Litosfera: ¿Qué es?, características, composición y más

Siendo una de las capas más importantes de la tierra, la litosfera es muy conocida por muchos, pero pocos saben en si muchos datos sobre la misma y de la importancia que tiene sobre nuestro entorno, aquí podrá saber todo lo que necesita sobre ella.

¿Qué es la litosfera?

La litosfera o también denominada litósfera es la capa superficial más fuerte de la Tierra, descrita por su rigidez. Está enmarcada por la cubierta y la zona periférica del manto. , y mantiene un equilibrio isostático en la astenosfera, una capa «plástica» que es una pieza del manto superior.

Tipos de litosfera

Hablando en términos prácticos, es difícil calcular un grosor particular para la litosfera. Diferentes metodologías son utilizadas para aproximar:

Litosfera terrestre

La litosfera en su mayor parte tiene un grosor estimado de 50 a 100 km y su límite en la parte eterna es la superficie terrestre. El límite menor cambia dependiendo el concepto de litosfera que se tenga. Para este caso, considerando el grosor especificado, es la astenosfera.

La litosfera se divide en una progresión de placas tectónicas o litosféricas y en sus bordes se concentran maravillas endógenas de la tierra, por ejemplo, magmatismo (comprendido el volcanismo), sismicidad u orogénesis.

Litosfera térmica

Bajo esta idea, la litosfera establece la pieza del manto donde prevalece la conducción de calor sobre la convección de calor, todo lo contrario de lo que ocurre en la pieza del manto que subyace a la litosfera.En este sentido, la plataforma de la litosfera puede ser caracterizado por el punto de cruce de una proyección de ángulo geotérmico con:

  1. Una cierta temperatura predefinida
  2. Una porción específica de la temperatura que abarca (temperatura ambiente).
  3. Una división específica del solido del manto. Otra estrategia menos compleja caracteriza esa restricción según la superficie de una isoterma.

Litosfera sísmica

La base de la litosfera está representada por una disminución en la velocidad de proliferación de las ondas S y una alta constricción de las ondas P. Esta definición tiene el punto de vista preferido de que es fácilmente perceptible a través de investigaciones sismológicas.

Litosfera elástica

Se considera la litosfera de flexión o elástica como la capa superior de la tierra que se mueve con las placas tectónicas. De acuerdo con esta definición, la litosfera se caracteriza por ser inflexible y con un movimiento mecánico consciente.

Las litosferas térmica y sísmica tienen espesores idénticos. Como regla general, el grosor de la litosfera elástica es más prominente entre las dos. Como lo indica el tipo de cobertura que lo estructura, reconocemos dos composiciones:

Litosfera continental

Es la litosfera que está enmarcada por el casco continental y la pieza externa del manto del mundo. El espesor es de alrededor de 120 km y está hecho predominantemente de rocas de síntesis de granito.

Litosfera oceánica

Está formada por la cubierta marítima y el manto terrestre externo. Da forma al fondo marino y es más delgado que la litosfera continental. Su grosor es de 65 km y está enmarcado generalmente por rocas basálticas.

Características de la litosfera

Los componentes que enmarcan la litosfera tienen una consistencia inflexible y sus segmentos pueden ser inorgánicos y crearse por la desintegración y el desgaste de las piedras que se encuentran sobre la superficie.

Está hecha en su mayor parte a partir de rocas sedimentarias y volcánicas. Su parte superior está hecha de formaciones del tipo magmático y también puede introducir rocas sedimentadas. En la región que ocupan los continentes, está formada principalmente por piedras que enmarcan una capa fuerte (generalmente granito).

También está compuesto de minerales, sustancias naturales y seres vivos, agua y gases. En el punto en que los seres vivos están en descomposición, en ese punto se convierten en una pieza esencial de humus en la tierra. La litosfera está aislada en placas, estas están restringidas a zonas de acción tectónica, sísmica y volcánica que dependen de los puntos de corte de las placas.

Minerales

La litosfera es la capa de materiales fuertes (rocas y minerales) que enmarcan la pieza periférica del planeta tierra.Los minerales y las rocas son materiales que se encuentran en la superficie de la Tierra. Existen numerosos tipos de minerales y rocas, y cada uno tiene ciertos atributos y propiedades.

Los minerales y las rocas son materiales fuertes hechos de una única sustancia y de manera confiable tienen propiedades similares siempre, desde donde se originen. Por ejemplo, hay un mineral considerado pirita que está formado por disulfuro de hierro. La pirita es un mineral duro y reluciente. La pirita encontrada en Europa es el equivalente (misma síntesis y propiedades) a la pirita que se origina en Asia.

Las rocas son materiales fuertes enmarcados por la asociación de unos pocos minerales únicos. Por ejemplo, el granito es una piedra que está enmarcada por tres minerales: cuarzo, feldespato y mica. Cada piedra, no como los minerales, tiene ciertas propiedades.

Por ejemplo, el granito puede cambiar dependiendo de la mayoría de los minerales que la estructuran, por lo que puede cambiar el tono, la dureza, la superficie de unas pocas piedras de granito a otras.Las piedras se ordenan en tres grupos grandes:

Rocas sedimentarias: Están enmarcadas en la superficie de la Tierra a partir de partículas desprendidas por la desintegración de diferentes rocas. Aquellas partículas subsiguientes luego de ser transportadas por el agua, el viento y otros factores; se asientan, o se sedimentan en un lugar y allí con la progresión del tiempo, el peso generado por la colección de materiales y las respuestas causadas por el calor y el agua se transforman en una roca (Ejemplo: la arenisca).

