Terremoto: ¿Qué es?, características, causas y mucho más.

El terremoto es una afección que ha sufrido el planeta desde el origen de los tiempos, son catástrofes que pueden ocurrir en cuestión de minutos y que se miden según la magnitud que tenga el temblor, en este articulo te diremos todo lo que debes saber acerca de este fenómeno de la naturaleza.

¿Qué es un terremoto?

Un terremoto (del latín terraemōtus, de la tierra, «tierra» y motus, «desarrollo»), también suele ser llamado sismo o seismo (del francés sisme, obtenido del griego σεισμός [seismós]),  temblor, terremoto o simplemente movimiento telúrico, es un fenómeno que causa la sacudida repentina y transitoria de la corteza del mundo producida por la llegada de la energía agregada como ondas sísmicas.

Las más conocidas son las causadas por el movimiento de fallas geológicas. También puede haber, por ejemplo, contacto en el borde de placas estructurales, procedimientos volcánicos, impactos causados por rocas espaciales o cometas, o incluso puede ser ocasionado por personas al realizar pruebas de explosiones atómicas. (Ver Articulo Sobre: Coniferas).

El punto de inicio de un temblor o terremoto se llama hipocentro o foco. El epicentro es el punto en la superficie del mundo que está específicamente sobre el hipocentro. Dependiendo de su fuerza y ​​lugar de origen, un temblor puede causar reubicaciones de la corteza del mundo, avalanchas, tsunamis (o mejor conocidos como tsunamis) o quizás pueda provocar acción volcánica. Para medir la energía descargada por un temblor sísmico, se utilizan algunas escalas, entre ellas, la escala de Richter es la más conocida y utilizada por la mayoría.

Características de un terremoto

El punto preciso donde comienza el terremoto se llama hipocentro, está situado debajo de la superficie de la corteza y va desde un par de kilómetros hasta un extremo de alrededor de 700 km de profundidad. El epicentro es la proyección del centro a nivel del suelo, es decir, la posición exacta de la superficie que se encuentra directamente sobre el centro, donde el terremoto alcanza su poder más notable.

La falla de una piedra es causada debido a la repentina liberación de tensión u otros esfuerzos (presión, tensión o corte) forzada en el suelo, a lo largo de estas líneas, la tierra se pone en vibración. Esta vibración se debe a la forma en que las ondas sísmicas se generan en todas direcciones y transmiten la potencia producida en el punto sísmico hasta el epicentro en una proporción similar a la fuerza y ​​el tamaño de cada temblor.

Las ondas sísmicas distintivas viajan a varias velocidades, de modo que se tocan el sismógrafo en varias ocasiones, los tiempos de movimiento se muestran como diagramas de tiempo y distancia considerados sismogramas con los cuales se puede saber el epicentro de cualquier terremoto.

Movimiento trepidatorio y oscilatorio: En el punto en que se produce un temblor, las ondas sísmicas que se generan en todas las direcciones provocan el movimiento del suelo tanto en un plano nivelado como vertical. En las zonas cercanas al epicentro, la parte vertical del desarrollo es más prominente que las horizontales y se dice que el movimiento es trepidatorio.

Por otro lado, a medida que las ondas sísmicas viajan, los segmentos se debilitan y, después de alcanzar un terreno delicado, por ejemplo, el de la Ciudad de México, los componentes horizontales sonamplificados y se dice que es un movimiento oscilatorio.

Regularmente, si el temblor sísmico es enorme y ocurre en tierra, se llama terremoto, y en el caso de que ocurra en el mar, se lo conoce como un maremoto, el cual forma olas inmensas llamadas tsunamis, que son muy poderosas e impactan con fuerzas ruinosas en las costas vecinas.

El tiempo entre dos temblores se conoce como “tiempo de recurrencia” y el“lapso de la calma”(menos temblores y baja potencia) en una zona donde han ocurrido macrosismos se conoce como quietud sísmica. Según la exploración en curso por Max Wyss en el campo geológico, se ha resuelto que este es en ese preciso momento donde se encuentran los peligros más graves de un temblor, ya que implica que la energía o tensión elástica se acumula.

Impacto

Los impactos de un temblor traen como resultado la sacudida del suelo, algunos incendios, olas sísmicas marinas, avalanchas, y también la interferencia de servicios fundamentales en la sociedad, el frenesí y el aturdimiento psicológico. Los daños se basan en el momento en que ocurre el temblor, la grandeza, la separación del epicentro, la topografía de la zona, el tipo de movimiento que sufren las diferentes estructuras, el tamaño que tenga la población la duración que tenga el movimiento.

Las escalas de potencia y tamaño se utilizan para evaluar o medir el alcance de un temblor. El tamaño de la Intensidad o Mercalli está relacionado con un lugar en particular y está relegado en su capacidad a los daños o impactos causados ​​al hombre y las construcciones del mismo. La escala de las Magnitudes o Richter se identifica con la energía que se descarga en medio de un temblor y se adquiere en forma numérica a partir de los registros que se obtuvieron con los sismógrafos, este es el enfoque más conocido y más ampliamente utilizado para organizar los terremotos.

Movimientos premonitorios

Con frecuencia, algunos temblores más extensos han sido precedidos por temblores más pequeños creados hacia el comienzo de la ruptura alrededor de lo que será el área central del temblor, conocido como temblores premonitorios. Es difícil determinar estos temblores ya que no es posible separarlos de la sismicidad típica de un área, por lo que en la mayoría de los casos, se observa que un temblor es premonitorio en relación con el movimiento anterior a este.

