motivo existía un nivel de posible contagio dentro del grupo,  de la tripulación. (ver artículo: Astronauta Mujer).

Por tal motivo cada uno de ellos, tuvo que someterse a ciertos análisis de sangre, para determinar en que condiciones de salud se encontraban para aquel entonces, dichas pruebas mostraron que solo  Thomas K. Mattingly, no había desarrollado los anticuerpos contra el sarampión, por esta razón, había cierta posibilidad de que este se encontrara infectado.

Imagen relacionada

En aquel entonces el doctor Charles Berry, era el médico asignado por parte de la NASA a la misión, el considero que era necesaria la sustitución de Mattingly,  para evitar posibles problemas de contagio dentro de la tripulación. Aunque al comienzo James Lowell, quiso volar junto a toda su tripulación titular, al final tuvo que aceptar las indicaciones de los médicos y por esta razón Jack L. Swigert sustituyó en el vuelo a Mattingly.

Consideraciones del número 13

En general existieron dos proyectos espaciales norteamericanos, los cuales habían sido de gran importancia ya que obtuvieron un enfoque positivo, estos habían precedido al proyecto Apolo, y fueron clasificados como

  • El Mercury
  • El Gemini

Una serie de acontecimientos hicieron que la cantidad de vuelos nunca llegaran a 13, por este motivo el número no se usó. Según las diversas opiniones surgieron algunas leyendas entorno a estos sucesos, por tal motivo algunos de los encargados de esta misión sugirieron que el proyecto Apolo omitiera dicho número, pasando así del Apolo 12 al Apolo 14.

Aunque en torno a este número había una serie de supersticiones, esto resulto un poco absurdo a los integrantes directos de estas labores, dichos hombres  estaban familiarizados a usar la razón científica y no la superstición. Lo único cierto dentro de este proceso, fue que el número 13, siguió como parte de a la misión.

Perseverancia del número 13

Al final después de una serie de incidentes, llegó el anhelado día, donde la tripulación lograría el tan esperado despegue, la fecha exacta correspondía al 11 de abril del año de 1970. Ese mismo día, al ser el mediodía, el imponente Saturno V despegaría para enviar rumbo a la Luna una nueva tripulación de astronautas estadounidenses, los cuales estaban preparados para cumplir el objetivo de su misión.

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

El lanzamiento del Apolo 13, fue muy distinto al realizado un año a tras por parte del apolo 11, el cual contó con la presencia de muchos aficionados y diferentes medios de comunicación al igual que grandes personalidades de prestigio como parte de este evento, a pesar de esto y con poco apoyo el apolo 13 finalmente estableció su objetivo y de esta manera se encendieron las toberas del cohete Saturno V, y de una manera lenta fue levantándose sobre la rampa de lanzamiento el denominado 39A. De esta manera el Apolo 13 ya iba rumbo a la Luna.

Objetivo Principal

El objetivo principal de la misión del Apolo 13 era explorar, de forma específica la zona volcánica de Fra Mauro, llamada de esta manera por el Cráter Fra Mauro, cuyas medidas se encuentran alrededor unos 80 km de diámetro, y se encuentra situada en su interior. Ésta por lo general es un área considerada como selenológica, la cual se creía que estaba compuesta de «ejecta» del impacto de un gran objeto que formó el Mare Imbrium. (ver artículo: Misiones espaciales).

En el caso de la siguiente misión Apolo, la cual estaba clasificada como Apolo 14, se encontraba asignada para alunizar en el cráter Littrow (el cual estaba determinado en el valle de Taurus-Littrow), aunque, debido al fracaso del Apolo 13, esta misión se alunizó en Fra Mauro.

La misión, comenzó un pequeño incidente: durante el período del despegue, el motor central de la segunda fase (S-II), se apagó durante un lapso de dos minutos antes de lo previsto. Este suceso originó que los cuatro restantes permanecieron encendidos por más tiempo para compensarlo, también en el caso del motor de la tercera fase, clasificado como (SIV-B) y el vehículo que generalmente siguió hasta alcanzar una órbita de aparcamiento muy cercana  a la planeada inicialmente, desde la cual pudo efectuar una inyección translunar (TLI) exitosa.

En el caso del motor central de la segunda fase, fue detenido por el sistema de guiado automático de la nave, de este modo al ser detectados los sensores se genero una oscilación violenta como consecuencia  de una combustión inestable, la cual podría destruirlo.