Rocas magmáticas: Se crean enfriando materiales líquidos del interior de la Tierra (magmas, similares a los expulsados por volcanes). Algunos ejemplos son: piedra pómez, granito y basalto.

Rocas metamórficas: Se enmarcan el interior de la corteza del mundo desde el cambio que experimenta ante los efectos nocivos del interior de la tierra, sin embargo, no tuvieron la oportunidad de licuarse.

Composición de la litosfera

La litosfera está hecha de materiales fuertes y envuelve la corteza continental. También está enmarcado por la capa exterior marítima y las placas tectónicas que se mueven gradualmente y son tan extensas como una masa de tierra continental. Está hecha de componentes, por ejemplo: oxígeno, azufre, aluminio, hierro, calcio y magnesio.

La estructura de la litosfera tiene una síntesis generalmente conocida y dada esta organización, es normal descubrir en la litosfera en su mayor parte silicatos que dan forma a minerales, por ejemplo, arenas, arcillas y rocas entre otros.

Capas de la litosfera

La litosfera está hecha en su mayor parte por la corteza del mundo, alcanza hasta 100 km de profundidad. Las piedras de la litosfera tienen una densidad normal de 2.7 veces más que el agua y están hechas en total con 11 componentes, que en conjunto constituyen el 99,5% de su masa.

El más inagotable es el oxígeno, seguido por el silicio, aluminio, hierro, calcio, sodio, potasio, magnesio, titanio, hidrógeno y fósforo. Además, 11 componentes diferentes aparecen en cantidades por debajo de 0.1, los cuales son: carbono, manganeso, azufre, bario, cloro, cromo, flúor, circonio, níquel, estroncio y vanadio. Los componentes están disponibles en la litosfera totalmente como mezclas en lugar de en su estado libre.(Ver Articulo Sobre: Diametro de la via lactea).

La litosfera incluye dos capas, la capa exterior (corteza) y el manto superior, que se dividen en alrededor de doce placas tectónicas inflexibles. El manto superior está aislado del exterior por una intermitencia sísmica, la irregularidad de Mohorovicic, y el manto inferior por una zona sin poder, la astenosfera. Las rocas plásticas y medio líquidas de la astenosfera, de 100 km de espesor, permiten que los continentes se desplacen sobre la superficie del mundo y que los mares se abran y cierren.

Manto

Se extiende desde la base de la corteza hasta una profundidad de alrededor de 2.900 km. Pero en el territorio conocido como astenosfera, es fuerte y su espesor, que aumenta con la profundidad, varía de 3.3 a 6. El manto superior está hecho de silicatos de hierro y magnesio, por ejemplo, olivino y el inferior de una mezcla de Óxidos de magnesio, hierro y silicio.

Núcleo

Tiene una capa externa de aproximadamente 2.225 km de espesor con un grosor relativo normal de 10 Kg por cada metro cúbico. Esta capa es muy probable que sea inflexible, su superficie externa tiene depresiones y pináculos.

A pesar de lo que podría esperarse, el centro interno, cuyo tramo es de aproximadamente 1.275 km, es fuerte. Las dos capas del centro están hechas de hierro con un poco de níquel y diferentes componentes. Las temperaturas del centro interno pueden alcanzar 6.650 ° C y su grosor normal es 13. Su peso (estimado en GigaPascal oGPa) es millones de veces mayor a el peso de la superficie.

El centro interno transmite incesantemente un calor extremo hacia el exterior, a través de las diferentes capas concéntricas que dan forma a la parte fuerte del planeta. La fuente de este calor es la energía descargada por la descomposición del uranio y otros componentes radiactivos. Las corrientes de convección dentro del manto llevan la mayor parte de la cálida energía de la tierra hasta la superficie.

Placas tectónicas

Una placa tectónica o litosférica es una sección de la litosfera que se mueve como un cuadrado moderadamente inflexible en la astenosfera (manto superior) de la Tierra. Cada zona tiene su propia placa. Por ejemplo, si una placa tectónica crea un desarrollo de tierra expansivo, podría causar grandes terremotos.

La tectónica de placas es la hipótesis que aclara la estructura y los elementos de la superficie del mundo. Establece que la litosfera (la zona dinámica superior más externa e inflexible de la Tierra) se divide en una progresión de placas que avanzan hacia la astenosfera.

Esta hipótesis describe además el desarrollo de las placas, sus movimientos e interacciones. La litosfera terrestre se aísla en placas extensas y otras placas secundarias o microplacas. El movimiento sísmico, volcánico y estructural se agrega en los bordes de las placas. Esto da como resultado el desarrollo de cadenas y cuencos sustanciales.

La Tierra es el planeta principal en el sistema planetario cercano con placas estructurales dinámicas, a pesar del hecho de que hay pruebas de que en ocasiones anteriores Marte, Venus y una parte de los satélites galileos, por ejemplo:“Europa”, eran estructuralmente dinámicos.

Descubrimiento de las placas tectónicas

A pesar del hecho de que la hipótesis de la tectónica de placas se resolvió formalmente en la década de 1970, es realmente el resultado de más de dos siglos de percepciones topográficas y geofísicas.