Réplicas

Los sismólogos también han visto que, rápidamente después de que ocurra un terremoto notable, está arrastrado por pequeños temblores, consideradas “replicas” que ocurren en la región del centro primario del temblor. A medida que estos terremotos ocurren en la zona de ruptura del temblor primario, su evento es presumiblemente debido a la corrección mecánica del distrito afectado que no recupera su condición de equilibrio instantáneamente después del temblor principal.

Al principio, la recurrencia del evento es expansiva, pero disminuye continuamente con el tiempo. La investigación de las repercusiones tardías de un gran temblor se ha utilizado para evaluar las dimensiones de la zona de ruptura y otros exámenes lógicos, sin embargo, desde la perspectiva social, es importante conocer su evento con el objetivo final de recibir un comportamiento previsor. Las réplicas de un terremoto son de fuerza menor y suele suceder en solo unos minutos, días e incluso mucho tiempo después de que ocurra el temblor principal.

Predicciones sísmicas

Los temblores son un fenómeno natural que tiende a tener recurrencia. La adecuada acumulación de energía en cualquier lugar debe ser descargada una y otra vez a través de otro temblor. Las ocasiones símicas ocurren intermitentemente en los lugares geológicos equivalentes; a largo plazo en un distrito donde no ha ocurrido un temblor fuerte, es más notable la probabilidad de que ocurra uno allí.

No es fuera de lo común que en lugares donde los terremotos grandes acaban de suceder, regresen más tarde. La expectativa por comprender un procedimiento de la naturaleza es uno de los objetivos de toda la ciencia, por lo que la sismología no es ajena a estos deseos.

Hasta hoy no hay un sistema convincente para prever terremotos, ni siquiera en naciones como Estados Unidos y Japón, cuya tecnología es extremadamente mejor en su clase. Sin embargo, los avances logrados y la información obtenida nos permiten afirmar que pronto llegará el día en que la probabilidad de visualizar el evento de un temblor sísmico sea una realidad cotidiana.

Los sistemas de alerta sísmica (SAS) ejecutados en pocas naciones le dan la oportunidad de conocer el comienzo de un terremoto cerca de su epicentro, la velocidad diversa de la generación de ondas sísmicas y eléctricas, y la separación entre el sitio del epicentro sísmico y el lugar donde se necesita conocer los efectos del mismo.

La certeza de esta innovación se basa en el resultado de las actividades, por ejemplo, la captación del terremoto, previendo su grandeza y convenientemente avisando a la población en peligro para que reaccione lo suficientemente rápido, cada una de estas actividades tiene la posibilidad de fallar. El SAS puede dar, por métodos para radio y televisión, un aviso de un lugar en el rango de 50 y 70 segundos, antes de que ocurra un terremoto de 6 grados o más en la escala de Richter.

Tipos de terremoto

Esta variedad de causas nos permite realizar una caracterización de los temblores sísmicos:

Terremoto tectónico: Son aquellos creados por una ruptura de las rocas que forman las placas tectónicas. Una gran cantidad de energía se descarga desde dentro de la falla, encontrando el hipocentro allí.

Terremoto volcánico: Son los creados en las regiones influenciadas por el movimiento volcánico. Se pueden separar dos tipos: tectónicas, que se producen por las grietas de las rocas debido a los cambios de densidad; y explosivos, que son causados ​​por la explosión del magma.

Terremoto Perimétrico: Son aquellos creados en las placas de los continentes y las placas marítimas por una llegada de energía desde los profundos agujeros de las placas.

Terremoto por impactos de meteoritos: Son excepcionalmente inconsistentes a pesar del hecho de que desde siempre ha habido casos, por ejemplo, el meteoro que cayó en Arizona y dejó una cavidad con una anchura de 1,2 km y 100 metros hacia abajo. En la tierra son infrecuentes, sin embargo, diferentes planetas cuya atmosfera es menos densa, hay más ocasiones de esta calamidad que ocurren.

Terremoto de colapso: Son creados por grandes movimientos inesperados de rocas y tierra o hundimientos de la tierra. El desarrollo de las pendientes es lo que causó temblores sísmicos de una forma más notable. Por ejemplo, el terremoto ocurrido el 31 de mayo de 1970 en Ancash, Perú, donde en el terremoto hubo avalanchas de nieve y hielo de la montaña Huascarán que cubría la ciudad de Yungay y pequeñas ciudades circundantes.

Los que lograron sobrevivir en la catástrofe de esta ciudad eran pocos, como los individuos que se escondían en una fortaleza inca. Ha habido 100.000 muertos. Tenía un tamaño de 7,8 MW. Este no fue uno de los mayores temblores sísmicos en el Perú, sino que fue uno de los terremotos que garantizó la cantidad de víctimas más elevada.De esta manera, hubo una extraordinariaayuda global. Yungay fue nombrada «Capital de la Solidaridad Internacional».

Causas de un terremoto

A pesar de que la asociación entre las placas tectónicas es el motor fundamental de los temblores sísmicos, no es el único. Cualquier procedimiento que pueda lograr extensas convergencias de energía en las rocas puede producir temblores cuyo tamaño dependerá, entre diferentes elementos, de cuán extenso es el territorio de concentración del esfuerzo. Las causas más amplias se pueden registrar por su solicitud de importancia en:

Tectónica: Son los terremotos causados ​​por el desplazamiento de las placas tectónicas que componen la corteza terrestre, influyen en territorios extensos y es la razón por la que la mayoría de los terremotos se producen.