El problema ya se había presentado en la misión no tripulada catalogada como Apolo 6, estando a punto de provocar la cancelación del vuelo y de esta forma impidiendo uno de sus objetivos. Por medio de la llamada misión Apolo 6 se implementaron ciertas mejoras en el Saturno V.  y tras la misión Apolo 13 se  introdujeron otras modificaciones.

Explosión

En trayectoria hacia la Luna, alrededor de unas 200 000 millas (lo que corresponde a una cantidad de 321 868,8 km) de la Tierra, el Control de la Misión, le dijo a la tripulación que encendiera los ventiladores de los tanques conformados de hidrógeno y oxígeno, los cuales tenían una función específica y servían para estratificar los contenidos criogénicos y de esta manera lograban incrementar la precisión de las lecturas de las cantidades.

Con un tiempo de duración de 93 segundos, los astronautas escucharon una gran explosión, la cual estaba seguida de ciertas fluctuaciones en la energía eléctrica.

En este momento la tripulación originalmente pensó que se trataba de un meteorito, que había chocado con la nave, aunque desconocían que se trataba del tanque de oxígeno número 2, este era uno de los dos tanques ubicados específicamente en el área del módulo de servicio, el cual había explotado.

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

También se registró un evidente aislamiento de teflón, el cual se encontraba dañado en los cables que iban en los ventiladores dentro del tanque 2, esto originó que los cables hicieran cortocircuito. Y por tal motivo el fuego ocasionó una fuerte presión más allá de su límite y por esta razón la cúpula del tanque se rompió, lo que dio seguimiento a que se llenara el compartimiento de las células de combustible clasificadas como,(Sector 4), las cuales contenían oxígeno que se expandió rápidamente.

Por todo lo sucedido se generó una presión dentro del compartimiento, la cual expulsó las tuercas que mantenían atornillado el panel de aluminio que estaba sobre el Sector 4, este, al explotar, posiblemente causó daños menores a la antena utilizada para las comunicaciones.

En el caso de las comunicaciones y la telemetría a tierra se perdieron completamente por un lapso que duro 1,8 segundos, hasta que el sistema se corrigió de manera automática y transformándose de modo banda corta a banda ancha.

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

El choque mecánico, también ocasionó otros incidentes, ya que forzó a las válvulas de oxígeno a cerrarse en las celdas de combustible números clasificadas como 1 y 3, lo que permitió que operaran durante 3 minutos. (ver artículo: La NASA).

El choque causó, una ruptura parcial específicamente en una línea del tanque de oxígeno 1, o en tal caso  causó que su válvula de paso presentara una fuga, ocasionado así que su contenido se escapará al espacio exterior durante un tiempo de 130 minutos, de esta manera se vació por completo el suministro de oxígeno del módulo de servicio, lo que empeoró la difícil situación.

Como resultado de que las celdas de combustible, estaban combinadas de una cantidad de hidrógeno y oxígeno, los cuales servían para generar la electricidad y agua, la celda de combustible número 2 finalmente se desactivó y este hecho dejó a los módulos de mando y también al servicio del Apolo con la limitada energía de las baterías. (ver artículo: Traje y casco de astronauta).

La tripulación se quedó completamente forzada a apagar el módulo de mando y de esta manera debió usar el módulo lunar como  especie de “bote salvavidas”. Esta medida inmediata fue sugerida durante una simulación de entrenamiento, aunque no se había considerado como  parte de un posible suceso.​ Sin la disponibilidad del módulo lunar, el accidente habría sido fatal, ya que todo estaba en su contra.

«Houston, tenemos un problema»

La frase Houston, tenemos un problema, cuya traducción en el idioma inglés sería definida de la siguiente manera, (en inglés: «Houston, we have a problem»), se convirtió en una frase muy popular aunque fue considerada como errónea, ya que la expresión es citada de la frase utilizada por el  astronauta, llamado Jack Swigert, que durante el incidente vivido en el viaje del Apolo 13, pronunció unas palabras justo después de observar la luz de advertencia acompañada de un estallido, las cuales estaban determinadas como.