En el siglo XIX se vio que en el pasado remoto de la Tierra había varios cuencos sedimentarios, con espesores estratigráficos hasta diez veces más que los que se veían en el interior de la parte continental, y que, más tarde, algunos procedimientos que se desconocen, los retorcieron y comenzaron las cordilleras: Progresiones en pendiente de gigantescas medidas que pueden incorporar sierras paralelas.

Estos tazones se llamaron geosinclinal, y el procedimiento de distorsión, la orogénesis. Otra revelación del siglo XIX fue una montaña o cadena dorsal en medio del Océano Atlántico, que las percepciones posteriores demostraron que se extendió en un sistema consistente sobre todos los mares.

Un gran desarrollo en el tema de la disposición de las geosinclinales y sus orogenias ocurrió en algún lugar en el rango de 1908 y 1912, cuando Alfred Wegener, echando un vistazo a las costas a ambos lados del Océano Atlántico y después de pensar en ciertos datos:

Geográficos (rocas de una clase y edad similares coincidieron con otras encontradas hoy en día en la separación prolongada), paleontológicos (fósiles descubiertos de criaturas terrestres equivalentes en continentes independientes) y paleoclimático (aceptaron que el norte era bosques tropicales y capas de hielo del sur) Conjeturar que las masas continentales estaban en movimiento y se habían separado de un supercontinente que él llamó “Pangea”.

Tales desarrollos habrían distorsionado el limo geosinclinal recolectado en sus bordes y comenzaron nuevas cadenas montañosas. Wegener confió en que la parte continental se deslizó sobre la superficie del casco del mundo bajo los mares como un cuadrado de madera sobre una mesa, y esto se debió a los poderes de las mareas entregados por la deriva de los polos.

No obstante, en poco tiempo se demostró que estos poderes son del orden de una millonésima a una centésima parte del poder gravitatorio, lo que dificulta la superposición y la elevación de la mayoría de las cadenas montañosas.

A través de la hipótesis de la tectónica de placas, por fin se aclaró que cada una de estas maravillas (flotación continental, disposición de la cordillera continental y cordilleras submarinas) son indicaciones de formas de descarga de calor desde el interior de la Tierra. Hay cuatro procedimientos a los que se espera calentamiento:

  • Lo más imperativo es la descomposición de los componentes radiactivos en el manto de la tierra, que son básicamente: K (potasio 40), U (uranio 238), U (uranio 235) y Th (torio 232).
  • Los residuos de calor que la Tierra ha adquirido en medio de su inicio.
  • Calor provocado al contacto con la gravedad, que hace avanzar el desarrollo de componentes abrumadores hacia el interior, y desde los ligeros hacia la parte superior. Al hacer esto, el contacto crea calor.
  • Cada vez que se enfría, el núcleo aumenta su tamaño. Una maravilla comparable ocurre al enfriar el agua, que al hacer esto, descarga calor.

Tipos de placas tectónicas

Las placas litosféricas son básicamente de dos tipos, dependiendo del tipo de cubierta que estructura la superficie. Hay dos tipos de corteza: la oceánica y la continental.

Placas oceánicas

Están asegurados completamente por una capa exterior marítima, delgada, de creación esencial: predominan el hierro y magnesio. Parecen sumergidos en la totalidad de su expansión, aparte de la presencia de estructuras volcánicas intraplaca, de las cuales se muestran las que aparecen en los altos desarrollados, o por segmentos circulares aislados (de islas) en una parte de sus bordes.

Placas mixtas

Son placas mayormente aseguradas por cobertura continental y de manera similar por una parte de corteza oceánica. La mayoría de estas placas son de estas cualidades. Para que una placa sea completamente continental, no debe tener bordes de tipo disparejo (dorsal) en su forma. (Ver Articulo Sobre: Formacion de la via lactea).

En principio, esto es concebible en períodos de combinación e impacto de partes continentales. Esta es la manera por la cual se pueden descifrar algunas placas secundarias que forman las masas de tierra. La placa sudamericana y la placa euroasiática son precedentes de las placas mixtas.

Placas tectónicas del mundo

En la actualidad, hay placas estructurales que se acompañan en la superficie de la Tierra con límites bastante caracterizados, que se separan en 16 placas notables (o mayores) y 42 placas secundarias (o menores).

Eras geológicas

Una era geológica es una unidad geocronológica formal de la escala de tiempo terrestre que habla del tiempo en comparación con la duración de un eratema, la unidad cronoestratigráfica proporcional que involucra a cada una de las piedras que se formaron en ese tiempo. Las eras son una de las divisiones significativas del tiempo terrestre, son subdivisiones de las edades y se dividen en períodos.

Los tres períodos de la era Fanerozoica reflejan las tres divisiones ejemplares del contexto histórico de la vida del planeta, por lo que el Paleozoico habla del «tiempo de los peces», del Mesozoico del «tiempo de los reptiles» y el Cenozoico «Era de animales de sangre caliente o mamíferos».

Tradicionalmente se les había llamado como la Era Primaria, la Era Secundaria, la Era Terciaria y la Era Cuaternaria (en este momento el Cuaternario es una vez más de la época del Cenozoico).