Volcánica: Es infrecuente; Cuando la erupciónde un volcán es muy grande, produce una sacudida extraordinaria que influye en la mayoría de los puntos cercanos, sin embargo, al ignorar esto, su campo de actividad es poco en relación con los de fuente tectónica.

Hundimiento: Cuando la actividad erosiva del agua subterránea ha ocurrido dentro de la corteza, deja un vacío, que termina cediendo a la pesadez de la parte superior. Es esta caída produce vibraciones conocidas como temblores sismos. Su evento es infrecuente y de poca amplitud.

Deslizamientos: El peso de las montañas es un poder enorme que, en general, las nivelará y puede causar terremotos al provocar terremotos a lo largo de las distintas fallas, sin embargo, en su mayor parte no son de una magnitud extraordinaria.

Explosiones nucleares: Hechas por el hombre y que evidentemente tienen una asociación con desarrollos sísmicos.

En el momento en que los esfuerzos se aplican en una piedra, dichos esfuerzos, dependiendo del tipo de roca y los estados naturales de temperatura y presión, continuará en una «conducta flexible de las piedras» bastante versátil o plástica. La elasticidad es una propiedad de los sólidos e implica que, después de haber sido un cuerpo deformado por una fuerza, vuelve a su forma única cuando la fuerza nunca más está presente.

En la remota posibilidad de que la tensión se aplique durante un período de tiempo constante, la distorsión será perpetua, es decir, el material «fluirá» plásticamente, por lo tanto, el concepto de “rígido” y “elástico” depende de la potencia y el período de tiempo que se concentre ese poder al material.

En el momento en que se distorsiona una piedra, acumula una energía elástica deformante en su interior; si el esfuerzo que se le aplica es moderadamente pequeño, la piedra actúa con elasticidad, mientras que si el esfuerzo que se le aplica es excesivamente grande, creará desfiguraciones excesivamente extraordinarias, y la piedra se romperá, esta explosión repentina causará una falla.

Un plano de esta falla (donde corre la falla) está moderadamente libre de presión por lo que puede moverse sin inhibiciones por los dos lados haciendo que la piedra vuelva a su forma única de nuevo abruptamente, este repentino desarrollo de masas sustanciales de roca produce ondas sísmicas que se mueven completamente a la superficie de la tierra, creando así un terremoto. El desarrollo dependerá del tipo de falla creando efectos distintivos en distintas direcciones.

A este modelo del ciclo de presión, falla y la llegada del esfuerzo se le denomina repercusión elástica y la misma fue propuesta por HF Reid, a la luz de sus percepciones de los impactos del terremoto en San Francisco en 1906, y por medio de estudios de campo y en el centro de investigación, se ha afirmado que, en marcos bastante explicados, es el sistema que produce los temblores sísmicos.

En las zonas de subducción es el lugar donde se registran los temblores más profundos. A lo largo de las trincheras suele haber un gran número de terremotos, que delimitan un territorio que se conoce como la «zona Benioff». Las trincheras, en sí mismas, están relacionadas con un gran número de terremotos y volcanes.

¿Qué ocurre en la zona de subducción?

La placa subducida se mueve sin deslizarse, la desfiguración aumenta hasta el punto en que las potencias son más prominentes que la fricción entre ellas, el contacto se rompe y los dos lados de la ruptura se mueven (ofreciendo la creación de un temblor) permitiendo que las placas se desplacen; a lo largo de estas líneas, el contacto entre las placas se recupera y comienzan a agregar nuevamente la energía de deformación y el ciclo continua.

La aclaración a un lote considerable de los fenómenos sísmicos y volcánicos que han ocurrido en los últimos tiempos es que son el resultado de fallas tectónicas y claramente el desarrollo de las placas tectónicas. Desde la perspectiva geológica, las zonas conocidas como las más dinámicas del planeta en estos términos enmarcan dos grupos extensos de miles de kilómetros de largo y solo un par de ancho:

Cinturón circumacífico(conocido como «Cinturón de fuego»): Cubre totalmente el Pacífico, se extiende a lo largo de las orillas de Sudamérica, México y California hasta Alaska; en ese punto, proceda a través de las Islas Aleutianas, antes de viajar al sur a través de Japón y las Indias Orientales. La mayor parte de la energía sísmica se descarga en este lugar, se descarga en algún lugar en el rango de 80 y 90% de la energía sísmica anual del planeta.

Cinturón Euroasiático-Melanesico(Alpine-Himalayas):Que incorpora los ámbitos de las altas cordilleras alpinas de Europa y Asia, y se asocia con el anterior en el archipiélago melanesio. Desde España se extiende a través del Mediterráneo hasta Turquía, el Himalaya y las Indias Orientales. Esta enorme falla es creada por las plataformas africana e india que se mueven hacia el norte, contactando de alguna manera con la plataforma euroasiática.

A pesar de que la energía descargada aquí es más baja que en el Pacífico, a lo largo de los años se han producido terremotos destructores, por ejemplo, el de China en 1976, que asesinó a más de 650 mil personas.Una tercera área excepcionalmente sísmica enmarcaría la Dorsal Mesoatlántica, situada en el punto focal del Océano Atlántico. (Ver Articulo Sobre: Tormentas electricas).