La frase verídica que fue efectuada por Swigert fue, la siguiente:

  • Este astronauta citó la cito la siguiente expresión, (Bien, Houston, hemos tenido un problema aquí.), la cual en el idioma inglés corresponde de la siguiente manera, (en inglés sería justo así: «Ok, Houston, we’ve had a problem here».)
  • Luego de esto también se originó una frase específica, la cual estaba seguida de otra frase que pronunció de manera inmediata Jim Lowell: Ah, Houston, hemos tenido un problema, en el idioma inglés corresponde de siguiente manera, (en inglés: «Uh, Houston, we’ve had a problem».)
  • Desde ese momento, la frase se ha hecho muy popular,​ usándose de manera informal, para hacer referencia al surgimiento de un problema imprevisto, tal como sucedió con este grupo

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

Supervivencia de la tripulación y el viaje de regreso

En general la tripulación vivió una serie de momentos de intensa incertidumbre y peligro, ya que el daño en el módulo de servicio ocasionó que el alunizaje fuese completamente descartado, de esta manera, el director de vuelo, conocido como Gene Kranz, de forma inmediata se vio en la necesidad de tomar una decisión rápida y abortó la misión.

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

En esta caso los planes de aborto existentes, realizados  en el año de 1966, fueron evaluados; el plan más rápido de utilizar era una trayectoria de aborto directo, es decir, dar la vuelta y regresar a la Tierra, la cual requería de una medida específica, que era usar el motor del módulo de servicio para lograr un gran cambio en la velocidad y de esta manera revertir la trayectoria de la nave.

Aunque por lo general esta estrategia llevaría a los hombres de manera más rápida a casa y a su vez con la menor pérdida de insumos, aun así no era considerado como práctico, por las siguientes razones:

  • Este plan era posible  de realizar en una etapa temprana de la misión, es decir, antes de que la nave entrara en la esfera gravitacional de la Luna, lo cual ya le había sucedido al Apolo 13 en el momento del accidente, ya que se encontraba justo en ese punto
  • No se conocía con exactitud si, la explosión del tanque de oxígeno hubiese provocado un daño al motor, lo cual estaba impidiendo que el mismo fuese encendido de manera segura
  • Por tal motivo, el conocido Kranz, y  también el director de vuelo adjunto llamado Christopher C. Kraft decidieron optar por una trayectoria de regreso que fuera libre, es decir, circunvalar la Luna, usando de manera especifica su gravedad para así lograr impulsar la nave hacia la Tierra, y obtener un resultado favorable, por tal motivo fue necesario que ellos hicieran una ignición del módulo lunar, clasificado como (LM), esto fue mucho antes del apoastro para ayudar a acelerar el regreso

Apolo 13, conoce lo que aún no sabes de esta misión espacial

  • Sin embargo, a pesar de los esfuerzos el Apolo 13 ya había dejado su trayectoria de regreso libre inicial posteriormente en la misión, esto como parte de procedimiento para el alunizaje, el cual  estaba planeado en Fra Mauro
  • Por tal motivo, la primera orden fue restablecer la trayectoria a través, de un pequeño impulso del sistema de propulsión del módulo lunar
  • En este caso el motor de descenso fue usado nuevamente para lograr la aceleración antes del apoastro

Imagen relacionada

  • Cada una de estos métodos fueron aplicados y encendió solo una vez más para una corrección menor de la trayectoria, como parte de lo establecido
  • Con el objetivo de lograr un regreso seguro se requirió que tanto la tripulación como el personal de apoyo actuaran con gran ingenio bajo extrema presión, buscando juntos una alternativa satisfactoria, la cual generara resultados rápidos y positivos
  • En el caso de los suministros del módulo lunar estaban previstos para mantener a dos personas en un lapso especifico de solo dos días y no a tres personas durante cuatro días
  • Aunque el oxígeno era el suministro menos crítico, debido a que el módulo traía suficiente como para re-presurizar el módulo lunar después de cada actividad extra-vehicular

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

  • Esto a diferencia de los otros módulos, los cuales eran impulsados por celdas de combustible que generalmente producían agua como subproducto, el módulo lunar era impulsado por baterías de óxido de plata, por tal motivo la energía eléctrica y el agua, eran utilizadas para enfriar el equipo y para beber,  eran en sí una cantidad de suministros críticos
  • En todo lo referente a mantener los sistemas de soporte de vida y de comunicaciones, se realizaron métodos operacionales hasta el regreso, en este caso el consumo eléctrico del módulo lunar fue reducido a los niveles de energía más bajos en límite posible
  • En cuanto al hidróxido de litio que se utiliza para eliminar el dióxido de carbono del ambiente era considerado como un problema serio
  • El módulo lunar presentaba una cantidad limitada de recipientes de hidróxido de litio y, aunque el módulo de mando estaba conformado por una cantidad adecuada de contenedores, éstos en general eran incompatibles con los del módulo lunar