La entrada de una era geológica a otra  se caracteriza por la aniquilación masiva mundial, que habla de un notable restablecimiento de la biota del planeta, tanto marina como terrestre; en consecuencia, la sección del Paleozoico al Mesozoico se distingue por la enorme terminación del Pérmico-Triásico y la entrada del Mesozoico al Cenozoico por la erradicación masiva del Cretácico-Terciario.

Los siete tiempos de las eras Arcaico y Proterozoico, caracterizados sustancialmente más en los últimos tiempos, típicamente reflejan enormes cambios ecológicos (por ejemplo, oxígeno aumentado en el aire) o cambios climáticos (descritos por largos y helados períodos helados).

El tiempo de duración de los períodos es extremadamente importante, por lo que los de la era Arcaica tienen un período de 300 o 400 millones de años cada uno, los del Proterozoico de alrededor de 450 a 900 millones de años, mientras que los del Fanerozoico siguieron funcionando: 290 millones de años el Paleozoico, 186 Ma el Mesozoico y 65.5 Ma, el presente, el Cenozoico.

Historia de las eras geológicas

Los tres tiempos del Fanerozoico son las principales divisiones mundanas reales en el contexto histórico de la Tierra que los pioneros de la topografía y la ciencia fósil utilizaron para reunir los diversos «terrenos» o «marcos» que, a la luz de los registros fósiles y estratigráficos, comenzaron a distinguir y corresponder entre las áreas eliminadas.

En su tratado “Elementos de geología” de 1833, Lyell a partir de ahora divide los dieciocho grupos de «estratos fosilíferos» que percibe en tres segmentos, a los que denomina grupos esenciales, auxiliares y terciarios.

Unos años más tarde se propuso colocarles los nombres de el Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico. Los cuales son nombres que aún están en uso, y que fueron comprendidas como auténticas fases progresivas del contexto histórico de la vida.

En los inicios de la geología histórica, estos nombres (y los de sus subdivisiones) se utilizaron para distinguir ambos cuerpos de piedra enmarcados en un tiempo dado, y que fueron percibidos por su sustancia fósil y posición estratigráfica (hoy se caracterizan como unidades cronoestratigráficas) , como para reconocer los límites del tiempo en que se formaron estas piedras (hoy unidades geocronológicas), ideas que fluctuaron por varias escuelas y naciones.

Con este lío, en 1880 en medio del II Congreso Mundial de Geología, se tomó la decisión de reconocer ambos marcos de referencia (rocas y tiempo), minuto a partir del cual la separación entre pisos y edades, marcos y períodos, etc.

Hidrosfera

En ciencias de la tierra, la hidrósfera es el marco material establecido por el agua que está en la superficie solida de la tierra y, además, una parte de la que está debajo de la superficie, en la capa exterior terrestre.

La hidrosfera incorpora mares, océanos, vías fluviales, lagos, aguas subterráneas, hielo y nieve. La Tierra es el planeta principal en nuestro grupo planetario en el que el agua fluida está presente todo el tiempo, cubriendo aproximadamente el 66% de la superficie del mundo, con una profundidad normal de 3.5 km, que habla del 97% del total de agua en el planeta.

El agua dulce ocupa del 3% del total y de esta suma, alrededor del 98.2% se solidifica, de ahora en adelante solo se obtiene el 0.08% de toda el agua del planeta. El agua se traslada a partir de una fuente y luego a la siguiente a través de una combinación de formas de cambio de estado y transporte que juntas conforman el ciclo hidrológico o ciclo del agua.

La proximidad del agua a la superficie de la tierra es el efecto posterior de la desgasificación del manto, el cual se compone de rocas que contienen una medida específica de sustancias inestables en una disposición volátil, de las cuales el agua es la más vital. El agua del manto se escapa por procedimientos volcánicos y acuosos. El manto recupera, debido a la subducción, una gran cantidad del agua que pierde a través del volcanismo.

Dentro de los altos niveles de la atmósfera, la radiación solar provoca la fotólisis del agua, rompiendo sus partículas y ofreciendo la generación de hidrógeno (H) que termina, dado su bajo peso, esparciéndose en el espacio. (Ver Articulo Sobre: Como fotografiar la via lactea).

Compartimentos de la hidrosfera

El agua en la hidrosfera circula entre unos pocos compartimentos que, ordenados por volúmenes mayores a menores, son:

  • Los mares, que cubren el 66% de la superficie del mundo con una profundidad ordinaria de 3000 a 5000 metros.
  • Los glaciares que cubren una porción de la superficie continental. Particularmente, los dos casquetes polares de Groenlandia y la Antártida, pero también las capas de hielo de montaña y volcán, de menor grado y espesor, en todos los ámbitos.
  • Las banquisas, capas de hielo oceánico que roza en algún lugar en el rango de 1 y 20 metros de espesor.
  • Escorrentía de la superficie, un marco extremadamente poderoso formado por arroyos y lagos.
  • El agua subterránea, la cual se encuentra introducida en rocas porosas.
  • En el medio ambiente como vapor de agua y nieblas.
  • En la biosfera, conforma trozo de plantas, criaturas y personas.

La cantidad de agua del planeta se evalúa en 1.400 billones de litros, alrededor de 1.4 × 1021 kg. La mayoría, el 97.23%, son rechazados por los mares y las capas de hielo polar en un 2.15%; Los acuíferos, los auténticos reservorios del hombre, 0.61%.