Regiones sísmicas: Zonas dinámicas de la corteza del mundo excepcionalmente inclinadas a presentar grandes movimientos sísmicos; Se corresponden con las zonas de choque o roce de las placas.

Regiones penisísmicas: Zonas donde solo se registran temblores impotentes (fuerza baja) y no tan a menudo como en otros casos.

Regiones a sísmicas: Regiones extremadamente estables del mundo en las que se registran temblores de vez en cuando. Son, en su mayor parte, lugares del casco continental (escudos) extremadamente antiguos.

En el caso de que pensemos en la distribución mundial de epicentros (sismicidad mundial) con las placas tectónicas primarias, vemos instantáneamente que los grupos sísmicos se relacionan, en una parte dominante increíble y asombrosamente, con las fronteras entre las placas, es decir, de cada tipo de interacción entre placas se producen terremotos.

Una parte de las regiones de sismicidad difusa, por ejemplo, las que se encuentran cerca de las Islas Filipinas, en los extremos occidentales y orientales del Mediterráneo y en el extremo noroeste de América del Sur, son lugares donde la proximidad de microplacas es posible, pero las mismas aun no son muy estudiadas.

Consecuencias

Las consecuencias y resultados de los temblores están relacionados con los grados de fuerza en la escala de Richter. Aproximadamente 300.000 temblores sísmicos ocurren cada año en toda la superficie con escalas en el rango de 2 y 2.9 grados. Los temblores de un poder más prominente de alrededor de 8 grados ocurren en períodos que van de 5 a 10 años.

Desde esta tabla puede construir una comprensión de los órdenes sociales distintivos que están en peligro, aunque se esfuerzan por prever los eventos, no es concebible decidir cuándo y dónde ocurrirá un temblor, ya que puede ocurrir en cualquier lugar y no se conoce la fuerza con la que llegara.

Bajo 3.5 grados: Temblor sísmico que puede ser registrado, aunque sea difícil de ser percibido, para esta situación no causa daño.

3.5 a 5.4 grados: Este temblor se puede sentir, sin embargo, es probable que no cause la destrucción.

Bajo 6.0 grados: Temblor sísmico equipado para hacer daño genuino pequeñas estructuras o estructuras de baja calidad y daños menores a diferentes estructuras.

6.1 a 6.9 grados: Descarga una medida de energía que puede causar caos y daño en una zona de 100 km alrededor del epicentro.

7 a 7.9 grados: Energía de alto potencial debido a que puede influir en los cimientos de estructuras y generar algunas grietas en la superficie, destruyendo los sistemas de agua y alcantarillado que están bajo tierra.

8 a 8.5 grados: Gran temblor que resulta en una destrucción increíble en todas las estructuras y puentes, donde casi ninguna construcción puede soportar la gran energía descargada.

9 grados:Se consideran de destrucción total.

12 grados: (En teoría) podría romper la Tierra por la mitad.

Inundaciones

Las inundaciones se suele producen por el desbordamiento de agua al mismo nivel del suelo. Pueden ser provocadas por temblores sísmicos debido al daño que las represas pueden soportar. Inclusive, pueden crear avalanchas en arroyos, que además hacen que suba el nivel del agua y crean así inundaciones.

Partes de un terremoto

En un terremoto se reconocen solo tres partes, las cuales se describen como:

Hipocentro: Zona interior profunda, donde ocurre el temblor.

Epicentro: Territorio de la superficie que se encuentra específicamente en la vertical del hipocentro, donde las ondas sísmicas tienen el mayor efecto.

La probabilidad de un evento de temblores sísmicos de un grado dado en un distrito dado es dada por una distribución de Poisson. De esta manera, se tiene en cuenta la probabilidad de un evento de temblores de cierto grado durante un período cualquiera en un distrito específico.

¿Cuánto dura un terremoto?

La sacudida asombrosa de la onda sísmica primaria generalmente continúa durante un minuto o un poco más. En cualquier caso, la mayor parte del tiempo, desaparece antes de este tiempo y es precedido por temblores secundarios que ocurren con frecuencia de horas, semanas e incluso mucho tiempo antes del temblor más fuerte.

Cuando la Tierra se equilibra nuevamente, una progresión de temblores sísmicos secundarios se disparan entre sí, aunque no se asemejan al gran poder del evento principal, con frecuencia causa un daño extenso a unas pocas estructuras previamente debilitadas por el terremoto.

Grados

Generalmente los grados de medida de un terremoto vienen representados en una escala para evaluar su poder en relación a otros terremotos documentados anteriormente, la escala más conocida se encuentra entre el grado 1.5 y el grado 12.

De hecho, si no se alcanza un grado mayor a 2, no es común hablar de terremotos, ya que son temblores sísmicos de menor escala que no son apreciados por las personas. Hasta 8000 movimientos se registran cada día. A partir de los 4 grados, se consideran pequeños terremotos, que normalmente se registran en el sismógrafo pero no se ven o se sienten y de vez en cuando causan daño. Un terremoto de 4 grados no es doble de un grado 2, se considera que es 100 veces más fuerte.

Los daños más grandes pueden suceder a partir del grado 4. A partir del grado 5, el terremoto se considera moderado y de este tipo alrededor de 800 ocurren cada año. Este tipo de terremoto causará daño en general en estructuras inadecuadamente construidas y algún daño aislado en estructuras grandes.

El grado 6 se considera fuerte y puede causar una gran destrucción en una región con un ancho de 160 kilómetros. Para comprender la realidad de este grado, es suficiente recordar el temblor italiano de escala 6.9, que causó 294 muertes, mientras que 50.000 personas perdieron sus hogares.