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

  • Los ingenieros de tierra, buscaron una manera improvisar para lograr unir los contenedores en forma de cubo del módulo de mando, en relación  a las entradas cilíndricas del módulo lunar con cada uno de los elementos disponibles en la nave, llevando aire a través de una manguera
  • Los astronautas denominaron a éste dispositivo como “el buzón”
  • Otro problema que se presentó rápidamente y el cual requería ser resulto sin contratiempos, para poder lograr un regreso seguro, era conseguir volver a activar el módulo de mando a partir de su estado completamente apagado, algo que nunca se había realizado en vuelo

Resultado de imagen para apolo 13 imagenes

  • El controlador de vuelo, llamado, John Aaron, con la ayuda del astronauta  Mattingly, al igual que un amplio grupo de ingenieros y diseñadores, tuvo que inventar un nuevo protocolo para poder lograr los objetivos trazados, con el suministro limitado de energía y en un tiempo muy corto
  • Este proceso fue muy complicado por el motivo que se tuvo que reducir los niveles de energía en el módulo lunar, provocando que la temperatura descendiera considerablemente.
  • En este caso el módulo de mando, para ahorrar energía, literalmente se enfrió a tal punto que el grado del agua se empezó a condensar en las superficies sólidas, ocasionando así una preocupación más, debido a que esto pudiera dañar los sistemas eléctricos cuando se reactivaran Aunque después de todo resultó, no fue un problema, gracias a las extensas mejoras en el aislamiento eléctrico aplicadas después del incendio en el Apolo.

Reentrada y amerizaje

Para lograr acercarse a la Tierra, la tripulación tuvo que separar el módulo de servicio y de esta manera pudo obtener una serie de fotos, las cuales serían utilizadas para análisis posteriores. En ese momento la tripulación mostró gran sorpresa al ver por primera vez que el panel del sector 4 del módulo de servicio había desaparecido. Con respecto a lo establecido por parte de  los analistas, estas fotos mostraban también los daños causados en la antena.

Luego de estos proceso finalmente, la tripulación separó el módulo lunar clasificado como “Aquarius”,  y de esta manera quedo solamente el módulo de mando catalogado como “Odissey”, para iniciar su entrada en la atmósfera.

En este caso, se establece que una entrada normal está seguida de cuatro minutos sin comunicaciones, este es un periodo llamado, como el (velo negro), el cual es causado por la ionización del aire alrededor del módulo de mando. En este caso, se consideraba la posibilidad de que el escudo térmico hubiese sido dañado como consecuencia directa de la explosión del tanque de oxígeno, la cual elevó la tensión durante el velo negro, que duró aproximadamente unos 33 segundos, lo que era más tiempo de lo normal.

Imagen relacionada

Sin embargo, con relación a este proceso el módulo “Odissey”, logro restablecer el contacto por radio y de esta manera amerizó a salvo en el Pacífico Sur, específicamente al sureste de la Samoa Americana y contó con unos 6,5 km del barco de recuperación. Es importante mencionar que fue el amerizaje más exacto de todos los Apolo.

En general la tripulación se encontraba en buenas condiciones exceptuando al astronauta llamado, Haise, quién lamentablemente sufría de una seria infección en el tracto urinario como consecuencia de la falta de agua. Para evitar algún tipo de alteración en la trayectoria de la nave, se le ordeno a la tripulación no tirar al exterior los desechos urinarios.

Cada uno de los planes trazados para traer al apolo 13 de vuelta, resultó con mucho éxito, gracias a que contó con la participación de un gran número de expertos, los cuales trabajaron juntos con el objetivo principal de que tuvieran un regreso favorable, también cada uno de estos astronautas pudo mantener un buen enfoque a pesar de las diferentes pruebas, y luego de una serie de circunstancias lograron  conseguir el tan anhelado regreso a tierra, este hecho sin duda quedará registrado como una importante victoria dentro del Programa Apolo de los Estados Unidos de América.

Imagen relacionada

Deja un comentario!