Los lagos cubren el 0,009%, mientras que la cifra cae en los océanos interiores hasta el 0,008%. La humedad del suelo acumula un 0,005% de aire, un 0,001% y fluye solo un 0,0001% del agregado.

Esta suma ha estado fluyendo de manera continua en la Tierra, creando y racionando la vida en ella. Actualmente tenemos una suma similar que los dinosaurios deleitaron hace 65 millones de años.

El agua no se restaura a una velocidad similar en cada uno de los compartimentos. Lo hace rápidamente en el aire, donde se restablece totalmente alrededor de 34 veces al año; en otras palabras, se consolida en el aire, a través de la evaporación, y fuera de él, fundamentalmente en forma de lluvia.El mar, a pesar de lo que podría esperarse, obtiene y produce cada año solo 0.27 ‰ de su volumen, lo que sugiere que se necesitan unos 3700 años para restaurarse por completo.

Composición de la hidrosfera

En los mares, se han descubierto no menos de 77 componentes, siendo los más críticos el sodio y el cloro, que junto con el magnesio y el bromo, se encuentran entre los pocos que se abusan económicamente del agua de mar. En la época actual, se espera que básicamente todos los componentes estén disponibles en los mares.

A pesar del hecho de que no es del agua de mar en sí, sino más bien debajo del mismo, desde el fondo marino del Pacífico central, cerca de las islas hawaianas, la investigación ha comenzado para extraer nódulos de manganeso, Mn (de la medida de una pelota de golf o una papa).

Se establece que estos nódulos son una fuente sostenible de minerales, ya que están enmarcadas desde el manto a una tasa de entre 6 y 10 toneladas por año y contienen principalmente Mn y hierro, y además pequeñas medidas de níquel, cobre, cobalto, zinc, cromo, uranio, wolframio y plomo.

Atmósfera

El aire es la capa de gas que envuelve a un cuerpo celeste. Los gases son atraídos por la gravedad del cuerpo y permanecen en él si la gravedad es adecuada y la temperatura del clima es baja. Algunos planetas están enmarcados principalmente por gases, por lo que tienen climas profundos.

La elevación del aire de la Tierra alcanza los 10.000 km, aunque la mayor parte de su masa se acumula en los 6 km iniciales y el 75% en los 11 km de altura iniciales de la superficie planetaria. La masa del aire es de 5,1 x 1018 kg.

El aire terrestre asegura la vida de la Tierra, absorbe en la capa de ozono una parte de la radiación basada en el sol brillante y disminuye los contrastes de temperatura entre el día y la noche, y actúa como un escudo defensivo contra las estrellas fugaces.

Composición de la atmósfera

Todo el aire (95%) tiene menos de 30 km de altura, con más del 75% en la troposfera. El aire enmarca una mezcla de gas genuinamente homogénea en la troposfera, hasta el punto de que su conducta es igual a la que tendría en caso de que estuviera hecha de un gas unico.

Nitrógeno: Establece el 78% del volumen del aire. Está compuesto por partículas que tienen dos moléculas de nitrógeno, con el objetivo de que su ecuación sea N2. Es un gas inactivo, es decir, normalmente no responde con sustancias diferentes.

Oxígeno: Ocupa 21% del volumen del aire. Está enmarcado por partículas de dos moléculas de oxígeno, su fórmula es O2. Es un gas extremadamente receptivo y la mayoría de las criaturas vivientes lo requieren para vivir.

Argón: Aporta 0.9% al volumen del aire. Es un gas noble que no responde con ninguna sustancia.

Dióxido de carbono: Está compuesto por partículas de una molécula de carbono y dos átomos de oxígeno, con el objetivo de que su ecuación sea CO2. Establece del 0.03% del volumen de aire y participa en procesos vitales, naturales y climatológicos.

Las plantas lo requieren para realizar la fotosíntesis, y es la acumulación de residuos en procesos de respiración y de ignición que ocurren, por ejemplo, en un incendio en el bosque o en el motor de un auto. Este gas contiene una gran parte del calor que se origina de la radiación terrestre y climática, o, en otras palabras, es el factor fundamental del impacto del efecto invernadero.

Ozono: Es un gas minoritario que se encuentra en la estratosfera. Su receta es O3, a la luz del hecho de que sus partículas tienen tres moléculas de oxígeno. Es de gran importancia para la vida en nuestro planeta, ya que su creación a partir de oxígeno en el aire retiene la gran mayoría de los rayos brillantes del sol.

Vapor de agua: Se encuentra en una cantidad excepcionalmente factorial y se interesa en la disposición de nieblas o neblinas. Es uno de los gases que causan el impacto del efecto invernadero.

Partículas sólidas y líquidas: En todas partes se notan numerosas partículas sólidas en suspensión, por ejemplo, el polvo que levanta la brisa. Estos materiales tienen una difusión factorial excepcional, supeditada a las brisas y la acción humana. Entre los fluidos, la sustancia más esencial es el agua en suspensión que se encuentra en las nubes.

Capas de la atmósfera

Las capas de la atmósfera son las siguientes:

Troposfera

Está situado a unos 10 o 12 km de la superficie del mundo. Es la capa en la que se suministran los desarrollos horizontales y los desarrollos verticales del aire causados por los vientos y otras maravillas barométricas, por ejemplo, nieblas, aguaceros, cambios de temperatura, etc.