Escala de Richter

La escala sismológica de Richter, también llamada escala de magnitud local (ML), se trata de una escala logarítmica arbitraria que asigna un número para evaluar la energía descargada por un terremoto, que lleva el nombre del sismólogo estadounidense Charles Francis Richter.

La sismología mundial utiliza esta escala para decidir los poderes de un terremoto en cierta medida en el rango de 2.0 y 6.9 grados y de 0 a 400 kilómetros de profundidad. A pesar del hecho de que los medios de comunicación por lo general se confunden con las escalas, para aludir a los terremotos actuales, se considera que está fuera de lugar para afirmar que un temblor «fue de una grandeza superior a 7.0 en la escala de Richter», ya que los terremotos con tamaño más notable que 6.9 son estimados desde 1978 con la escala sismológica de magnitud de momento, ya que esta es una escala que se separa mejor los valores extremos.

Utilización de las unidades

En los medios de comunicación, en España y en América Latina, generalmente se unen los términos de la medida de magnitud (energía) y fuerza (impactos), e inclusive se suelen confundir las dos ideas. Se puede escuchar que «el temblor sísmico fue de 3.7 grados», utilizando el término grado para expresar el tamaño o magnitud, cuando esa unidad o término se ejecuta en la medida de fuerzas en la escala de Mercalli, en la que no hay valores con decimales.

Otra forma que se usa erróneamente en esta línea es la de decir que el temblor sísmico tuvo «una magnitud de 3.7 grados», lo que es igualmente confuso, ya que sería como decir que “El corredor de maratón recorrió una distancia de 2 horas y 15 minutos». (Ver Articulo Sobre: Espectro electromagnético).

Deben evitarse a toda costa estas afirmaciones, se debe decir que «el terremoto obtuvo una magnitud de 3.7», o que alcanzó 3.7 en la escala de Richter, a pesar de que esta segunda forma no es completamente correcta, ya que desde hace bastante tiempo el tamaño de los terremotos se estima con escala de magnitud de momentos, correspondiente a la escala de Richter solo en temblores de hasta los 6.9.

¿Cómo prevenir un terremoto?

Los terremotos pueden causar un daño increíble de diferentes tipos, lo hemos visto en algunos eventos. Sin embargo, el gran problema es que incluso hoy en día, no existe una técnica 100% exitosa para prevenirlos. Uno de los atributos habituales de los terremotos es que pueden suceder de manera imparcial, sin advertencias previas.

En cualquier caso, debido a la investigación de los movimientos tectónicos y la mejora de la geofísica actual, sabemos cuáles son las regiones en las que la superficie de la Tierra está más dispuesta a soportar este tipo de evento cataclísmico. En esas regiones del planeta, saben excepcionalmente bien cómo se previenen los terremotos. A decir verdad, una porción de las naciones que se encuentran en estos territorios tienen un sistema muy avanzado de anticipación de terremotos.

Sistema SCIGN

Existe una estrategia para evitar los temblores, la cuales limitan los peligros y, lo más importante, prepara a la población para un terremoto. Es el marco SCIGN el que controla el movimiento de las placas tectónicas utilizando el sistema de posicionamiento global (GPS).

Las conexiones entre los movimientos tectónicos y los temblores sísmicos se analizan progresivamente por una disposición de estaciones de GPS, de las cuales los especialistas contemplan los resultados. Asimismo, es un sistema completamente abierto a la población general, cualquier persona que tenga un GPS puede acceder al marco SCIGN.

Diferentes enfoques para contrarrestar temblores y movimientos sísmicos

Otro enfoque para contrarrestar los temblores, o mejor para disminuir el daño que puede causar un terremoto, es armar casas y estructuras para resistirlos. Esto se logra de las diferentes maneras, detalladas a continuación:

Amortiguadores sísmicos

Estos tienen la intención de absorber una gran parte de la energía de un terremoto de manera similar a los amortiguadores de un carro que asimilan los baches de una calle en mal estado. La mayoría de estos amortiguadores sísmicos se basan en marcos impulsados ​​hidráulicamente, donde se incorpora un amortiguador en los enfoques clave en la base de un edificio o alguna otra construcción.

Placa deslizante sísmica (SSP)

Es un amortiguador extraordinario. Este interesante sistema funciona como un resorte entre la tierra y la construcción, que ofrece adaptabilidad a toda la estructura y puede disminuir enormemente los resultados de un terremoto Esta placa deslizante sísmica se utiliza para soportar estructuras, por ejemplo, áreas de estacionamiento y estadios. Además, tiene la ventaja de actuar como un obstáculo contra el agua, el fuego y el sonido, siendo en gran medida valioso.

Amortiguador magneto

Es una técnica innovadora para la acción de prevenir terremotos que todavía están en plena ejecución. Se compone de un instrumento complicado en el que una cantidad de líquido se cambia de estado fluido a solido por un impacto electromagnético. Es excepcionalmente funcional para absorber vibraciones y actúa de inmediato. (Ver Articulo Sobre:Cuenca hidrográfica).

Terremoto volcánico

Un terremoto de lugar de iniciación volcánica es una especie de temblor incitado por el desarrollo (infusión o salida) del magma. Este desarrollo resulta en cambios de presión en la piedra alrededor del magma que sufrió estrés. Eventualmente, la piedra puede romperse o moverse. Los temblores también pueden identificarse con una intrusión de dique y pueden ocurrir como un enjambre sísmico. Un caso de esto es el terremoto de Nazko 2007-2008 en Canadá central.

Los diferentes tipos de acción sísmica identificados con los volcanes y sus eyecciones son extensos tramos de ondas sísmicas, que ocurren por un desarrollo esporádico de magma, que fue bloqueado. También se puede ver un sismo harmónico, que es un desarrollo constante de magma y se encuentra profundo en el manto terrestre.

Falla de San Andrés

La falla de San Andrés (en inglés: San Andreas Fault) es una deficiencia transformante en el continente y que se extiende aproximadamente 1300 km a través del territorio de California, en los Estados Unidos y Baja California, en México. Enmarca el límite tectónico entre la placa norteamericana y la placa del Pacífico y su movimiento relativo es del tipo horizontaldextral (direccional hacia la derecha). Esta gran falla es famosa por crear enormes y devastadores terremotos. El marco está hecho de varios segmentos o fallas. El marco de la falla de San Andrés se cierra en el Golfo de California.

El deslizamiento de lado estimado en el segmento focal de la falla es de alrededor de 25 mm / año, mientras que en otros, muchos más alejados de esta, alcanza 30 mm / año, lo que podría demostrar una agregación de deformación elástica en la región de la falla.

Se considera que la península de Baja California fue moldeada por la acción de esta gran falla. Este procedimiento equivalente está moviendo la ciudad de Los Ángeles hacia la Bahía de San Francisco (ambos están en ambos lados de la falla), moviéndose hacia ellos a una velocidad de aproximadamente 4.6 cm cada año. Este desarrollo es lento hasta el punto de que no puede verse a escala humana, sino que ha hecho varios daños en las obras de construcción, por ejemplo, acueductos, calles y granjas.

Debido al movimiento de la placa del Pacífico, que se infiltra en el Golfo de California y al norte de la falla de San Andrés, en los siguientes 50.000 años la península de Baja California se moverá hacia el norte, aislándose de México y convirtiéndose en una isla. Se estima que tocará la base de Alaska en unos 50 millones de años.

La Falla de San Andrés tiene un lugar con el Anillo de Fuego del Pacífico, una región de alta acción sísmica y volcánica creada por las zonas de subducción que cubre, sin embargo, los temblores alrededor son también el resultado de varias falla de deformación, San Andrés es uno de ellos.

En 1965, a esta falla se le designo como un hito nacional natural, ya que se destaca entre las mejores descripciones del desplazamiento de la tierra causado por los pequeños desarrollos corticales.

Actividad tectónica reciente de la falla de San Andrés

Como resultado de esta falla, comenzaron varios terremotos, habiendo ocurrido algunos grandes como los de 1857, que se extendieron desde Parkfield hasta El Cajón (magnitud evaluada: 8.0); la de San Francisco en 1906 (magnitud evaluada: 7.8); el terremoto de Loma Prieta de 1989, cierre Santa Cruz, California (tamaño: 7.1), El Centro en 1940, en Baja California, en México el 4 de abril de 2010 (tamaño 7.2), San Francisco el 24 de agosto de 2014 (tamaño 6.1) y lo último en Baja California, México el 13 de septiembre de 2015 (tamaño 6.6).

El viernes 8 de febrero de 2008 hubo un terremoto de grandeza 5.4 en la escala de Richter a las 11:40 p.m. El cual ocurrió en Mexicali, Baja California. El lunes 11 de febrero de 2008, a las 10:29 a.m., se produjo otro terremoto de 5.0 grados en Mexicali, Baja California, en el volcan del Cerro Prieto, cerca de la falla de San Andrés.

Poco después, a las 20:32, otro temblor de 5.1 igualmente en la falla de Cerro Prieto, con alrededor de 600 repercusiones retrasadas cerca de la ciudad de Mexicali, Baja California, entre el 8 y el 22 de febrero de 2008. El último temblor sísmico sólido fue 5.7 en el Escala de Richter con un epicentro cerca del famoso volcán.

Un destacado entre los últimos ocurrió el 17 de agosto de 2015 en la ciudad de San Francisco, con una magnitud de 6.1 en la escala de Richter. Este terremoto no fue tan destructor como en los pasados ​​y, afortunadamente, solo hubo daños materiales.

Terremotos en México

México es visto como un amplio centro de investigación sismológica, ya que se encuentra en cinco placas tectónicas que se encuentran en constante movimiento.México está situado en una zona con forma de herradura con alta acción sísmica que se conoce como el Anillo de Fuego del Pacífico, que une a América con Asia. El 90% de todos los temblores sísmicos en el planeta y el 80% de los terremotos más grandes ocurren en el Anillo de Fuego del Pacífico.

Igualmente está situado con respecto a cinco placas tectónicas: Caribe, Pacífico, América del Norte, Rivera y Cocos. Estas dos últimas placas están subducidas (sumergidas) debajo de la placa norteamericana. Rivera se sumerge bajo Jalisco y Colina, mientras que Cocos lo hace bajo Michoacán, Guerrero, Oazaca y Chiapas. Al sur de Chiapas y América Central, Cocos continua, pero ahora se subduce bajo la placa del Caribe.

En México, el registro sísmico se remonta a 1906. A lo largo de la zona de subducción hay un registro de un terremoto que alcanzó una grandeza de 8.2 en la escala de Richter. Esto sucedió en 1932 y llego a las orillas de Jalisco y Colima, con una longitud de 230 km. El siguiente terremoto más grande fue el de 1985, en las costas de Michoacán, que tenía un tamaño de 8.1.