Estratosfera

La capa tiene entre 10 km y 50 km de altura. Los gases son capas o estratos aislados según su peso. Una de ellas es la capa de ozono que protege a la Tierra del exceso de rayos brillantes que se originan en el Sol.

Las medidas de oxígeno y dióxido de carbono son casi nulas y se producen los incrementos de hidrógeno. Funciona como un controlador de temperatura, estando en su parte inferior cerca de 60 ° C y expandiéndose con la altura a los 10 o 17 ° C. Su punto más lejano es la estratopausa.

Mesosfera

En esta capa, la temperatura disminuye a – 70 ° C a medida que aumenta su altura. Se extiende desde la estratopausa (zona de contacto entre la estratosfera y la mesosfera) hasta una altura de alrededor de 80 km, donde la temperatura desciende nuevamente a aproximadamente – 80 ° C o – 90 ° C. Su punto más lejano es la mesopausa.

Termosfera o ionosfera

La capa está en algún lugar en el rango de 90 y 400 kilómetros de altura. En él hay capas enmarcadas por partículas cargadas eléctricamente, llamadas partículas. Como es una capa eléctricamente conductora, es lo que faculta las transmisiones de radio y televisión a la luz de su propiedad de reflejar las ondas electromagnéticas.

El gas abrumador es el nitrógeno. Allí se produce la pulverización de las estrellas fugaces que logran llegar a la tierra. Su temperatura aumenta desde -76 ° C hasta alcanzar los 1500 ° C. Su punto más lejano es la termopausa o la ionopausia.

 Exosfera

Es la capa en la que los gases se dispersan poco a poco hasta el punto en que la estructura es como la del espacio. Es la última capa del medio ambiente, está situada sobre la termosfera, a aproximadamente 580 km de altura, en contacto con el espacio, donde hay básicamente un vacío. Es el lugar barométrico más alejado de la superficie de la Tierra. En esta capa la temperatura no cambia y el aire pierde sus características.

Su límite con el espacio alcanza una normalidad de 10.000 km, por lo que la exosfera está contenida en la magnetosfera (500-60.000 km), que habla del campo de atracción de la Tierra. En esa área, hay una gran sustancia de enormes residuos que caen sobre la Tierra y que aumentan su peso en alrededor de 20.000 toneladas.

Es la zona de viaje entre el entorno terrestre y el espacio interplanetario y en él se encuentran los satélites artificiales del círculo polar. En la exosfera, la famosa idea de la temperatura se desvanece, ya que el espesor del aire es relativamente irrelevante; Asimismo, contiene una corriente o plasma, como también es llamado.

El exterior se ve como los cinturones de Van Allen. Este es el lugar principal donde los gases pueden escapar ya que el impacto del poder de la gravedad no es tan impresionante. En él, la ionización de los átomos confirma que la atracción del campo magnético de la tierra es más notable que la del campo gravitatorio de la misma (posteriormente, también se le llama magnetosfera).

En esta línea, los átomos de los gases más ligeros tienen una velocidad media que les permite escapar al espacio interplanetario sin que el poder gravitatorio de la tierra sea suficiente para mantenerlos ahí. Los gases que de esta manera se difunden en el vacío representan a una pequeña parte del aire de la Tierra.Los principales gases dentro de la exosfera son los gases más ligeros:

  • Hidrógeno.
  • Dióxido de carbono.
  • Oxigeno atómico.

Geosfera

La Geosfera es la parte sólida que está dentro de la Tierra, y que incluye las rocas, los minerales y los suelos, que enmarcan círculos concéntricos conocidos como sus capas (casco, centro y manto).

La palabra geosfera se utiliza con una connotación de dos lados para reconocer la parte fuerte de la tierra y cada una de las partes que forman el planeta (litosfera, hidrosfera, atmósfera y biosfera).

La geosfera es la pieza básica de la Tierra que se describe por ser la temperatura, el peso, el grosor, el volumen y el espesor. Como la capa más grande (posee casi toda la masa del planeta), involucra desde la superficie hasta el punto focal de la Tierra (hasta 6.370 km aproximadamente).

El hombre a lo largo de la historia, ha impulsado la especulación y la hipótesis, ha desarrollado los campos de la ciencia y ha creado instrumentos y técnicas con el objetivo final de proporcionar una aclaración completa y lógicamente legítima de las maravillas y las ideas privilegiadas que contiene dicha geosfera. Por eso aparecen ciencias, por ejemplo, topografía, petrología, geofísica, mineralogía, entre otras.

La información interna de la Tierra ha sido adquirida por técnicas aberrantes, particularmente geofísicas, por ejemplo, la investigación de la forma de las ondas sísmicas. Los datos sismológicos han permitido hacer un modelo compuesto por unas pocas capas concéntricas con creación sintética y propiedades físicas particulares.

Estas capas están en contacto y en una conexión constante entre ellas, tenemos la capa exterior del mundo o, en otras palabras, la litosfera, es la capa más superficial que está en contacto con el medio ambiente y que restringe el manto. Es la capa más heterogénea y está sujeta a cambios constantes causados por la actividad de poderes endógenos y exógenos.

Se pueden reconocer dos tipos de corteza: el exterior continental, se encuentra en las regiones crecientes del planeta, además de debajo de los mares, cerca de las costas. Cubre el 47% de la Tierra, y su roca más común es el granito. El casco marítimo es delgado y se compone de rocas volcánicas. Cubre el 53% de la Tierra y su roca más abundante es el basalto.