Otra disposición de temblores sísmicos de menor tamaño se ha mantenido en toda la zona de subducción mexicana.A partir de registros e investigaciones de paleosismología, se observa que en 1787 se produjo un terremoto en las costas de Oaxaca, cuyo tamaño se evaluó hasta 8.6, con una longitud de ~ 600 km.

La mitad de la población mexicana vive en territorios de riesgo sísmico, en un rango de 50 y 60 millones de personas viven en 13 estados con notables acciones sísmicas, son Colima, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Hidalgo, México, Veracruz, Guerrero, Morelos Puebla, Oaxaca, Chiapas y Tabasco. En el contexto universal, México se enfrenta a diferentes peligros e implica la posición 23 entre las naciones con el peligro calamitoso más elevado en relación a los temblores sísmicos, las tormentas tropicales y otros fenómenos característicos.

Terremotos más grandes de la historia

Desde el comienzo de la humanidad, ha habido un número interminable de estos terremotos. Los impactos de los más catastróficos han dejado una profunda huella en la memoria de miles de personas. Estos han sido, hasta la fecha, los más graves:

Valdivia (Chile)

El terremoto más extremo registrado hasta la fecha golpeó a Chile el 22 de mayo de 1960, con una magnitud de 9.5 en la escala de Richter. Fue el mayor temblor sísmico en el planeta, visto a través del cono sur de América. Fallecieron 1.655 individuos, y 3.000 resultaron heridos, y 2.000.000 de personas perdieron sus hogares. Un tsunami que se produjo después del temblor sísmico causó un daño real en Hawai, Japón, Nueva Zelanda, Filipinas y los Estados Unidos. (Ver Articulo Sobre: Velocidad de la luz).

Alaska (EE. UU.)

El 27 de marzo de 1964, Viernes Santo, un temblor de grandeza 9.2 golpeó a Alaska. También causó un tsunami extremo, con olas que alcanzaron más de 5 metros de altura. Con un lapso de 4 minutos, el «Terremoto Incomparable de Alaska», como se le conoce, es visto como el terremoto más grande registrado en Norteamérica.

Las evaluaciones posteriores ubicaron la superficie de la capa exterior del mundo en 200.000 kilómetros cuadrados, que se deformo debido al temblor sísmico. Además, un efecto principal del temblor fue la breve diferencia en el suelo y la arena que cambio de solido a fluido en las regiones como los cerros de Turnagain, donde cayeron los precipicios de lodo, llevándoselas casas.

Sumatra-Andaman (Indonesia)

En 2004 hubo un terremoto de 9.1 grados en el Océano Índico, con un epicentro cerca de la costa oeste de Sumatra (Indonesia). Catorce naciones en Surasia y África fueron influenciadas. Apenas unos 228.000 individuos fallecieron o desaparecieron a causa del terremoto. Tiene la duración más larga de todas las inscritas hasta la fecha: en algún lugar en el rango de 8.3 y 10 minutos. Además, era lo suficientemente grande como para influir en todo el planeta, para que el mismo vibrase solo un poco.

Kamchatka (Rusia)

El 4 de noviembre de 1952, un temblor sísmico de tamaño 9.0 alcanzó Kamchatka, en Siberia, y las Islas Kuriles, causando tsunamis que destruyeron Hawai, Japón, Alaska, Chile y Nueva Zelanda. Los torrentes que activó alcanzaron Hawai, Japón, Alaska, Chile y Nueva Zelanda.

Costa de Honshu (Japón)

El 11 de marzo de 2011, Japón fue víctima de un terremoto de 9.0 grados según la Agencia Meteorológica de Japón (superando la calidad de 8.9 calculada al principio por el Servicio Geológico de los Estados Unidos). El epicentro del temblor sísmico estaba situado en el océano, frente a la costa de Honshu, 130 kilómetros al este de Sendai, en la prefectura de Miyagi.

Es el terremoto más grande que ha afectado a Japón desde que la nación comenzó a registrar los temblores sísmicos a fines del siglo XIX y el quinto más extremo del mundo. Aguantó dos minutos. La NASA, con la ayuda de imágenes satelitales, ha tenido la capacidad de confirmar que el desarrollo terrenal podría haber desarraigado a Japón en más de 2 metros. Unos pocos fundamentos han sido genuinamente influenciados por el temblor, incluyendo cuatro plantas atómicas.

Perú

El 13 de agosto de 1868, el conocido «terremoto de África» ​​provocó el fallecimiento de más de 600 peruanos. El desarrollo sísmico, con una grandeza de 9.0 en la escala de Richter, hizo un gran tsunami con olas de hasta 18 metros de altura. Los territorios influenciados por el temblor no recibieron ayuda hasta tres semanas después del desastre. Se estima que más del 80% de esas poblaciones, particularmente la ciudad (actualmente chilena) de Arica, fueron totalmente demolidas.

https://www.youtube.com/watch?v=TOff2Oqv-d4

Sumatra (Indonesia)

Antes del desastre de 2004, otro terremoto golpeó la isla de Sumatra el 25 de noviembre de 1833. Entre un tamaño de 8.8 y 9.2, este temblor sísmico sacudió la región de Bengkulu durante aproximadamente 5 minutos como resultado del desarrollo de la combinación entre placas indo-australianos y euroasiáticos. Se desconoce el número correcto de víctimas mortales.

Curanipe y Cobquecura (Chile)

En la madrugada del 27 de febrero de 2010, el sur de Chile experimentó uno de los mayores terremotos registrados, con una extensión de 8.8 en la escala de Richter. Esto causó daños notables, particularmente en las ciudades de Curanipe y Cobquecura. Había alrededor de 500.000 casas dañadas y 2 millones de personas heridas.

Shaanxi (China)

Sin tener en cuenta que no se trata del terremoto de mayor poder, sí que se registra, como lo indica la información del IGN, como el terremoto más letal de la historia. Esto ocurrió el 23 de enero de 1556, en la ciudad de Shaanxi (China) y en sus 4 minutos, terminó con la vida de casi 830.000 personas. Más de 97 comunidades urbanas fueron influenciadas por el terremoto. A pesar del hecho de que su magnitud fue de 8.0 en la escala de Richter, fue el temblor más mortal y el quinto evento cataclísmico con el mayor número de bajasde todos los tiempos.

Terremoto y erupciones volcánicas

Los terremotos son desarrollos salvajes de la corteza del mundo, y se producen fundamentalmente debido a dos maravillas: el volcanismo y el movimiento diastrófico.En el caso de que los estratos muestren una dirección inversa en relación con la parte central, se denomina anticlinal. Debe notarse que tanto las sinclinas como las anticlinas no son tipos de relieve sino que son métodos de disponerse de las capas o estratos sedimentarios.

terremoto

A pesar de que la expulsión de un volcán  puede causar desarrollos sísmicos, estos son generalmente limitados y menos extremos que los de la raíz diastrófica.Los temblores suceden por agitaciones. La primera agitación puede ser más larga y durar desde unos pocos segundos y hasta algunos minutos. Puede haber pequeñas sacudidas de menos poder antes de esto. En el caso de que estos ocurran después de la sacudida principal se llaman replicas.

El punto donde comienza el terremoto, en el interior de la Tierra, se llama hipocentro, y el punto que está sobre él hipocentro,  pero a nivel de la superficie, es llamado el epicentro. Desde el epicentro emergen ondas sísmicas superficiales que causan las peores calamidades.

Tenga en cuenta que un temblor es un desarrollo de la tierra creado por el asentamiento de las piedras de la litosfera. En el momento en que el temblor actúa con un poder extraordinario, la Tierra se llama terremoto. (Ver Articulo Sobre: Incendios forestales).

Los terremotos pueden causar modificaciones sustanciales en el relieve de la superficie, por ejemplo, divisiones y deslizamientos torrenciales, pero también variedades en cursos de agua. Por ejemplo, cuando se producen temblores en el fondo del mar o cerca de la costa, se pueden hacer enormes olas conocidas como tsunamis, que aniquilan zonas tremendas e incluso pueden alcanzar largas separaciones a dominios a los que normalmente no llega el océano.

Los terremotos se estiman en dos escalas: Mercalli, que estima los impactos de un terremoto y cuya escala va de 1 a 12 grados; y Richter, que estima la energía descargada por un temblor.

Las eyecciones volcánicas ocurren cuando, a través de aberturas o roturas en la cobertura del mundo, un material incandescente, gases y escombros ardientes ascienden a la superficie. En el interior de la Tierra hay rocas que se encuentran a una temperatura alta, llamadas magma.

Sin tener en cuenta esto, el magma se encuentra en un estado fuerte debido al peso sólido aplicado por las capas superiores de la litosfera, sin embargo, puede ocurrir que algún desarrollo diastrófico cambie este peso, por lo que el magma recupera su estado de fluidez y, en general, aumentará. Como la temperatura que tiene es tan alta, en su ascenso suaviza las piedras de las capas superiores de la litosfera, teniendo la capacidad de alcanzar la superficie y provocar una emisión volcánica. El magma asciende a través de una chimenea, cuyo extremo superior se conoce como una cavidad.

El volcán, en ese punto, se puede caracterizar como una abertura en la superficie del mundo a través de la cual se eliminan las rocas líquidas (magma), los restos ardientes, los residuos volcánicos, el vapor de agua y los gases, por ejemplo, azufre y amoniaco, que crean una pendiente entregada por la recolección de material surgió del interior de la Tierra.

Los volcanes pueden ser delegados como activos cuando generalmente se emiten con la mayor frecuencia posible; los durmientes, con indicaciones específicas de acción eruptiva, y los extintos, que incluyeron el movimiento en periodos excepcionalmente lejanos, sin embargo, que no sugieren una pronta reactivación.

Terremotos y tsunamis

Las mareas o los tsunamis son olas gigantescas que, cuando viajan, mueven mucha agua a las costas y, en general, son creadas por temblores sísmicos submarinos. En el vasto océano, las separaciones entre los picos de las ondas marinas están cerca de los 100 km. Los períodos difieren entre 5 minutos y 60 minutos. Dependiendo de la profundidad del agua, las olas pueden ir a 600 a 800 km / h. (Ver Aticulo Sobre: Montes Carpatos).

Aun no sabemos todos los terremotos que nos depara el futuro, ni con que fuerza vayan a venir, pero cada dia se van implementando mas tecnicas para evitarlos y asi poder mantener a salvo la mayor cantidad de personas que se puedan durante estos catastroficos eventos naturales. Mientras tanto nos adaptaremos a los metodos que tenemos y esperemos que por ahora y en el futuro no surjan mas bajas humanas.

Deja un comentario!