La mesosfera o manto, es la capa que se encuentra debajo del exterior, habla del 84% del volumen de la Tierra y el 69% de su masa agregada. Las piedras están enmarcadas en su mayor parte por Sial (sílice y aluminio) y la Sima (sílice y magnesio), tienen una consistencia delicada debido a las altas temperaturas (1500-3000 ºC).

Por fin, tenemos el núcleo, que posee el punto focal de la Tierra (la capa más profunda). Habla al 16% del volumen de la Tierra y al 31% de la masa del planeta. Las piedras que lo componen son esencialmente hierro y níquel (Nife), y su temperatura puede alcanzar los 5000 ºC.

Diferencias entre geosfera y litosfera

La geosfera alude a la pieza fuerte de nuestro planeta (la parte auxiliar) que va desde la capa exterior hasta el núcleo; en ella se reconocen tres zonas: el casco terrestre, el manto terrestre y el núcleo terrestre, mientras que la litosfera, se relaciona con una de las divisiones de la geosfera que alude a la pieza más alejada y fuerte del manto terrestre y cubre alrededor de 100 km.

Biósfera

La biósfera o biosfera es el marco formado por el grupo de las criaturas vivas en el planeta Tierra y sus interrelaciones (el medio impacta a los seres vivos y viceversa). Este significado de «envoltura viva» de la Tierra, es el más utilizado, aunque también se habla de la biosfera, de vez en cuando, para aludir al espacio dentro del cual la vida crea.

La biosfera es el entorno mundial. Nos referimos a una idea similar con diferentes términos, que pueden verse como palabras equivalentes, por ejemplo, ecosfera o biogeosfera. Es un conjunto de una variedad de formas de vida y especies que, cooperando entre sí, enmarcan la variedad decente de los sistemas biológicos. Tiene cualidades que la hacen concebible para hablar de ella como un ser vivo extraordinario, con la capacidad de controlar, dentro de los límites, su propio estado y avance.

Historia

El término fue escrito por el geólogo Eduard Suess en el año 1875; sin embargo, la idea biológica de la biosfera comienza en la década de 1920 con Vladimir I. Vernadsky, antes de la presentación en 1935 del término comunidad biológica por Arthur Tansley.

La biosfera es una idea del mejor significado en cosmología, geografía, climatología, paleogeografía, biogeografía, evolución y, en general, en cada una de las ciencias que se relacionan con la vida en la Tierra. Incorpora todos los sistemas biológicos, ya sean grandes o pequeños.

Distribución de la vida

Comprende una capa delgada de mediciones impredecibles, al igual que el espesor de la biomasa, la variedad surtida y la creación esencial es esporádica. Se distribuye por la superficie y la base de los mares y océanos, donde se creó previamente, por la superficie de los continentes, ya primera vista los niveles de la capa exterior del mundo, donde la vida florece, con poco espesor, entre los poros y los intersticios de las piedras.

Mares

En los mares, la vida se acumula en la capa superficial, la zona fótica, en la que entra la luz. La cadena trófica comienza aquí con fotosintetizadores que son en su mayor parte cianobacterias y protistas, generalmente unicelulares y planctónicos.

Los elementos restrictivos para el mejoramiento de la vida son algunos suplementos fundamentales, por ejemplo, el hierro, que son raros, y la rentabilidad más extrema se encuentra muy abierta a los elementos fríos de océanos y en ciertas áreas tropicales, contiguas a la parte continental, donde los arroyos hacen suplementos de afloramiento a partir de la base del océano.

Fuera de esos lugares, las áreas pelágicas (hacia el mar) de los ámbitos cálidos son desiertos orgánicos, con poco espesor de vida. Los ambientes marinos más extravagantes y complejos son tropicales, y son aquellos que crean una profundidad excepcionalmente superficial, solo un par de metros, ricos en vida bentónica, cerca de la costa. El modelo más claro de esto son los arrecifes de coral.

A pesar de la zona fótica, hay una vida marina floreciente en cada uno de los fondos marinos apagados y anchos, que depende, para su nutrición, de la materia natural que cae desde arriba, como desechos y cuerpos.

En unos pocos lugares donde las formas geotectónicas llevan a cabo aguas calientes cargadas con sales, los fabricantes principales son los organismos autótrofos, que adquieren la energía de respuestas sintéticas dependientes de sustratos inorgánicos, son vitales; El tipo de metabolismo que llamamos quimiosíntesis.

Contra sesgos específicos, el grosor normal de la vida es más prominente en las masas terrestres que en los mares en la biosfera establecida actualmente; a pesar del hecho de que, como el mar es significativamente más ancho, le correspondería aproximadamente la mitad de la generación primaria del planeta.

Continentes

En la parte continental, la cadena trófica comienza a partir de las plantas terrestres, fotosintetizadores que obtienen suplementos minerales de la tierra debido a estructuras similares con las que están amarradas, las raíces, que llevan el agua hacia el follaje, donde se disipan.

Por lo tanto, el principal elemento restrictivo en las masas terrestres es la accesibilidad del agua en la tierra, así como la temperatura, la cual varía mucho más en los océanos, donde el alto calor particular del agua garantiza una condición cálida extremadamente homogénea y estable. Por la razón mostrada, la biomasa, rentabilidad neta y variedad ambiental variada está distribuida de la siguiente manera:

  • Siguiendo una pendiente, con un máximo hacia el ecuador y una base en las localidades polares, en relación con la energía accesible.
  • Acumulados en tres grupos ampliados en latitud. El primero es el central, donde los aguaceros creados por el frente intertropical, que son de forma cenital, ocurren durante todo el año o se intercambian con una estación seca. Los otros dos, bastante simétricos, cubren el centro o las latitudes medias centradas, donde hay una riqueza mayor o menor de aguaceros ciclónicos, que van con las tempestades.

Entre estas zonas húmedas y de vida abundante, hay dos grupos simétricos de desiertos tropicales o lugares semi-desérticos, donde a pesar de que la biomasa es baja, la biodiversidad es alta. En las altas latitudes de las dos mitades del globo tenemos, por fin, las áreas polares, donde la poca cantidad de vida se aclara por la deficiencia de agua líquida y también por la ausencia de energía.

Biosfera profunda

Hace un tiempo, el nivel se estableció como el punto límite para la vida, un par de metros hacia abajo, hasta donde se expanden los cimientos subyacentes de las plantas. En la actualidad, hemos comprobado que no solo en los fondos marítimos existen sistemas biológicos que dependen de seres vivos quimiolitotróficos, sino que la vida de este compuesto se extiende a niveles profundos de la capa exterior.

Se compone de microorganismos y arqueas extremófilas, que obtienen la energía de los procedimientos sintéticos inorgánicos (quimiosíntesis). Florecen sin incertidumbre mejor en lugares donde aparecen ciertas mezclas de minerales inestables, que ofrecen un potencial para la energía química; sin embargo, la tierra es geográficamente un planeta aún vivo, donde los procedimientos internos aún crean las circunstancias de esa composición.

Homeostasis

La asociación de la vida depende de una cadena de mando de niveles de calidad de muchos lados, con marcos más pequeños que se clasifican para formar más grandes, más alucinantes y posiblemente más cambiantes. Estos son marcos auto-clasificados con varios grados de poder computarizado sobre su estado.

La discreción más extrema se encuentra en los niveles que llamamos células y formas de vida; A decir verdad, una célula hace el trabajo de tener un organismo que sea autosuficiente (un ser vivo unicelular). En menor grado, observamos el autocontrol, mediante instrumentos robóticos de entrada negativa, en el nivel de asociación de entornos.

Ciertos autores, como el propio Vernadski y más tarde James Lovelock, estimaron que el sistema biológico mundial muestra una probabilidad similar, es decir, la biosfera. La biosfera posee (aunque no con el mismo nivel de control de un ser vivo) las capacidades de homeostasis (dirección de su organización y estructura) y homeorresis (dirección del estado de ánimo de sus procedimientos internos y comercio).

 Astrobiología

La revelación de la biosfera profunda conlleva un cambio vital, hipotético y mental, que demuestra la idoneidad de la vida en condiciones deplorables y sin luz, a pesar de nuestras ideas pasadas.

La comprensión dinámica de lo que habla la biosfera terrestre, ha llevado a cabo una mejora de los pensamientos con respecto a la posibilidad de aparición de la vida en otros cuerpos planetarios, y su movimiento para dar forma a diferentes biosferas, extendiendo los parámetros de habitabilidad planetaria y equilibrando las preferencias.

Importancia de la litosfera

La litosfera es muy importante ya que es donde ocurren los procedimientos geográficos, y es el lugar donde se presenta la vida.La litosfera es la capa externa de la Tierra y está enmarcada por materiales resistentes, que incorporan el exterior continental, en algún lugar del rango de 20 y 70 km de espesor, y el casco marítimo o la pieza de superficie del manto unido, de alrededor de 10 km de espesor.

Se aísla en placas estructurales que se mueven gradualmente sobre la astenosfera, una capa de material líquido que se encuentra en el manto superior. La litosfera es de extraordinaria importancia para el trabajo de los ambientes.

Da un establecimiento en el que conviven la tierra, las plantas y las criaturas, y contiene numerosos minerales y componentes que son imprescindibles para el mejoramiento humano.Las personas han utilizado componentes de la litosfera (por ejemplo, oro, aluminio y roca) para crear productos indispensables.

La litosfera de Marte

Al igual que la litosfera de la Tierra, la litosfera de Marte es la pieza menos inflexible de la capa exterior de Marte y esta es más fría que el interior del planeta. En la Tierra, la litosfera se puede empujar, como una reacción del calor de la Tierra. El magma caliente asciende a la superficie y empuja la litosfera fría y áspera a un lado.litosfera

En esta línea, la litosfera se mueve y es derretida, y resulta ser una pieza del magma caliente que está aumentando, una vez más. En la Tierra, la reutilización de la litosfera evita que la litosfera se vuelva gruesa o densa.

No se parece en nada a la del planeta Tierra, el material de las rocas que incluye la litosfera de Marte, no tiene suficiente agua atrapada para permitir que el material rugoso se deslice entre sí mismo.

Dado que los segmentos de material rocoso no se pueden mover entre sí, la litosfera no puede mover el magma caliente dentro de Marte. Así que la litosfera permanece configurada y se espesa al enfriarse lentamente. Esta es la razón por la que Marte no tiene placas que avancen hacia su superficie. (Ver Articulo Sobre: Brazos de la via lactea).

Deja un comentario!